Sociedad

HIDROCARBUROS

Tras consulta popular prohíben en Escocia el fracking petrolero

Por motivos ambientales pero también por los escasos beneficios económicos. El 99 % de los 60 mil escoceses consultados rechazaron el método que está prohibido en Francia, Bulgaria, Gales e Irlanda.

Roberto Andrés

@RoberAndres1982

Martes 10 de octubre | 17:10

El pasado 3 de octubre el Gobierno de Escocia anunció la prohibición del fracking petrolero en su territorio, un polémico método de extracción de hidrocarburos que arriesga seriamente el ambiente y la salud de los habitantes de los lugares en los que se aplica. La medida contó con el respaldo de todos los grupos parlamentarios menos con el del Partido Conservador

El secretario de Energía escocés, el nacionalista Paul Wheelhouse, anunció desde el Parlamento de Holyrood, en Edimburgo, que en el país celta la moratoria sobre el fracking durará indefinidamente: “La decisión que estoy anunciando hoy significa que el ’fracking’ no tiene lugar y seguirá sin tener lugar en Escocia”. Esto un año después de que la premier Theresa May diera el visto bueno para que en el 64 % del territorio nacional se aplique la “fractura hidráulica” para la extracción de gas natural y petróleo.

Quizás te interese: Vaca Muerta: llevan ante la ONU el reclamo mapuche contra el fracking petrolero

El Comité Auditor Ambiental del Parlamento británico concluyó que los planes de explotación de shale gas en el Reino Unido son “incompatibles con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 en un 80 % de aquí al 2050” y recalcó “las incertidumbres que existen sobre el impacto del fracking en el suministro de agua y en la salud pública”.

La decisión se tomó luego de que hasta el 99 % de los 60 mil escoceses consultados rechazaran el polémico método. Las razones son principalmente ambientales pero también se debe a los escasos beneficios económicos.

En el Reino Unido las primeras perforaciones de gas y petróleo de esquisto (producido a partir de esquistos bituminosos) ocurrieron en 2011 y fueron relacionadas con movimientos sísmicos en Blackpool, forzando una primera moratoria nacional que fue levantada tiempo después por el Gobierno de David Cameron. El procedimiento consiste en inyectar agua a altas presiones para romper rocas de esquisto bajo la superficie con el objetivo de liberar hidrocarburos que se filtran finalmente en napas subterráneas, y ha sido prohibida o tiene moratoria en países como Francia, Bulgaria, Gales e Irlanda.

La premier Theresa May decidió hace un año dar un doble impulso al fracking y a la energía nuclear, al tiempo que suprimía el hasta entonces llamado Departamento de Energía y Cambio Climático. Una de las primeras licencias concedidas fue precisamente a la empresa de energía Cuadrilla en el condado de Lancashire, escenario testigo de una gran lucha protagonizada por los grupos ecologistas locales contra el fracking.






Temas relacionados

Fracking   /   Escocia   /   Ecología y Medioambiente   /   Sociedad   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO