Sociedad

ALERTA SPOILER

¿Alerta? Mitos y verdades sobre un "nuevo virus" detectado en China

En muchos medios apareció una alerta por un “nuevo virus ” con potencial pandémico. ¿De dónde sale este nuevo virus? ¿Tenemos que preocuparnos por una nueva pandemia como con el coronavirus? Entrevista a Santiago Benítez Vieyra, Doctor en Biología, Investigador de CONICET.

Martes 7 de julio | Edición del día

YouTube
  •  Para empezar por el final la aparición de este virus es una alerta pero no es una amenaza inminente para la salud. Es un virus de influenza, llamado G4 H1N1, que circula ampliamente en las granjas de cerdos de varias provincias de China, podría transmitirse de los cerdos a los seres humanos, pero hasta ahora no hay evidencia de que se transmita de un ser humano a otro.
  •  Para explicar de dónde sale hay dos respuestas.
  •  Primero te puedo decir que surge de la recombinación. Cuando muchas cepas de influenza afectan al mismo cerdo se dan condiciones ideales para que los virus intercambien genes. En este caso se habrían combinado una cepa similar a la que afecta a algunas aves en Europa y Asia, la cepa de influenza H1N1 que desencadenó la pandemia en 2009 y otra cepa de H1N1 que a su vez es una combinación de cepas aviar, humano y de cerdos. Lo preocupante de esta combinación es la cepa proveniente de aves, contra la cual los humanos no tenemos inmunidad.
  •  Una segunda respuesta es más profunda ¿en qué condiciones puede ocurrir un fenómeno tan raro como esta combinación? Esto puede suceder en granjas industriales de cerdos, donde se amontonan muchos individuos en un pequeño espacio, estos individuos son muy uniformes genéticamente, tienen respuestas inmunológicas deprimidas por las condiciones de hacinamiento y, en general, tienen pésimas condiciones sanitarias. Este es el modo de producción que imponen las grandes empresas agroindustriales, configuran las condiciones ideales para la emergencia nuevas cepas virales, su transmisión a humanos, en primer lugar los trabajadores de esas granjas (detectaron un 10 % de trabajadores con anticuerpos para el virus), y su ingreso en los circuitos globales de circulación capitalista.
  •  Entonces esto no es la primera vez que sucede, estas granjas existen hace tiempo
    Efectivamente, este ya fue el caso, por ejemplo, con la epidemia de 2009 de H1N1. Estos eventos raros se vuelven totalmente esperables cuando consideramos la escala a la que operan estas empresas.
  •  Este es el tema de investigación del epidemiólogo marxista Rob Wallace, autor del libro "Las grandes granjas producen grandes gripes" que dice que cualquiera que pretenda comprender por qué los virus se están volviendo más peligrosos debe investigar el modelo industrial de la agricultura y, más concretamente, de la producción ganadera. También señala que las empresas agroindustriales son perfectamente conscientes del daño que podría ocasionar. Si consideráramos ese daño, o “externalidades” la agroindustria tal como la conocemos debería dejar de existir.
  •  Así como la deforestación y el tráfico de animales silvestres está en la raíz de la aparición del coronavirus, aquí hay otra cara de la agroindustria que pone en riesgo la salud de todos.

    Es este modelo exclusivo de China? Podría aparecer un virus similar en un país como Argentina?

  •  No es algo propio de países, sino de un modo de producción capitalista. México también ha sido origen de virus de la influenza, por poner un ejemplo. En Argentina, si bien existen muchas granjas de cerdos, ninguna se maneja a esta escala. Pero todo esto podría cambiar. Precisamente parte de la industria china de producción de cerdos fue muy afectada por una epidemia de “peste porcina africana” y parte de su industria podría mudarse a otros países. En una reunión de negocios que hubo en mayo (según La nación), el empresario Hugo Sigman propuso que Argentina podría abastecer el 10% de la demanda china de carne de cerdo. Si consideramos la población de China, esta es una cifra gigantesca. Sigman está a la cabeza del grupo Insud, dedicado principalmente a la industria farmacéutica pero también con inversiones en la agroindustria.
  •  Aquí es donde tenemos que pensar que pasaría, si como dice Wallace, los empresarios del agronegocio (y de otros sectores extractivistas, como la megaminería) tuvieran que hacerse cargo del desastre ecológico, sanitario, económico y social que promueven, que en Argentina ya conocemos bien a partir de la fumigación de pueblos enteros con glifosato, los desmontes, y el arrasamiento que genera la expansión del monocultivo sojero y forestal. No estamos hablando de un daño potencial, el coronavirus nos mostró que el surgimiento de pandemias producto del modomodelo capitalista de explotación de la naturaleza es solamente cuestión de tiempo.




    Temas relacionados

    Covid-19   /    Coronavirus   /    Ciencia y Tecnología   /    Sociedad   /    Internacional

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO