HUELGA NISSAN

Ada Colau abucheada por trabajadores de Nissan: la memoria de las huelgas de Movistar y TMB

Abucheada la alcaldesa de Barcelona y su segunda, Janet Sanz, quien en plena pandemia se pronunció contra la reanudación de la actividad de las empresas del automóvil. La misma formación que no ha dudado al firmar el MWC cuando las subcontratas de Movistar estaban en huelga y la misma que se enfrentó a las huelgas de TMB (Transporte Metropolitano de Barcelona).

Cynthia Lub

Barcelona | @LubCynthia

Viernes 12 de junio | 09:23

Foto y video: Ivan Vela/EsquerraDiari.cat

Unos quinientos trabajadores y trabajadoras de Nissan se han manifestado este jueves por las calles de Barcelona contra de la decisión de la multinacional japonesa de cerrar sus plantas de Cataluña. Las consecuencias serán el despido de 3.000 trabajadores directos más 22.000 indirectos de las empresas subcontratadas y de suministros.

Te puede interesar: Huelga Nissan: una lucha testigo en la que trabajadores y patronal no “remamos en la misma dirección”

En un manifiesto leído en idioma japonés desde un palco de la Plaza España, se dirigieron al presidente de Nissan, Makoto Uchida. Y en idioma francés a la dirección de Renault, socio de la alianza automovilística con la marca nipona.

Los manifestantes criticaron al presidente de Nissan alegando que la decisión sobre el cierre ha sido "totalmente premeditada, planificada y maquillada intencionadamente por directivos europeos" y que así han dejado a 25.000 familias "sin trabajo en plena pandemia por la Covid-19".

Durante el cierre de la manifestación, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha intentado hablar para dar su apoyo, pero los manifestantes han empezado a abuchearla a gritos entre los que se sentía "Janet Sanz dimisión" en referencia a la teniente de alcaldía de Barcelona, que dijo poner fin a la industria del motor en Cataluña.

Unas palabras muy poco oportunas, cuando ya los trabajadores desde antes de la pandemia venían denunciando las amenazas de despidos de parte de la patronal de Nissan. Además de que Barcelona en Comú no planteaba ninguna alternativa, en el caso de que cerrara la planta frente a la pandemia, para los 25.00o familias que quedarían en la calle. Bueno, sí que hubo una: ERTEs y EREs que desde el gobierno central, con Podemos en la vicepresidencia, había encomendado y que su socio Barcelona en Comú ha obedecido.

Ada Colau ha respondido diciendo: "Estamos aquí no sólo para mostrar nuestra solidaridad. No hablo sólo como alcaldesa ni como Barcelona en Comú, hablo como Ayuntamiento que se ha pronunciado varias veces a favor de la lucha de los trabajadores de Nissan".

La memoria de las huelgas de las trabajadoras y los trabajadores de Barcelona nos retrotrae a experiencias como las de Movistar, cuando en plena lucha de las subcontratas, la "revuelta de las escaleras", la misma Ada Colau se acercó al encierro de la sede del MWC a prometer una solución para el conflicto. Exactamente a la semana siguiente, no le tembló la mano en firmar el contrato para que el Movil Word Congress se llevara a cabo, sobre las espaldas cargadas de precariedad de los trabajadores y trabajadoras subcontratadas por el gigante Movistar-Telefónica.

Tiremos de hemerotecas de huelgas. Tampoco olvidamos las luchas continuas contra la precariedad de los trabajadores y trabajadoras de TMB. Huelgas duras que han tenido que enfrentarse a patronales dirigidas por las mismas militantes de Barcelona en Comú, que no dudaron en criminalizar y atacar permanentemente a los trabajadores en los medios.

Y podríamos hablar de otros sectores de trabajadores como los manteros organizados en el Sindicat Popular de Venedors Ambulants de Barcelona que sufren la persecución i represión de la guardia urbana. Las promesas a Las Kellys, las camareras de los hoteles que trabajan con contratos de miserias de las empresas externalizadas. Los lobbies turísticos siguen siendo recibidos con alfombras rojas y acuerdos con Barcelona en Comú y el PSC para llenarse los bolsillos con el turismo de la espléndida ciudad. Mientras en la "otra" Barcelona, la juventud y la clase trabajadora vive en sus carnes la precariedad y la explotación laboral.

No hay "Futuro para Nissan", ni para el pueblo trabajador en manos de las patronales, ni de los gobiernos ni Ayuntamientos que no dudan en salvar a las empresas, al lobby turístico y hotelero, al Ibex35 y a la banca. Los llamados "gobiernos del cambio" van mintiendo en la cara con promesas a los trabajadores que salen a luchar, diciendo que apoyan sus huelga. Pero el único objetivo es frenarlas y bloquearlas para dejar el camino abierto a que los capitalistas sigan descargando esta crisis contra la clase trabajadora.






Temas relacionados

Huelga Nissan   /   Nissan   /   TMB Barcelona   /   Barcelona en Comú   /   Ada Colau   /   Barcelona

Comentarios

DEJAR COMENTARIO