Política Estado Español

EXTREMA DERECHA

Alfon: "En Vallecas somos gente humilde, gente trabajadora y sencilla, pero también somos gente brava"

El pasado sábado Alfonso Fernández (Alfon) fue entrevistado en TV3 para hablar de su caso. En esta entrevista dejó claro su opinión sobre la actuación en Vallecas: contra Vox sólo sirve la organización y la lucha.

Lunes 26 de abril | 17:02

Alfon es un conocido antifascista del barrio de Vallecas que en 2012 fue detenido en una jornada de huelga contra la reforma laboral del Partido Popular. Contra él se armó todo un montaje policial para acusarlo de tenencia de explosivos con pruebas falsas y falsos testimonio por parte de los policías que le detuvieron e irregularidades graves en el seguimiento de caso. Finalmente ingresó en prisión de 2015 y salió en 2019. Se le aplicó el Régimen FIES, un método de control de los presos, generalmente pertenecientes a bandas armadas y presos políticos, que ha sido denunciado por su inhumanidad.

La entrevista la abría Alfon caracterizando la situación de un joven de clase obrera en un barrio periférico de Madrid: forma parte de una generación a la que “vendieron la grandeza de las democracias liberales y de la meritocracia” y que se topó con que todo era mentira. No había trabajo, no había igualdad de oportunidades y la crisis del 2008 acentuó lo que ya sabíamos, que el sistema estaba hecho para que las empresas siguieran explotando y especulando a costa de la vida de la gente. Y esta situación no hizo más que agravarse en los sucesivos gobiernos.

Tras explicar a la presentadora su caso, explicó la naturaleza represiva e ideológica de los jueces: “hay jueces que están dando impunidad al fascismo y que tienen una vara de medir diferente dependiendo de la ideología de quién se siente delante de ellos. Creo que los actos de estos juzgados, jueces y tribunales tienen unas consecuencias políticas que estamos viendo” (refiriéndose a las amenazas y a las distintas agresiones fascistas que se saldan con total impunidad).

Alfon ha señalado que estos grupos terminarán creciendo cuando haga falta para los intereses económicos y llevarán a cabo sus programas ultraliberales, racistas y homófobos si no se les combate desde la calle. En esta línea denunció que se enconara el debate hablando de extremos equiparables cuando unos luchan por la dignidad y los derechos básicos de las personas, acabando en prisión por ello, y otros, con impunidad, muestran políticas que atentan contra la vida humana.

Para Alfon esto tiene su explicación en la propia dinámica del Estado. A una pregunta de colaboradora apuntó que el Estado tiene sus propias herramientas para disciplinar a la población descontenta: “dependiendo de la situación de crisis que se encuentre en ese momento los ingresos de prisión por motivos ideológicos aumentan”.

En este sentido, Alfon explicó en la entrevista que la intervención violenta de las masas (en su caso habla de lo ocurrido en Vallecas) tiene un fundamento de lucha contra una ideología cuyo objetivo es llevar aún más la miseria a las clases populares.: “No es que la gente tenga derecho a expresarse contra ellos, es que la gente tiene todo el derecho del mundo a utilizar cualquier medio a su alcance para echarlos del barrio o para decir que no quiere que estén allí. Porque la existencia de cualquier idea como la que propaga Vox en los barrios es un atentado contra nuestra vida”, y remató afirmando “que si nos quejamos de que nos quieren esclavizar nos quieren o en prisión o muertos, y a la historia me remito. Porque cuando no se les han dejado hacer lo que quieren y hacer de este país su cortijo hemos acabado en las cárceles o en las cunetas”.

Pero este mensaje iba más lejos del apoyo a Vallecas. Ha recordado los mensajes que hubo por parte de cúpulas militares en las que comentaban que iban a matar a 26 millones de rojos: “¿Qué se piensan? ¿Que nos vamos a quedar mirando a ver cómo nos matan? ¿Que siempre se va a repetir siempre historia? ¿Qué vamos a agachar la cabeza porque ellos tienen e lcontrol de la policía y os jueces? Pues no […] En Vallecas somos gente humilde, gente trabajadora y sencilla, pero también somos gente brava.”

Frente a la miseria que nos trae Vox, Alfon fue muy rotundo: hay que luchar y combatir y reivindicar lo que pasó en Vallecas con un discurso estructurado y potente, que frenen las políticas neoliberales y de la ultraderecha. A una última pregunta de una colaboradora, Alfon apuntaba a la tarea pendiente de organización de la lucha contra el Régimen del 78.






Temas relacionados

Elecciones Madrid #4M   /   Ultraderecha   /   Política Estado Español   /   Extrema derecha   /   Catalunya   /   Televisión

Comentarios

DEJAR COMENTARIO