SUPLEMENTO

Un Contrapunto desde el marxismo para tiempos convulsos

PRESENTACIÓN

Ilustración: New planet, Konstantin Fedorovich Yuon (1921).

Un Contrapunto desde el marxismo para tiempos convulsos

Comité de Redacción Contrapunto

Contrapunto, un suplemento de política, cultura y teoría marxista de Izquierda Diario.

Contrapunto nace en un momento político marcado por múltiples contradicciones e incertidumbres en el escenario político español, expresiones de una crisis orgánica en términos del marxista italiano Antonio Gramsci, que no termina de resolverse. Nuevas elecciones, un juicio aberrante contra los presos políticos catalanes, la irrupción de la extrema derecha en el ya fragmentado régimen de partidos y la crisis de Podemos son tan solo algunos de sus ingredientes.

Y si ampliamos el foco hacia el panorama mundial, nos encontramos con tendencias a la polarización política, el crecimiento de fenómenos populistas de la derecha xenófoba en varios países, una línea de fractura cada vez más honda en los cimientos del proyecto imperialista europeo, ofensivas golpistas del imperialismo como en Venezuela y crecientes tensiones entre las potencias, con la sombra de una nueva recesión sobrevolando el horizonte.

Pero estos tiempos de crisis, en el marco del fin de ciclo neoliberal, son propicios también para que la emergencia de la lucha de clases sacuda los viejos hábitos de las rutinas políticas y sindicales, como viene ocurriendo en Francia con la irrupción de los chalecos amarillos. Procesos de movilización donde la intervención directa de las masas hace reaparecer en las calles el fantasma de la revolución. También hemos visto importantes huelgas obreras como en Amazon, Movistar o Coca Cola, huelgas de los empleados públicos en Portugal o huelgas generales como en Bélgica.

Son tiempos favorables, a su vez, para el desarrollo de nuevas formas de pensar, como muestra la creciente adhesión -aunque sea de forma aún incipiente y sentimental- a la idea del socialismo entre jóvenes milennial en Estados Unidos, o las huelgas de estudiantes muy jóvenes -la llamada generación z- en varias ciudades europeas contra el cambio climático con la consigna “no tenemos un planeta B”, o “para qué voy a aprender a conjugar los verbos en futuro si no tendremos futuro”. En el mismo sentido es sintomático el fuerte sentimiento antimonárquico entre los estudiantes españoles que por primera vez en 40 años de régimen “atado y bien atado” organizaron consultas sobre la forma de Estado en más de 30 universidades y donde miles de personas votaron por la república y por abrir procesos constituyentes para “decidirlo todo”.

El movimiento de mujeres aparece hoy como uno de los movimientos sociales más dinámicos a escala internacional. Desde el grito de “Ni una menos, vivas nos queremos” en Argentina contra la violencia machista, a las movilizaciones por el derecho al aborto en Polonia, o las grandes manifestaciones de las mujeres contra Trump en Estados Unidos. La huelga de mujeres 8M tuvo un hito en 2018 en el Estado español, con el paro de dos horas de los sindicatos mayoritarios y la huelga de 24 horas de la izquierda sindical, otorgándole al movimiento mayor profundidad. El hecho de que el movimiento de mujeres haya tomado la idea y el método de la huelga, propios de la tradición de la clase obrera, es también indicativo de que algo profundo está cambiando. Al calor del movimiento, además, se está produciendo una gran politización de miles de mujeres trabajadoras y jóvenes, lo que fortalece la construcción de una tendencia feminista anticapitalista, antirracista, revolucionaria y de clase.

*

En el ámbito del debate de ideas, durante las últimas décadas dominaron teorías posmarxistas y posmodernas de todo tipo. Estas comparten algunos presupuestos, como la disolución de la centralidad de la clase obrera, la sobreestimación del discurso por sobre las contradicciones materiales y una desconfianza absoluta contra todo intento de explicación del capitalismo como totalidad. Desde Contrapunto buscamos recrear esas premisas desde el marxismo revolucionario, un punto de vista necesario para poder proponer una transformación radical de la sociedad-.

Como señaló en su momento Terry Eagleton acerca del posmodernismo:

“Nos encontramos ahora confrontados con la situación levemente farsesca de una izquierda cultural que mantiene un silencio indiferente o vergonzante sobre ese poder que es el color invisible de la vida cotidiana, que determina nuestra existencia -a veces así literalmente- en casi cualquier lugar, que decide en gran medida el destino de las naciones y los sanguinarios conflictos entre ellas. Es como si casi toda otra forma de sistema opresivo -estado, medios de comunicación, patriarcado, racismo, neocolonialismo-. pudiera ser prontamente debatida, pero no la que con harta frecuencia impone la agenda de todos esos asuntos, o está implicada finalmente con ellos hasta sus raíces. El poder del capital es ahora tan terriblemente familiar, tan sublimemente omnipotente y omnipresente que incluso vastos sectores de la izquierda han logrado naturalizarlo, tomándolo por garantizado como una estructura tan inconmovible que es como si apenas tuvieran coraje para hablar de él.”

El ascenso del nuevo reformismo se manifestó en el Estado español como una combinación de muchos de estos postulados posmodernos, significantes vacíos laclausianos y nostalgia eurocomunista, con la reapropiación de la idea gramsciana de hegemonía en clave reformista.

Peo cuando se cumplen cien años del asesinato de Rosa Luxemburg viene bien recordar su polémica con Bernstein acerca de las posibilidades de lograr una reforma o humanización del capitalismo: “Cuando Bernstein propone transformar el mar de la amargura capitalista en un mar de dulzura socialista volcando progresivamente en él botellas de limonada social reformista, nos presenta una idea más insípida, pero no menos fantástica”.

*

Se cumple ya una década desde que la crisis de Lehman Brothers diera inicio a la profunda crisis capitalista que afectó especialmente a los países del sur de Europa. Y se cumplen cinco años desde la irrupción de Podemos, que junto con Syriza suscitaron grandes expectativas en la izquierda a nivel internacional. Esas ilusiones, sin embargo, fueron rápidamente defraudadas. La capitulación de Syriza frente a la Troika fue saludada por Podemos como un “baño de realidad”, una resignación conformista ante la idea de que “no se puede” ir más allá del estatus quo y las políticas que imponen los grandes poderes financieros y los capitalistas. Desde entonces, hemos visto una incesante adaptación los “partidos del cambio” a los marcos del viejo régimen, lo que culmina en su apoyo al gobierno social-liberal del PSOE. En el marco de la crisis de estos proyectos, consideramos que es más importante que nunca desarrollar un importante debate de ideas y estrategias, para recuperar la hipótesis de una izquierda anticapitalista, revolucionaria y de clase, con la perspectiva de construir un partido revolucionario, algo por lo que luchamos desde la CRT. Con ese objetivo iniciamos este Contrapunto.

En este primer número de Contrapunto publicamos dos artículos que abordan importantes debates en el movimiento de mujeres, como aportes para pensar una estrategia para terminar con esta sociedad patriarcal y capitalista. En la sección de política, un artículo sobre la crisis del régimen en el Estado español y los debates actuales en la izquierda. Un repaso a través del pensamiento marxista sobre la emancipación de las naciones oprimidas y la cuestión nacional. También publicamos una importante declaración firmada por más de 200 intelectuales de todo el mundo, impulsada por el nieto de León Trotsky, Esteban Volkov, y el CEIP “León Trotsky” de Argentina y México para repudiar las mentiras de la serie de Netflix sobre el revolucionario ruso. Y compartimos un artículo sobre la importancia de recuperar la obra y estrategia revolucionaria de Trotsky en tiempos actuales. Recomendamos una película y un libro con dos reseñas culturales.

El suplemento de política, cultura y teoría marxista de Izquierda Diario llega con una frecuencia quincenal con reseñas culturales, debates, polémicas y análisis. Te invitamos a leer, compartir y comentar.

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DE ESTA EDICIÓN
CATEGORÍAS

[CRT]   /   [Unidos Podemos]   /   [Izquierda europea]   /   [Lucha de clases]   /   [Podemos]   /   [Marxismo]   /   [Izquierda española]   /   [Entrevista]

Comité de Redacción Contrapunto

COMENTARIOS