RECORTES EN SANIDAD

6000 camas y 20.000 puestos de trabajo menos en los hospitales

El último informe de indicadores Sanitarios publicado por el Ministerio de Sanidad pone en evidencia algunas de las consecuencias más graves de la crisis y los recortes. Hoy se disponen de 6000 camas y 19.386 puestos de trabajo menos en el sector.

Sara Povo

Zaragoza | @sarapovo

Jueves 5 de mayo de 2016

El número de camas en el Sistema Nacional de Salud cae estrepitosamente. Según los datos de dicho informe se pierden 5.592 camas funcionales, es decir un 5% del total de las camas activas del sistema público en los hospitales de todo el Estado español en los últimos 12 años.

Según el Ministerio de Sanidad, “el número total de camas hospitalarias instaladas en España (públicas y privadas) ha ido descendiendo de manera que, aun habiéndose producido algún incremento puntual derivado de la puesta en funcionamiento de nuevos hospitales, el número total de camas ha disminuido en 4.255 desde 2002 hasta 2013”.

El informe continúa reconociendo que: “Dicha disminución es aún mayor en el número de camas que finalmente son puestas en funcionamiento para la atención en hospitalización, ya que dicho número ha sufrido una disminución de un 5% en ese período”.

A la reducción del número de camas hospitalarias hay que sumarle el crecimiento de la población que ha sido de un 12,7% en el mismo periodo en el que ha sucedido dicho recorte. Esto supone un crecimiento poblacional del 5,2 millones, es decir mientras la población crece el número de camas hospitalarias disminuye por miles. Estas son sólo la punta del iceberg de los recortes de presupuestos en sanidad llevados adelante tanto por el gobierno PSOE como del PP y que han puesto a los hospitales y centros de salud pública en una situación cada vez más deteriorada.

Otro dato relevante que también pone blanco sobre negro el deterioro paulatino pero constante de nuestra sanidad es el recorte brutal de la plantilla a nivel estatal. En este sentido las consecuencias del ataque a la sanidad pública se hacen visibles también en el empleo.

Mientras en el 2010 había 471.661 trabajadores y trabajadores en los hospitales y centros públicos sanitarios (entre personal vinculado y colaboradores), a finales del 2013, esta cifra global se despeña hasta 452.275. Es decir, solo en tres años se han eliminado 19.386 puestos de trabajo en el ámbito sanitario a nivel estatal, debido a los recortes. Esto supone casi un 4% de la plantilla tanto del personal sanitario como del de gestión y servicios de la sanidad pública.

Estos no son datos aislados, son parte del deterioro que se viene sufriendo desde hace años en la sanidad pública debido a los recortes de los gobiernos de turno. Este proceso de precarización en lo público y en este caso en la sanidad es parte de la necesidad de la burguesía europea de acabar con lo público para fomentar su privatización, de llevar adelante una sanidad para aquel que se la pueda pagar.

Hoy más que nuca sigue siendo necesario acabar con esta situación y pararles los pies a los gobiernos de turno. Estos que siguen los dictámenes que la Troika les propone para hacer recaer la crisis en los trabajadores y trabajadoras y el pueblo pobre. Será la organización y la lucha constante del personal sanitario, apelando a la solidaridad del resto de sectores y usuarios la que pueda acabar con estos planes de arrebatarnos la sanidad pública. La lucha en este sentido es la única forma de garantizar una sanidad pública, gratuita, de calidad y universal.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO