www.izquierdadiario.es / Ver online / Para suscribirte por correo o darte de baja, haz click aquí
La Izquierda Diario
31 de octubre de 2020 Twitter Faceboock

ENTREVISTA CON NURIA MARTÍ DE ARRAN
“La intención inicial de Podemos era hacer pequeñas reformas a base de no cambiar nada”
Pablo Castilla | ContraCorrent Barcelona

Entrevistamos a Nuria Martí, portavoz nacional de la organización juvenil de la izquierda independentista ARRAN. Hablamos con ella de su visión sobre el nuevo gobierno de coalición, el balance del processisme, el rol de la juventud durante las recientes movilizaciones en Cataluña y la militancia.

Link: https://www.izquierdadiario.es/La-intencion-inicial-de-Podemos-era-hacer-pequenas-reformas-a-base-de-no-cambiar-nada?id_rubrique=2653

Estamos ante un nuevo gobierno en el Estado Español que se autodenomina progresista. No obstante, no ha tardado mucho en desmontar algunas de las ilusiones que podía haber: Nadia Calviño como continuadora de las políticas neoliberales, los partidos del gobierno oponiéndose a la huelga de Euskal Herria, el veto de la Mesa del Congreso a la iniciativa del CUP para la comparecencia del Rey emérito o la condecoración a los policías que a finales del año pasado reprimieron las protestas contra la sentencia del procés. ¿Cuáles son los retos de la izquierda anticapitalista ante una situación como esta?

El mayor reto que tenemos es mostrar las contradicciones tanto del PSOE como de Unidas Podemos y en general de todo aquel programa político que, a pesar de autodenominarse progresista, no plantea en ningún caso romper con el sistema económico capitalista. Hace falta que nos dirijamos a la clase trabajadora que todavía sigue en esta trampa.

Por lo tanto, el reto más importante es ser un movimiento útil que sepa plantear un horizonte revolucionario para las clases trabajadoras, realizable y que incluya al conjunto de la clase. Resulta una tarea dura que requiere trabajo, inteligencia y sentarse a estudiar.

Como bien dices, a pocos días de formarse el nuevo gobierno ya se han visto algunas de sus contradicciones. De hecho, hace unos días veía un tuit de Pablo Iglesias de hace tiempo criticando la institución de la monarquía y ahora hace poco veíamos como normalizaba la figura del monarca español.

No obstante, las contradicciones de estos partidos estallan cuando tienen una mayor esfera de poder y mediática. Aun así, falta profundizar mucho más en una tarea consistente en mostrar que no se trata únicamente de dos partidos, sino de un sistema político, económico e ideológico, frentes dónde como marxistas-leninistas tenemos que estar. Necesitamos hacer una propuesta que sea nuestra, clara, nítida y honesta. Así pues, para Arran y para el conjunto de la Esquerra Independentista esto pasa por la tarea militante que hacemos y para que sea un movimiento propio de la clase trabajadora.

Ahora que comentabas los tuits de Pablo Iglesias, hay una parte de la juventud, los nacidos del 2000 en adelante, que hemos llegado a la vida política viendo a Podemos integrarse en este Régimen del 78. ¿Qué perspectivas puede tener nuestra generación ante este proceso que se abre y que recuerda bastante a la llamada Transición?

Sin duda negativas; son pocas las esperanzas que puedan tener en Unidas Podemos. La generación nacida en los 90 que pudimos vivir el 15-M hemos visto cómo rápidamente han abandonado un discurso que ya era descafeinado pero que pretendía ser progresista y rompedor, cuando no era nada más que socialdemocracia. Esta evolución tan rápida nos ha evidenciado que las intenciones iniciales de Podemos eran hacer pequeñas reformas a base de no cambiar nada.
No hay un posible cambio ni mejora que sea total si se continúa dentro del sistema capitalista. A pesar de no obviar cuánto peor podría ser, nosotras intentamos siempre imaginar cuál sería la mejor situación para el proletariado catalán e internacional. Podemos y PSOE se han mostrado incapaces y sin voluntad de representar a nuestra clase, puesto que están alineados con la burguesía.

Antes has hablado de la importancia de la militancia, precisamente en una época en la cual militar podríamos decir que “no está de moda”. ¿Qué importancia le dais a la hora de cambiar la situación? ¿Cómo la entendéis?

Creemos que es de vital importancia que el proletariado tenga sus propias organizaciones de militancia. Tenemos que dotarnos de estructuras y programa propio; hablar nuestro propio lenguaje y no fijarnos en cambiar un poco el lenguaje y el modus operandi de las estructuras propias de la burguesía.

La militancia es una cosa constante que no se para nunca, quiere decir estar en todos los frentes y requiere de una ética revolucionaria constante. Entendemos la militancia como una combinación de la teoría y de la praxis como dos cosas inseparables que nos hace crecer como ser humano en tanto que formamos parte del colectivo.

Si bien es cierto que se ha desprestigiado y se dice que no sirve, las militantes de Arran podemos asegurar que sí sirve, cada vez somos más y la acumulación de fuerzas es mayor. Si queremos ser revolucionarias y efectuar todas nuestras ideas en el plano de la realidad material, tenemos que militar y entregarnos a nuestras ideas y causa que es la de nuestra clase.

