Internacional

OPINIÓN

Steve Bannon, estrella del Congreso del Frente Nacional francés

La presencia de Bannon en el Congreso del Frente Nacional francés busca darla un cierto aura triunfalista a una extrema derecha decaída.

Domingo 11 de marzo | 20:07

Invitado de honor al 16 Congreso del Frente Nacional (FN) francés, el ex consejero estratégico de Donald Trump buscó darle ánimo a la tropa frentista con la moral baja después de su derrota frente a Macron en las últimas presidenciales.

El representante de la cofradía de los anti-mundialistas arengó el día sábado a los presentes: "El eje izquierda-derecha es una invención del establishment y los medios para evitar que lleguen al poder" dijo, como días antes lo había hecho frente a la derechista AfD alemana o la Liga del Norte italiana, buscando alentar al "populismo mundial".

Para Marine Le Pen, que busca volver a cobrar impulso con miras en las elecciones europeas de 2019, su presencia es esencial ya que muestra que no está sola. En momentos que Trump aplica medidas proteccionistas sobre el acero y el aluminio, la presencia de Bannon venia como anillo al dedo para sus propósitos. Haciendo un paralelo entre las situaciones económicas a ambos lados del Atlántico, Bannon afirmó que la extrema derecha formaba "parte de un movimiento más grande que Francia, Polonia, Italia o Hungría" (países donde formaciones de ese carácter tienen fuerte peso o gobiernan). "No estamos solos en esta pelea", dijo Marine Le Pen. "Esta división entre mundialistas y nacionales atraviesa a todo el mundo y conducirá a la recomposición de la política mundial".

En su parte más polémica, Bannon alentó a sus homólogos franceses a ser más abiertamente reaccionarios: "¡Dejen que los llamen racistas, xenófobos, nacionalistas! Tomenlo como una insignia de honor, ya que cada día que pasa nos volvemos más fuertes”. Esta retórica fascista desembozada va al encuentro de la política de desdiabolizacion del FN, cuyo nuevo nombre Rassemblement national propuesto en el Congreso es el último paso de normalización de ese partido de extrema derecha para que de ahora en más sea visto como un partido de gobierno.

Pero la realidad es que, detrás de este cambio de fachada, la presencia estelar de Bannon actuó para disimular que las contradicciones que llevaron a la derrota del FN en las últimas presidenciales no están en lo más mínimo resueltas. Es que el FN no logra resolver la ecuación que le permita superar los límites entre la línea más abiertamente populista y anti europea que le permitió al FN obtener una base popular y la necesidad de una política seria de alianzas a derecha que le permita alguna vez gobernar.

No por casualidad en su cuenta de twiter, Marine Le Pen agradeció fuertemente al "amigo americano" en los siguientes términos: "Un verdadero placer y un honor escuchar a quien inspiró la campaña de Trump en 2016". Pero para Marine ser la Trump francesa en 2022 es todavía más un sueño que una realidad.






Temas relacionados

Stephen Bannon   /   Marine Le Pen   /   Francia   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO