Mundo Obrero Estado Español

TAXI, LIBRE Y DESOCUPADO

Taxista asalariado: “la situación ya era precaria antes de la pandemia, ahora es mucho peor”

Conversamos con Pedro, trabaja como asalariado del taxi y nos cuenta como era la situación de los trabajadores antes y después de pandemia, un sector precarizado y totalmente olvidado por sindicatos y en mano de las asociaciones empresariales del taxi y de los llamados floteros, que son los que ponen las condiciones con las que se rige el sector.

Viernes 8 de mayo de 2020 | 13:54

¿Como era la situación de los asalariados del taxi antes de la pandemia?

Bueno, la situación en el sector es muy precaria. Tenemos que trabajar una media de 14 horas diarias para poder sacar un sueldo medianamente digno, esto influye también en la conciliación familiar, ya que trabajando tantas horas es prácticamente imposible mantener una relación estrecha con tu familia, tener un espacio de ocio en el que poder estar con tus amigos, hacer deporte o actividades que te gusten.

Esta cantidad de horas tenemos que hacerlas por los acuerdos que estas obligado a aceptar para poder trabajar como son el cobro a porcentaje de la recaudación, que oscila entre el 40 y el 50 por ciento (en el mejor de los casos) y pagando el combustible.

Luego están los fijos, que es como pagar un alquiler por el taxi para trabajarlo. Esta práctica, teóricamente está prohibida, pero en la realidad existe y está muy extendida.

Los fijos oscilan entre los 90 y 120 euros diarios y como en el caso anterior hay que sumar el gasto de combustible, aproximadamente unos 300 a 350 euros mensuales. Las vacaciones no las pagan, los días que esta el coche parado por avería o accidente también salen de nuestro bolsillo. Así que como dije antes, la situación ya era bastante precaria antes de la pandemia, pero ahora es mucho peor.

De eso mismo quería preguntarte, ¿en qué situación se encuentran ahora mismo los trabajadores y trabajadoras del taxi?

Estoy hablando con compañeros y la situación es prácticamente la misma para todos, no hemos cobrado ni un céntimo desde que nos despidieron. Como puedes imaginar la economía doméstica está muy tocada, el poco dinero que hemos podido ahorrar ahora mismo está bajo mínimos, en otros casos se sustenta gracias a que sus parejas siguen trabajando, con el riesgo de poder infectarse en los desplazamientos o en el centro de trabajo y llevar el virus a casa

¿Cómo fueron los despidos?

A mí en particular me hicieron un despido improcedente, sin cobrar liquidación ni indemnización, condición que tuve que aceptar si quería volver a ser contratado, aunque a día de hoy tengo mis dudas si volveré a ser contratado. Otros compañeros están con ERTES y sin ningún tipo de información por parte de la administración, a estas alturas no saben cuándo cobraran.

¿Cómo crees que será la vuelta al trabajo?

Creo que la vuelta, aparte de ser muy lenta, va a ser muy complicado que se vuelvan a hacer las mismas recaudaciones y por lo tanto los acuerdos con los respectivos jefes va a implicar unas negociaciones muy duras. Seguramente ellos no estén dispuestos a renunciar a sus ganancias y esto implica la reducción de las tuyas, sin ningún tipo de miramiento.

Antes de la entrevista me has comentado que vienes participando en una asociación que lucha por mejorar las condiciones de trabajo de los asalariados del taxi. ¿Podrías comentarme brevemente en que consiste y cuales son vuestros objetivos?

Dada la situación tan precaria en la que nos encontramos, algunos conductores decidimos agruparnos en una asociación, la Unión de Conductores Asalariados del Taxi (U.C.A.T). Esta asociación tiene como objetivo principal que se cumpla el convenio, esto significa: trabajar 8 horas, tener un salario mínimo de 1400 al mes, que se paguen las vacaciones, en caso de baja o avería del vehículo cobrar la nómina íntegra, entre otras reivindicaciones.

Para conseguir estos objetivos necesitamos abrir una sección sindical en un sindicato, aún sin definir, y así poder modificar el actual convenio que fue redactado por la patronal y aceptado sin ningún tipo de reparo por los sindicatos mayoritarios y sin representación de los conductores. El convenio ya lo tenemos redactado, con todas las modificaciones que hemos visto oportunas. Esperamos que más conductores se sumen a esta iniciativa puesto que es una mejora cualitativa dentro del sector.

***

El caso de Pedro no es excepcional. En todos los sectores somos las trabajadoras y trabajadores los grandes damnificados de esta crisis, como lo fuimos después de la crisis del 2008, sólo que esta parece que será mucho peor.

También podemos comprobar como los gobiernos, uno tras otro, ya sean conservadores o "progresistas", con sus medidas vienen atacando nuestras condiciones de vida mientras velan por defender los beneficios de los capitalistas, para que una vez más seamos la clase trabajadora quienes paguemos esta crisis.

Por eso ahora más que nunca la clase trabajadora tenemos que unir fuerzas y toda la rabia convertirla en lucha para combatir a este capitalismo depredador que nos devora, como hemos comprobado de primera mano. Solo el pueblo salva al pueblo.






Temas relacionados

#covid19    /   #coronavirus   /   Covid-19   /   Pandemia   /   Coronavirus   /   Taxistas   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Precariedad laboral

Comentarios

DEJAR COMENTARIO