Por otro lado, la investidura de Pedro Sánchez no hubiera sido posible sin el apoyo de ERC. Además, hay que añadir la actuación represiva de los Mossos d’Esquadra dirigidos por la Generalitat el pasado octubre. Después de años de processime, ¿qué conclusiones extrae la juventud de Arran?

A nosotros nos sorprende cuando se acusa a PdCat y ERC de ser traidores porque para nosotros nunca han sido de los nuestros. Nunca hemos pensado que la independencia dels Països Catalans fuera posible con estos partidos, puesto que son organizaciones que pertenecen a la clase burguesa. Todos los partidos políticos son de clase y nosotros no tenemos miedo a decir que somos de la clase trabajadora.
Así pues, no nos ha sorprendido la represión, dado que en todos los frentes en los cuales ha luchado el proletariado desde la construcción de la democracia burguesa del 78 ya nos han reprimido: en las huelgas estudiantiles, laborales, los desahucios y en general en cualquier acto de cuestionamiento al régimen.

A pesar de que no hemos confiado nunca, ahora resulta un momento interesante porque se les ha caído la careta.

Antes comentábamos la enorme movilización vivida en todo Cataluña contra la sentencia. En este sentido, el papel de la juventud fue absolutamente protagonista, ocupando las calles día y noche y enfrentando la represión. ¿Cuáles son las potencialidades y límites del papel que puede jugar la juventud a la hora de lograr la independencia?

No creemos que la juventud tenga unas cualidades esenciales o naturales para acontecer sujeto revolucionario, esto pasa por su militancia e integración dentro de una organización revolucionaria propia de su clase.

Por otro lado, parece bastante de cajón que la juventud sea una parte de la clase trabajadora que más ha participado de las protestas, puesto que somos una generación que todo lo que hemos vivido es crisis económica, represión y miseria por nuestras familias, amigas y gente de nuestro alrededor. Así pues, cuando las organizaciones revolucionarias hemos intentado mostrar todo esto, la juventud ha tomado una conciencia no nacional, sino de clase. Respecto a los límites, el principal sería que todo se quedara en las protestas que se vivieron o que la juventud no se implique día a día en la militancia revolucionaria. Todas las jóvenes y adultas hacemos falta en tanto que somos una misma clase.

No obstante, es cierto el desprestigio de la militancia revolucionaria y el momento de derrota ideológica que vive el marxismo-leninismo, hace falta pues revalorizar nuestro convencimiento.

Y es que, si hablamos de represión, los y las jóvenes somos uno de los sectores más perseguidos, especialmente la izquierda independentista. ¿Cómo se pueden desarrollar de estrategias antirrepresivas en los centros de estudio, las universidades o los institutos?

En cuanto a los centros de estudio, nosotras tenemos como referencia a nuestras camaradas del SEPC, las cuales han demostrado sobradamente hacer frente con mucho coraje y acierto en la lucha antirrepresiva. La respuesta pasa de nuevo por estar organizadas y unidas en nuestras propias organizaciones, las cuales tienen que continuar con la tenacidad que han tenido siempre, sin que la represión condicione la acción política que queramos desarrollar. No obstante, la debemos tenerla en cuenta dado que es real.

En este sentido, la acumulación de fuerzas resulta muy importante para afrontar la represión y ser innovadoras en nuestra metodología de lucha, así que celebramos la diversidad de métodos de lucha que se activaron con la sentencia del procés. Ante la escalada de la violencia, también hubo un crecimiento en la determinación de la gente a utilizar su propia violencia y sus mecanismos de autodefensa. En el claroscuro que pasa de la autodefensa a la ofensiva, la represión ya no puede con nosotros.

Finalmente, no podemos acabar la entrevista sin hablar del 8-M. Las últimas huelgas feministas han sido un gran éxito, con una gran participación estudiantil. Sin embargo, este año ni los sindicatos trabajadores ni estudiantiles convocan. ¿Qué posición tiene Arran al respecto?

La huelga general feminista, igual que todas las huelgas de trabajadoras, nos parece una herramienta fundamental para desplegar nuestra lucha y nuestra teoría revolucionaria mediante la praxis revolucionaria.

El movimiento feminista y el movimiento anticapitalista revolucionario nos hemos estado reuniendo, debatiendo y tratando de tejer la mejor forma de protagonizar este 8-M del 2020. También existen otras formas de lucha muy combativas y legítimas que tampoco se desvían de la lucha de clases, así que debatiendo y organizándonos mutuamente llegaremos algún acierto para este reto.

Las jóvenes trabajadoras tenemos muchos motivos para hacer huelga y no solo aspirar a reformas o mejoras parciales de nuestras vidas. Además, el hecho de hacer huelga con el conjunto de nuestra clase es un golpe directo al capital. Resulta muy interesante que la juventud aprenda y tenga una escuela de formación cotidiana en estos ámbitos.

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ IzquierdaDiarioEs
@iDiarioES
[email protected]
www.izquierdadiario.es / Para suscribirte por correo, haz click aquí