Internacional

SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO KURDO

Berlín: manifestación contra la visita del primer ministro turco

La reunión del primer ministro turco Ahmet Davutoglu (AKP) con la canciller alemana Angela Merkel el día viernes estuvo acompañada de protestas. Éstas se organizaron en solidaridad con el pueblo kurdo oprimido y con los académicos encarcelados en Turquía.

Domingo 24 de enero de 2016 | 11:10

La plaza Hegel en la Universidad de Humboldt de Berlín suele ser un lugar tranquilo y bello para conocer la obra del filósofo del Estado prusiano Georg Wilhelm Friedrich Hegel. Él tuvo una plaza como profesor en la Universidad de Berlín en el siglo XIX. Si viviera y enseñara hoy en Turquía, seguramente le hubieran arrestado. A decenas de académicos les pasó así hace unos días cuando unos dos mil profesores redactaron una carta pidiendo “paz” al gobierno turco. Quizá a Hegel le hubiera gustado la “dialéctica” del gobierno turco del conservador-islámico AKP. Es que el llamado a la paz inmediata para las regiones kurdas en Turquía fue considerado por el Estado turco como acto de “terrorismo”.

Para dar una señal contra la represión de los profesores, el viernes, desde temprano, se juntaron varios cientos de personas en un acto de solidaridad. En los discursos se pidió la liberación inmediata de los académicos y el fin a la masacre y el asedio a las ciudades kurdas por parte del Estado turco. Entre los presentes también estuvieron varios científicos berlineses que se solidarizaron con sus colegas en Turquía y que pidieron el cumplimiento de la libertad de ciencias. También hubo estudiantes secundarios y estudiantes de la alianza del “Refugee Schul- und Unistreik” que apuntaron a denunciar al terrorismo estatal turco.

Kofi Lumumba dijo en su discurso: “Erdogan lleva adelante una guerra contra su propia población … y ¿se puede hablar de un país de “origen seguro” [en referencia a la calificación de ese país según los criterios para otorgamiento de asilo] mientras se oprime a las minorías y se persigue a voces críticas?¡Decimos que no!”

Nadie quiere a Davutoglu

Después del acto comenzó una manifestación con fuerza hasta el Bundeskanzleramt, donde Ángela Merkel (CDU) quería recibir al asesino Davutoglu durante el mediodía. En este lugar a los manifestantes los recibió la policía armada, pero también varios cientos más de personas que protestaban contra la visita estatal. Varias organizaciones kurdas y de izquierda habían llamado a la protesta. En varios discursos se apoyó a la resistencia de la nación kurda en ciudades como Cizre, Silopi y Diyarbarkir, y se demandó al gobierno alemán terminar con todas las exportaciones de armas. El Estado alemán es el que más entrega dinero y armas a Turquía.

Durante el acto, la Organización Revolucionaria Internacionalista (RIO según sus siglas en alemán), y la Juventud Comunista Revolucionaria (RKJ) denunciaron en común que: “La masacre en Kurdistan se financia y se equipa directamente desde el imperialismo alemán.”

¿Qué temas se trataron en la visita oficial de Davutoglu? Se habló sobre el encarcelamiento de refugiados que huyen de la guerra en el Medio Oriente en los campos turcos. Para que no deje salir a los refugiados de Turquía – es decir de encarcelarlos, ya se comprometieron más de 3 mil millones de Euros con el Estado turco desde la Unión Europea y el imperialismo alemán. Este proceso ya empezó: refugiados sirios son ecnarcelados sin fundamento, y por ejemplo en Erzurum se construyó una cárcel entera con ese objetivo. ¡Todo esto con el conocimiento y el aval de la Unión Europea y Alemania!

Cuando finalmente llegó el primer ministro turco, fue recibido con gritos furiosos y con una pitada enorme. Bien protegido por la policía, recibió junto a Merkel el ceremonial militar y desapareció en las salas oscuras de la sede de la canciller.

En la manifestación de repudio a este encuentro entre los jefes de Estado, Taylan Cara de la Juventud Comunista Revolucionaria, declaró: “A pesar de toda la represión desde el gobierno del AKP, los habitantes de las ciudades kurdas asediadas resisten desde hace meses. ¡Saludamos la resistencia heroica del pueblo kurdo!”

La izquierda revolucionaria tiene una tarea clara: “Junto con las organizaciones anticapitalistas y antiimperialistas, denunciar el rol sangriento del Estado alemán, luchar contra la prohibición del PKK, parar todas las exportaciones de armas y denunciar a los Estados alemán y turco.”






Temas relacionados

Kurdos   /   Turquía   /   Alemania   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO