×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

Acto por el día de la mujer: la demagogia del Gobierno de Kicillof

El 6 de marzo se realizó un acto por el Día de la Mujer en La Plata, en el que participaron Axel Kicillof y la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz. Ambos destacaron la perspectiva de género de su gobierno, ¿pero cuál es la situación en la PBA?

Valentina Rodríguez

Martes 8 de marzo
Facebook Twitter

Foto: Nano González

En el acto participaron Axel Kiciloff y la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz. La jornada consistió en rondas de debate donde se dialogó respecto a trabajo, salud, educación y hábitat, cerrando con un acto la jornada.

En declaraciones a Télam Radio, la ministra dijo que Kicillof “incluye perspectiva de género en todas las decisiones de gobierno”. En la misma línea, el propio gobernador publicó en sus redes parte de su discurso en la jornada, donde el eje también estuvo puesto en la “transversalidad de las políticas de género” y en la importancia que tiene esta cuestión para su gestión y dijo: “es nuestra obligación incorporar esa lucha en políticas públicas, convertir esas necesidades en derechos, esos derechos en leyes, esas leyes en políticas y en realidades”.

Según datos del Ministerio de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, se crearon áreas de géneros en más de 70 municipios, y en 107 localidades hay equipos interdisciplinarios para atención de situaciones de violencia de género, a los que se suman 48 espacios de atención de varones y 60 espacios de grupos de “ayuda mutua”. Siempre según datos oficiales, en 124 municipios “se llega” con políticas que fortalecen la intervención de la violencia: la atención, la prevención y la asistencia” y en 40 distritos “se está trabajando en proyectos para la salida laboral” de las mujeres.

Hasta aquí el relato de parte del Gobierno, pero ¿cuál es la situación del presupuesto y las políticas públicas en la Provincia de Buenos Aires? ¿Y cuál es la perspectiva de género que dice aplicar Kicillof? Recordemos que en el inicio de las legislativas de este año, Kicillof no hizo mención a la cartera de Género ni qué políticas tendría.

Los números de la violencia en la Provincia de Buenos Aires

Los datos del informe sobre Intento de femicidios del Ministerio que conduce Díaz, corresponden al período junio 2020 - junio 2021 y constituyen el 3,6% de las llamadas recibidas. En total fueron 12.266 las mujeres y personas LGTBI+ que se comunicaron por situaciones de violencia y 444 fueron identificadas como víctimas de tentativa de femicidio. Estas cifras sólo corresponden a las personas que tuvieron acceso a comunicarse con la línea 144, es decir, que encontramos expresada una muestra de la demanda que hay en torno a políticas contra las violencias.

Además de la atención telefónica, están los dispositivos y los equipos interdisciplinarios. Ahí la realidad vuelve a expresar un alto porcentaje de mujeres y disidencias que requieren de la existencia de estas políticas. En estos dispositivos como pueden ser los CIM (Centro Integral de la Mujer) los equipos son de unas pocas trabajadoras que se las ingenian con escasos recursos y un sinfín de entramados burocráticos para poder brindar atención a quienes lo necesitan. Una trabajadora social o psicóloga cobra $49.000, siendo monotributista (es decir que destina casi un tercio de su salario a cubrir sus propios gastos sociales) por 35 hs semanales. En esas 35 horas, que suelen estirarse casi todos los días, hace un “seguimiento” de decenas de mujeres. Hasta más de 50 en plena pandemia, sin derechos laborales y sufriendo de cuadros de stress y “burn out”. En algunos de los municipios la idea de que “si hay un femicidio va a ser responsabilidad de las trabajadoras” es corriente y suma a la presión y a las pésimas condiciones laborales en las que se encuentran.

La cartera que conduce Estela Díaz suma este año unos cinco millones ochenta mil ($5.080.000,00) de pesos para destinar a la asistencia de emergencia en situaciones de violencia. Lo que anuncian con bombos y platillos es un aumento de presupuesto que son apenas 100 salarios precarios para cubrir una demanda, que como vemos, requiere de muchísimas más trabajadoras a las que se les garanticen condiciones laborales acordes. A ellas, la perspectiva de género en las políticas públicas no les tocó, y nuevamente pagan el ajuste del FMI, para quien sí fue diseñado el presupuesto. En la otra vereda, la Provincia reclutó 20 mil nuevos agentes de calle para la Policía Bonaerense y espera llegar a 70 mil. Prioridades claras: plata para la represión.

Por otro lado, también está como ejemplo el programa Acompañar (Apoyo y Acompañamiento a Personas en Situación de Riesgo por Violencia por Motivos de Género). Hasta el mes de octubre los beneficiarios en todo el país que adhirieron a este programa sumaban 46.491 personas; este programa tiene a su mayor cantidad de solicitantes en PBA. El mismo consta de un subsidio de $32.000 que sirve como ayuda pero resulta insuficiente en relación al costo de la canasta básica, y cuenta con diversos problemas para su acceso, además de que su duración es de tan solo 6 meses. El 97 % de las mujeres que lo recibe no llega a fin de mes.

Como anuncian desde el mismo Gobierno, no sería en el Ministerio de Mujeres el único estamento del Gobierno en el que esperan que se aplique perspectiva de género. Entonces nos preguntamos: ¿dónde estaba esa perspectiva en la intervención del Gobierno Provincial durante el desalojo de las familias de Guernica, o qué "perspectiva" tiene el Ministerio de Trabajo cuando miles de mujeres jóvenes están desempleadas o trabajan en condiciones de precarización y sin derechos laborales? Tampoco hay en la Provincia una implementación efectiva del cupo laboral trans, lo que trae como consecuencia más dura la desaparición de Tehuel de la Torre (de la cual se cumplió un año recientemente). De esto tampoco habla Kicillof. Acá tampoco hay ninguna perspectiva de género.

Frente a la demagogia del Gobierno provincial, que hace actos rimbombantes anunciando que su prioridad es la vida de las mujeres y disidencias, la realidad de les bonaerenses dice otra cosa: tarifazos, desempleo, precarización, falta de vivienda, de acceso a la salud integral y violencia. Para desenmascarar a quienes nos condenan a la miseria, al servicio de los mandatos del FMI, sobran los motivos para salir a las calles este 8 de marzo, por #NiUnaMenos, #DondeEstáTehuel, #SeparaciónDeLaIglesiaYElEstado y para derrotar ese acuerdo.


Facebook Twitter

Valentina Rodríguez

Trabajadora precarizada

No lo asustó la FIFA: un hincha entró a la cancha con una bandera LGBT en Qatar

No lo asustó la FIFA: un hincha entró a la cancha con una bandera LGBT en Qatar

Versailles y la educación sexual: organicémonos para transformarlo todo

Versailles y la educación sexual: organicémonos para transformarlo todo

Mariposas luchadoras: las hermanas Mirabal

Mariposas luchadoras: las hermanas Mirabal

Las trabajadoras del SAD se movilizan contra la precariedad y por la remunicipalización del servicio

Las trabajadoras del SAD se movilizan contra la precariedad y por la remunicipalización del servicio

Saldremos de la madriguera y tomaremos las calles: la calle y las unis también son nuestras

Saldremos de la madriguera y tomaremos las calles: la calle y las unis también son nuestras

La ley ‘Sólo sí es sí' y el callejón sin salida del punitivismo

La ley ‘Sólo sí es sí’ y el callejón sin salida del punitivismo

El fenómeno de los pinchazos: entre sumisión química y terror sexual ¡Si tocan a una nos organizamos miles!

El fenómeno de los pinchazos: entre sumisión química y terror sexual ¡Si tocan a una nos organizamos miles!

Feminismos, crímenes y castigos

Feminismos, crímenes y castigos