ENTREVISTA

Airbus Puerto Real: “no esperábamos la represión del gobierno que se vende como el más progresista de la historia”

Entrevistamos a Tomás Núñez, trabajador de Airbus Puerto Real y miembro del comité de empresa por CGT, a raíz del conflicto que los trabajadores de la planta gaditana mantienen contra la multinacional que amenaza con cerrar la fábrica y destruir el empleo.

Roberto Bordón

@RobertoBordon13

Miércoles 28 de abril | 15:02

Foto: Twitter @CGT | Juan Antonio Guerrero

Un conflicto en el que el gobierno PSOE-UP se ha limitado a dar ayudas millonarias a Airbus para convencerla de limitar los despidos, una promesa que la empresa todavía no parece decidida a cumplir.

Ante esta situación, los militantes de CGT han iniciado una acampada en las instalaciones de Airbus Puerto Real en protesta y mostrando su desconfianza hacia una empresa que por ahora no cede en sus intenciones de cerrar la planta. Preguntamos a Núñez sobre el conflicto y qué perspectiva le dan a la lucha que todavía mantienen contra Airbus y sobre la actuación represiva del gobierno PSOE-UP que ha detenido compañerxs de la asamblea de trabajadores.

ID: Lleváis movilizados varios meses en contra del cierre de la fábrica de Airbus en Puerto Real ¿Podríais comentarnos qué motivos dio la empresa para justificar el cierre a pesar de las ayudas del Estado destinadas a evitar la destrucción de empleo en el sector?

La empresa alega que la Planta no es competitiva ni rentable, cosa que es mentira, Puerto Real ha sido siempre de las fábricas de Airbus más rentables, con premios de excelencia industrial otorgados por la propia compañía año tras año, por tener los sistemas productivos más eficientes y robustos.

Pero desde la cancelación del programa A380, del que la Planta tenía una alta dependencia, la dirección de Airbus se ha dedicado a desmantelar la fábrica, no dotándola de nueva carga de trabajo para equilibrar el espacio productivo que soltaba el A380, ni realizando ningún tipo de inversiones tecnológicas, a la par que han ido menguando plantilla progresivamente. Esto hace que nos encontremos en el escenario que la dirección de Airbus quería, donde solo usamos el 40% del suelo productivo y donde pueden vender esa no rentabilidad de Puerto Real.

ID: ¿De qué forma enfocasteis la organización de la lucha al darse la noticia? ¿Cómo se construyó la asamblea de trabajadores, fue una iniciativa de un sindicato en concreto?

La noticia del cierre como tal no la han dado, ni creemos que la den a corto plazo. Lo que dan son pequeñas amenazas de que no somos rentables ni competitivos y que en la zona de Cádiz no es sostenible mantener dos fábricas.

Nosotros llevamos en lucha muchos meses, ya desde octubre del año pasado, porque entendíamos que nos estaban sometiendo a un desmantelamiento progresivo y constante, pero desde las declaraciones de Schollhorn, el COO de Airbus Operaciones, la gente empezó a estar más inquieta y como sindicato asambleario y combativo que somos, nuestras propuestas siempre partían con asambleas generales de trabajadores.

Al final, en una de estas, bastante movida, la plantilla pidió a los sindicatos que conformamos el comité que buscáramos el consenso y nos pusiéramos de acuerdo para comenzar a hacer movilizaciones en torno a la unidad de los trabajadores. De ahí salió un calendario de movilizaciones consensuado por una amplia mayoría del comité (CCOO-UGT-CGT).

ID: ¿Qué conexión tenéis con el resto de plantas de Airbus en España? ¿Se han dado acciones conjuntas?

Claro, tenemos conexión con el resto de plantas porque tenemos secciones sindicales en todas las plantas, además de algunos antiguos compañeros, ya que todos o casi todos en alguna ocasión hemos estado desplazados en alguna otra planta puntualmente. Las acciones conjuntas han comenzado esta semana, ya que el comité interempresas ha llegado a un consenso para unas movilizaciones coordinadas en todas las plantas.

ID: Hemos visto que el grado de represión que habéis sufrido ha sido muy fuerte con el impedimento a viajar a Getafe para protestar y posteriormente con la detención de compañeros ¿Cómo habéis encajado estos golpes? ¿Lo veis como un caso de represión política? ¿Existe una responsabilidad por parte del gobierno en estos incidentes?

Es duro y no nos esperábamos tal grado de represión, más aun viniendo del que venden como el gobierno más progresista de la historia de España, pero somos positivos, ya que cuando algún ente, bien institucional o empresarial, intenta reprenderte de esta manera, es que algo debes estar haciendo bien.

Molestas de alguna manera a una imagen política o de alguna empresa, por eso intentan coartarte. Sin ninguna duda, esto tiene tintes políticos, es lo que sospechábamos y lo que nos dice la información que nos llega, no querían que se entorpeciese la inauguración del nuevo Campus de Getafe, con el presidente del Gobierno y el Rey.

A su vez, las detenciones de los cuatro compañ[email protected], nos hacen sospechar que hay algo que se nos escapa, intuimos que puede haber algún tipo de acuerdo de índole social y del que no tenemos constancia y que por eso hay tanto interés político en sofocar este conflicto social que existe en Puerto Real.

ID: Comisiones Obreras y UGT dan por ganada la pelea y parecen haber desconvocado acciones más combativas. Vosotros en cambio habéis iniciado una acampada en las instalaciones y llamáis a desconfiar de las promesas de Airbus ¿Cual es para vosotros la estrategia para vencer en este conflicto?

No sé si la dan por ganada, sería un error si así lo hicieran, pero sí que ven como positivo el no anuncio de cierre y han aflojado las movilizaciones. Nosotros opinamos lo contrario, aunque no hayan anunciado el cierre, hasta que no nos aseguren la continuidad de nuestra planta y la acompañen de nuevas cargas de trabajo e inversiones tecnológicas nuestro problema no estará resuelto. La única novedad que hay después del comité europeo del día 21, es que se ha abierto una negociación con la dirección española para solucionar el problema. Y es por esto mismo, nuestra amplia experiencia sindical y nuestro ADN combativo y de acción directa, nos dice que la mejor estrategia para vencer en este conflicto es no aflojar mientras dure la negociación y seguir con la presión social que estamos dando, ya que de no ser así, este tipo de negociaciones siempre acaban con un acuerdo a la baja, con lo que esto podría conllevar, ya que estamos hablando del continuidad o no de un centro de trabajo.






Temas relacionados

Airbus   /   Gobierno de coalición PSOE-UP   /   Precariedad laboral

Comentarios

DEJAR COMENTARIO