www.izquierdadiario.es / Ver online / Para suscribirte por correo o darte de baja, haz click aquí
La Izquierda Diario

Jueves 20 de Junio de 2019

Twitter Faceboock

FRANCIA
Chalecos amarillos recargados: derribaron la puerta de la oficina del portavoz de Macron
Julien Anchaing

“El movimiento de los chalecos amarillos se convirtió en un trabajo de agitadores que quieren derrocar al gobierno.” Tomando nota de la sugerencia de Benjamin Griveaux, secretario de Estado y portavoz del gobierno francés, los chalecos amarillos llegaron el sábado y destrozaron la puerta de su oficina, forzando una evacuación de emergencia.

Link: http://www.izquierdadiario.es/Chalecos-amarillos-recargados-derribaron-la-puerta-de-la-oficina-del-portavoz-de-Macron?id_rubrique=2653

Además de esa acción radical que representa una crisis para el Estado, al ver una de sus instituciones directamente cuestionadas, los chalecos amarillos desafiaron la quietud que tanto anhela el gobierno.

Benjamin Griveaux es un portavoz a imagen y semejanza de su gobierno, representativo de las políticas ajustadoras y del desprecio de clase que conllevan las declaraciones del presidente Macron. Así, Griveaux recibió una respuesta contundente a sus ultimas declaraciones: “Los agitadores que quieren la insurrección” o “el gobierno manejando la situación”, el gobierno “ya respondió a todas las demandas de los chalecos amarillos”.

En medio del octavo acto de movilización de los chalecos amarillos en todo el país, con acciones radicales como una ofensiva sobre la Asamblea Nacional o la edificación de barricadas en varias ciudades como en Caen, el ataque a las oficinas del secretario de Estado, Griveaux, fueron expresión de una crisis para el Estado francés que muestra su impotencia frente a la situación política actual.

Tomando por prestada una camioneta de construcción publica, un grupo de challecos amarillos irrumpió en una de las principales instituciones del gobierno actual, forzando a una evacuación de emergencia de Griveaux. Es una importante crisis de legitimidad para las instituciones de poder francesas que se intentaron mostrar como “defensoras de la República Francesa y de toda Francia”.

Entrando brevemente en el ministerio, los chalecos amarillos, huyeron en minutos para no terminar identificados o arrestados. La acción fue parte de las movilizaciones que se daban en toda la ciudad, y apareció como uno de los hechos más radicales que tuvo el movimiento este sábado, aunque el gobierno apostaba a la posibilidad de imponer una estrategia de una institucionalización del movimiento mediante el llamado a un “Gran Debate Nacional”.

En París, se organizaban barricadas, en Lyon, se bloqueó el paso directo de una de las principales autopistas del país (A7), en Bordeaux más de 10000 personas se movilizaron. Una radicalización y la vuelta a las calles de sectores ausentes durante las vacaciones (por navidad y el fin de año) que demuestran que el movimiento logró transcender a 2019.

Después de un sábado caliente para el gobierno, el domingo se organizó una marcha de mujeres en todo el país donde, sobre todo en París, se movilizaron organizadas con chalecos amarillos, contra la represión, contra la opresión, con la presencia de sectores de mujeres precarizadas, trabajadoras y de amas de casas. Marchando hacia la Bastille, las organizadoras recordaban que “durante la Revolución Francesa las mujeres abrían las columnas para ir a buscar el rey”.

Entre vías de radicalización y de expansión a sectores aliados, el movimiento de los chalecos amarillos sigue buscando su camino, consciente de su límite estructural de falta de organización, sin portavoces elegidos y con demandas muy heterogéneas. Sin embargo, en Toulouse, se expresó una voluntad de romper con ese límite importante: los chalecos organizaron una asamblea general que tenía por objetivo denunciar la absoluta ausencia de los sindicatos del movimiento actual. La asamblea de más de 200 personas decidió una acción de interpelación a los sindicatos con una consigna “todos juntos hacia la huelga general”.

“Abajo del chaleco amarillo, somos muchas veces trabajadores, desocupados, jubilados, precarizados, madres solteras, etc...” Con varias consignas, llaman a los activistas sindicales más combativos y convencidos de la necesidad de coordinación con los chalecos amarillos, para pelear por la participación de sus organizaciones y la construcción de la huelga general, contra la pasividad que le imprimen las direcciones sindicales. Una demostración más de parte de los chalecos amarillos de la urgencia de coordinar con el movimiento obrero organizado.

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ IzquierdaDiarioEs
@iDiarioES
info@izquierdadiario.es
www.izquierdadiario.es / Para suscribirte por correo, haz click aquí