Economía

CAPITALISMO Y HAMBRE

56 millones de personas pasan hambrunas por las guerras imperialistas

Según dos agencias de la ONU, los conflictos han dejado a más de 56 millones de personas en una situación de crisis alimentaria, tras analizar los casos de diecisiete países sumidos en la violencia.

Juan Romero

Madrid | @jromelasco

Viernes 29 de julio de 2016 | 17:05

Foto: Oxfam

El informe desgraciadamente cita la violencia y el conflicto, como si fuera un mal del que nadie tiene la culpa, como si las guerras no tuvieran sus patrocinadores y no fueran en el fondo un lucrativo negocio.

Mientras que la mitad de la riqueza mundial está en manos del 1% de la población mundial (Informe Oxfam, 2016), 56 millones de personas están en situación de hambruna, siendo especialmente preocupante en Yemen, Sudán del Sur, Burundi y la cuenca del lago Chad. Países que pese a estar considerados sumamente pobres tienen reservas de petróleo, gas, uranio, litio y oro, entre otros productos. Es decir, son pobres por culpa del imperialismo del primer mundo que en alianza con las elites regionales les sumen en la esclavitud y la miseria.

La Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) entregaron un informe al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre la inseguridad alimentaria en esos países debido a la violencia.

Alrededor de la mitad de la población yemení, 14 millones de personas, sufren crisis de hambre, mientras que en Siria se estima que 8,7 millones de personas necesitan con urgencia ayuda alimentaria. Asimismo, se calcula que el 89 % de todos los refugiados sirios que actualmente viven en el Líbano requieren ayuda alimentaria urgente.

Por otra parte, se refiere a la violencia del grupo yihadista Boko Haram, que ha triplicado el número de desplazados en los últimos dos años en la región del lago Chad, que abarca Nigeria, Níger, Chad y Camerún, lo que ha elevado los niveles de hambre y malnutrición.

Tras los últimos atentados en Europa, los Gobiernos de estos países están asumiendo cada vez más un discurso chovinista, excluyente y derechista, apostando por un denodado racismo que va encaminado en parte a ocultar con el miedo estas cifras, que son el resultado de la riqueza sobre la que viven las clases dominantes de varios países europeos.

En el siglo XIX, Francia, Bélgica y Holanda se dedicaron a colonizar África y Oriente Medio, posteriormente la colonización directa fue reemplazada por el imperialismo, sumiendo a la mayoría de los estados africanos y de Oriente Medio en la pobreza y la miseria.

La FAO y el PMA destacaron que el conflicto es una de las principales causas del hambre, ya que destruye los cultivos, el ganado y la infraestructura agrícola, bloquea los mercados y fuerza los desplazamientos. Faltándole indicar las sustanciosas ganancias que consiguen sus corruptos gobiernos, no solo en guerras, sino también con la trata sexual de mujeres y niños, el tráfico de armas, entre otros “negocios”.

Según las últimas estimaciones, aproximadamente la mitad de los pobres del planeta vive en países caracterizados por el conflicto y la violencia.






Temas relacionados

Hambruna   /   Oxfam   /   ONU   /   Capitalismo   /   Pobreza   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO