Internacional

Alemania

Berlín: trabajadores de la salud convocan a una nueva movilización por sus demandas

Los trabajadores de la salud de los hospitales públicos de Berlín Charité y Vivantes han estado en huelga durante casi un mes, exigiendo aumentos salariales, igual salario por igual trabajo y mayor contratación de personal. Llaman a una nueva movilización para el próximo sábado 9 de octubre.

Miércoles 6 de octubre | 14:21

Manifestación de los trabajadores de la salud de Berlín frente a la dirección de Vivantes en agosto. Imagen: "Klasse Gegen Klasse" de Alemania (integrante de la Red de Diarios de La Izquierda Diario)

El mayor movimiento de huelga hasta la fecha en los mayores hospitales de Berlín está entrando en la fase decisiva. Las huelgas de los empleados de Charité, Vivantes llevan 30 días, mientras la dirección de la clínica y el Senado (Gobierno berlinés) continúan bloqueando las negociaciones.

El movimiento hospitalario de Berlín está organizando una gran manifestación el sábado 9 de octubre a las 12 del mediodía (hora alemana) bajo el lema “Te salvaremos. ¿Quién nos salvará? ”.

La dirección de los hospital de Charité y Vivantes hace de "policía bueno y policía malo". Los directivos de Charité dicen aceptar muchas de las demandas, mientras que los de Vivantes interrumpen las negociaciones a voluntad y no presentan ninguna oferta negociable.

Por supuesto, los dos gerentes de la clínica acuerdan sus tácticas de negociación entre sí. Es más que probable que el Senado de Berlín, el alcalde de gobierno Michael Müller -empresario del Partido Socialdemócrata alemán- conozcan las tácticas de negociación de los dos empleadores.

De esta manera, el Gobierno y la administración del hospital podrían apuntar a ceder en algunas demandas del Charité para que levanten la huelga y dejar aislada la lucha en Vivantes, donde las enfermeras están al frente de la lucha por sus reivindicaciones.

Lo novedoso es que las enfermeras del Charité, a pesar de una buena oferta en las negociaciones, tienen interés en seguir en huelga por las demandas de Vivantes. Si este movimiento conjunto se mantiene unido tiene la oportunidad sin precedentes de hacer cumplir todas las demandas.

Mientras tanto el sindicato que nuclea a estos trabajadores, Verdi (sindicato de servicios públicos) si bien llama a la movilización del sábado es contrario a unir todos los reclamos de otros sectores de trabajadoras y trabajadores, por ejemplo: haciendo un llamamiento a un paro general de todos los servicios públicos, en primer lugar para que la lucha de los dos principales hospitales de la capital de Alemania triunfe. Esto sería un gran espaldarazo para otros trabajadores.

Este miércoles, por ejemplo, el sindicato de educación y ciencia llama a los docentes de Berlín a hacer huelga por más salarios y mejores condiciones laborales contra el Senado de Berlín como parte de la ronda de negociación colectiva de los Estados federales.

La supuesta "estabilidad alemana" pregonada por Merkel, los políticos del régimen y las grandes patronales de ese país, choca con la realidad de la clase trabajadora que antes de las elecciones (en las que el partido de Merkel, la Democracia Cristiana, salió derrotado) sectores claves de trabajadoras y trabajadores estaban saliendo a luchar por sus reivindicaciones.

Te puede interesar: Alemania: histórica caída del partido de Merkel y el reformista Die Linke

Los trabajadores ferroviarios alemanes realizaron medidas de fuerza durante el mes de agosto, paralizando el tráfico de mercancías y pasajeros durante días. En particular los conductores de trenes. Cuando más trabajadores se sumaban a los reclamos, el sindicato GDL se apuró a levantar el paro frente a mínimas concesiones de la dirección ferroviaria.

Por otra parte los trabajadores de reparto Gorillas Rider comenzaron un paro en reclamos de mejoras salariales y condiciones de trabajo, ahora la patronal está respondiendo con despidos. Así como los Gorillas estuvieron previamente en una acción del movimiento hospitalario de Berlín, mostrando su solidaridad con las y los trabajadores de la salud. Ahora, el movimiento hospitalario de Berlín puede salir en defensa de los Riders.

Este sábado enfermeras y demás trabajadores de ambos hospitales llaman a otros sectores de trabajadores y a la población en general a unirse a la movilización.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO