Internacional

SÁHARA OCCIDENTAL

Veinte años de cárcel por manifestarse en el Sáhara ocupado

Tras un proceso sin la más mínima garantía, y habiéndose expulsado a los observadores de DDHH, condenan al joven activista saharaui Faraji Dada.

Jueves 5 de marzo

El Tribunal de primera instancia de El Aaiun, capital del Sáhara Occidental ocupado, condenó este miércoles al activista saharaui Faraji Dada a una pena de 20 años de cárcel.

El joven había sido detenido el pasado mes de diciembre en su localidad, Smara, por su participación en 2017 en una serie de manifestaciones que tuvieron lugar en dicha ciudad.

Las autoridades marroquíes le imputaron delitos de daños contra un vehículo policial y "violencia contra funcionarios públicos". Unos cargos para los que la acusación no presentó pruebas concluyentes y que el joven y su abogado, Mohamed Fadel Lilli, negaron en todo momento.

El juicio, como es habitual, se realizó sin las más mínimas garantías. La defensa había solicitado la presencia de observadores internacionales en el mismo, pero fueron denegados.

La abogada española Ana Sebastián, del Observatorio Aragonés para el Sahara Occidental, se llegó a desplazar a El Aaiun, para estar presente en el proceso que comenzó el pasado 26 de febrero.

El gobierno del Estado español, que en las últimas semanas ha tenido diversos gestos de respaldo a la ocupación marroquí del Sáhara Occidental, ha mantenido un silencio complaciente con este nuevo caso y la expulsión de la abogada Ana Sebastián.

Sin embargo, tal y como denunció dicho Observatorio “La letrada española fue abordada a su llegada al aeropuerto de El Aaiún, a pie de escalera del avión, por más de 6 agentes marroquíes sin uniformar, quienes sin explicación alguna la condujeron a la terminal separándola del resto del pasaje, y una vez allí le pidieron su documentación consistente en pasaporte y acreditación oficial del Consejo General de la Abogacía Española para su asistencia al juicio y labor de Observación Jurídica en el Territorio del Sáhara”. Poco después fue conducida a un avión para ser devuelta al Estado español.

Faraji Dada se suma así a la larga lista de presos y presas políticas saharauis que cumplen condema en la llamada "Prisión Negra" de El Aaiun. Un centro penitenciario recurrentemente denunciado por organizaciones de derechos humanos por la práctica sistemática de torturas.

Se da la circustancia que entre estos presos se encuentra también Mohamed Dada, hermano de Faraji, un joven saharaui del grupo de estudiantes conocido como “Grupo El Uali”, que fue arrestado en 2016 y sentenciado a 10 años de prisión.

El gobierno del Estado español, que en las últimas semanas ha tenido diversos gestos de respaldo a la ocupación marroquí del Sáhara Occidental, ha mantenido un silencio complaciente con este nuevo caso y la expulsión de la abogada Ana Sebastián.






Temas relacionados

Sahara   /   Saharauis   /   Marruecos   /   Libertades Democráticas   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO