ACTO INTERNACIONALISTA

Alemania: "En la crisis, intentan dividir nuestra clase y hacernos competir entre nosotros"

Charlotte Ruga, enfermera, obstetra y activista de la Organización Revolucionaria Internacionalista RIO (organización hermana de la CRT en Alemania) acaba de hablar en el Acto Internacionalista del 1ro de mayo en 14 países, 6 idiomas, una misma voz, organizado por la red internacional de Izquierda Diario.

Sábado 2 de mayo | 09:00

Acto internacional #1deMayo Alemania, Charlotte Ruga - YouTube

Si bien Alemania se presenta como un buen ejemplo de lucha contra la pandemia, Charlotte expuso la situación real de la clase trabajadora en el corazón del imperialismo europeo y la centralidad de construir una organización revolucionaria que supere a las burocracias, funcionales al discurso patronal de la unidad nacional.

En Alemania, el mayor imperialismo europeo, las consecuencias de los efectos de la desaceleración económica, junto con el trabajo de la canciller Angela Merkel y su partido, la Unión Demócrata Cristiana de Alemania, al servicio de los banqueros y empresarios y su racismo estatal, ha fortalecido a la extrema derecha, como a la declarada fascista AfD (Alternativa para Alemania), que obtuvo un gran triunfo electoral en Turingia, con el 23,4% de los votos.

En este momento, los ataques contra inmigrantes se están multiplicando, como en febrero en la ciudad de Hanau, cuando diez inmigrantes e hijos de inmigrantes turcos fueron asesinados en un bar. Este ataque racista ha generado un rechazo generalizado, especialmente entre los jóvenes, donde los inmigrantes y los hijos de inmigrantes tienen los trabajos más precarios y a menudo se ven obligados a abandonar la universidad.

Charlotte mostró cuán falsa es la imagen construida de Alemania como un buen ejemplo en la lucha contra la pandemia de coronavirus, en una charla virtual, a principios de este mes en la que denunció la situación de las enfermeras que dieron positivo por el coronavirus y son asintomáticas, pero que se ven obligadas a volver al trabajo. Incluso en Alemania, hay una falta de EPIs, insumos, reactivos para los tests, y como dijo "aquí los trabajadores también pagan la crisis: 770 mil empresas están trabajando en un horario reducido, con más de 3 millones de desempleados. Mientras tanto, las empresas reciben cientos de miles de millones de euros en paquetes de rescate y subsidios, pagados con dinero de bolsillo de los trabajadores".

En los países imperialistas, es crucial que una organización revolucionaria denuncie cada acción rapaz de su gobierno y su burguesía, por lo que Charlotte denunció que "el capital alemán planea nuevos ataques contra la clase trabajadora en el sur de Europa, como lo hizo en Grecia con el ajuste de la Troika." Del mismo modo señaló que "¡la clase obrera alemana no tiene interés en que sus hermanos de clase italianos paguen por la crisis capitalista!"

También contó cómo la crisis golpea a los sectores oprimidos con más fuerza, con el estado policial armado al servicio de perseguirlos, como sucedió en Hamburgo, donde un campo de refugiados fue desalojado y los escuadrones de la policía racista aumentan cada día. También expresó cómo la violencia contra las mujeres y la precariedad de las mujeres dentro del hogar aumentaron con el cierre de guarderías y escuelas.

Los más afectados también son la primera línea de la lucha contra la pandemia

Charlotte habló de la falta de personal, EPIs y camas, que definen su vida diaria como trabajadora de la salud y señaló: "Luchamos por la nacionalización del sistema de salud en general, bajo el control de los trabajadores. ¡Queremos evitar que los trabajadores paguemos por la crisis, mientras los capitalistas continúan obteniendo ganancias!" Los datos son concretos: mientras 600 mil millones están garantizados para empresarios y banqueros, 3 mil millones están destinados a la salud.

Charlotte destacó a los trabajadores de la empresa metalúrgica Voith, donde 500 trabajadores se opusieron al cierre de la fábrica, que registró una ganancia de 100 millones y 7 millones en exenciones de impuestos el año pasado. Argumentó que "proponemos que todas las fábricas que cierran sean nacionalizadas sin compensación y bajo el control de los trabajadores", un programa para que no se deje a ninguna familia en la calle, en una fábrica que puede reestructurarse para producir respiradores, tan necesarios en el mundo.

También declaró que "luchas como las de Voith muestran la posibilidad de una salida de esta crisis para la clase trabajadora internacional". Con la crisis económica alimentada por la crisis del coronavirus, 300 mil personas se declararon desempleadas en abril y a 10,1 millones se les redujeron sus horas de trabajo en un modelo "innovador" de explotación, la denominada flexibilidad, donde un fisioterapeuta o metalúrgico pasan a tener un salario reducido y sin ninguna garantía laboral, con empresas que "intercambian" empleados libremente.

Charlotte también denunció que las demandas de los trabajadores de Voith son completamente ignoradas por la burocracia sindical, dejándolas aisladas. Éstas son dirigidas por las organizaciones reformistas SPD y Die Linke, que operan en línea con la unidad nacional de los patrones, para que la clase trabajadora y los sectores populares paguen la crisis.

También expresó la experiencia que están llevando a cabo con el sitio web Klasse Gegen Klasse, buscando expresar una voz independiente de la clase trabajadora, con círculos de KGK para organizar a trabajadores, jóvenes, mujeres e inmigrantes. E invitó a todos a unirse a las batallas contra la pandemia y el capitalismo defendiendo un programa de emergencia para que los capitalistas paguen por la crisis.

Concluyó con la idea de construir "una fuerza real de la clase trabajadora hacia un partido revolucionario, que luche por el socialismo en el país de Marx, Engels, Liebknecht y Luxemburgo", refiriéndose al legado de los fundadores del socialismo científico y los que defendieron el internacionalismo proletario hasta su último aliento.






Temas relacionados

Acto internacionalista FT-CI   /   #coronavirus   /   Coronavirus   /   Fracción Trotskista- Cuarta Internacional   /   Alemania

Comentarios

DEJAR COMENTARIO