Mundo Obrero Estado Español

SANIDAD

Ayuso arremete contra los trabajadores sanitarios y acusa de boitcot al Zendal

Siguen los escándalos en torno al Hospital Zendal. El jueves, a raíz de los polémicos audios de la gerenta del Hospital Príncipe de Asturias en los que culpaba a los familiares de los pacientes del rechazo a los traslados al Zendal, Ayuso ha acusado a trabajadoras y trabajadores sanitarios de boitcotear su proyecto estrella.

Sábado 6 de febrero

Este jueves se filtraban audios de la gerente del Hospital Príncipe de Asturias en los que manifestaba a su equipo de dirección su intención de confiscar el teléfono móvil a sus pacientes con Covid. De esta manera se intentaría que los familiares no interfiriesen cuando se intentase trasladar a los enfermos al polémico Hospital Zendal.

También se insinuaba que la resistencia de los pacientes a ser trasladados a dicho centro se debía al boitcot de los propios trabajadores de Príncipe de Asturias. Dolores Rubio, la gerenta de dicho hospital, vinculada al Partido Popular madrileño hace una defensa cerrada del proyecto estrella de Ayuso, el Zendal. Esta opinión dista mucho de la de los profesionales sanitarios que reiteradamente han expresado que se trata de un hospital que no goza de los medios técnicos suficientes y que se inauguró incluso antes de estar totalmente en condiciones de poder ser útil.

En medio de la polémica por la filtración de estos audios en el diario el Mundo se publicaba supuestas pruebas del boitcot que los trabajadores estarían haciendo en el Zendal. Se acusaba al personal de este hospital de robar material sanitario o de “cortar” los cables. Estas acusaciones las replicaba Ayuso en la asamblea de Madrid de forma airada y despectiva.

Contrasta esta actitud con la que se mantenía durante los primeros meses de la pandemia en donde debido a la fuerte presión social Ayuso se sumaba a las alabanzas y los aplausos a los trabajadores de la sanidad. Sin embargo nada más terminar el colapso de la primera ola, continuó con su dinámica privatizadora y de ataque permanente a la sanidad pública. De esta manera intentó privatizar el servicio de limpieza del Gregorio Marañón, sin éxito debido a la movilización de las trabajadoras.

Ahora con el nuevo colapso sanitario desde el gobierno de la Comunidad de Madrid se intenta hacer responsable a trabajadores y usuarios. Mientras no se ha producido un aumento significativo del personal sanitario, plantas de hospitales operativos cerrados, los servicios de urgencia de atención primaria sin funcionar desde marzo, tal y como declaraba un enfermero del sindicato Mats en televisión.

Esta situación límite que se vive en todos los hospitales de la capital se ve todavía más agravada por el traslado de mucho de este personal sanitario, a veces bajo amenazas, al Zendal.

Este malestar profundo entre los trabajadores de la sanidad vuelve a expresarse en distintas movilizaciones. Este es el caso de la convocatoria de la Marea Blanca para el 14 de marzo en defensa de la sanidad pública. O también de las concentraciones que se produjeron este viernes en respuesta a las polémicas declaraciones de la gerenta del Príncipe de Asturias.

Enfrente no solo están los gobiernos autonómicos presididos por la derecha y extrema derecha sino también al actual gobierno central. No en vano precisamente las leyes que permitieron avanzar en el proceso privatizador de la sanidad fueron leyes como la 15/97 que contaron con el apoyo del PSOE. Es por eso que la defensa de una sanidad pública solo puede pasar por la articulación de una movilización amplia de usuarios y trabajadores






Temas relacionados

Isabel Díaz Ayuso    /   Mundo Obrero Estado Español   /   Sanidad Pública   /   Trabajadores sanidad   /   Sanidad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO