Internacional

RACISMO XENOFOBIA

Bulgaria: agresor filma cobarde ataque racista contra un joven romaní

Son dos minutos treinta de pura humillación y violencia contra un adolescente romaní en Bulgaria. ¿Su error? Haber osado afirmar que él y su agresor eran iguales. El agresor filmó un video.

Viernes 22 de abril de 2016

Obligado a echarse al suelo, el joven romaní con una expresión aterrada recibe patadas en la cabeza y en el estomago, insultos, en una situación profundamente humillante. Su agresor, después de haber filmado la escena, posteó el video en las redes sociales, aparentemente para alardear de su “proeza”.

El video de Angel Kaleev, agresor de 24 años, se viralizó: 100.000 vistas en solo 36 horas en un país de solo 7 millones de habitantes. El tema fue retomado por los medios nacionales e internacionales rápidamente.

En el video se puede ver claramente que el joven romaní se siente amenazado y trata, en vano, de calmar la situación para evitar ser agredido. Luego de ser golpeado una primera vez, no devuelve el golpe ni intenta defenderse. Incluso acepta echarse al suelo en donde su agresor le acierta golpes e insultos racistas.

Se trata de escenas del racismo ordinario (en todos los sentidos de la palabra) del cual es víctima el pueblo romaní. Este tipo de violencias es moneda corriente en Bulgaria, en diferentes países de la región, pero también en otros países europeos. El hecho que Mitko, el joven romaní, no haya intentado defenderse revela que el simple intento de hacerlo podría tener consecuencias aún peores que ser golpeado sin resistencia.

Dada la repercusión del video en las redes y en la prensa, Angel Kaleev fue finalmente arrestado. Sin embargo, el hecho mismo que éste haya publicado el video en internet muestra a qué punto los racistas se sienten legítimados y a gusto para alardear de sus “proezas” en la red en Bulgaria.

Un contexto de ascenso del racismo y de la xenofobia

El racismo antiromaní, en la región en particular y en Europa en general, es una vieja historia que ya tiene varios siglos. Pero esta agresión se da en un momento en donde en Bulgaria “grupos ciudadanos” organizan verdaderas “cazas de inmigrantes” que escapan la guerra o la miseria y que tratan de llegar a los países ricos de la UE. Así en un video publicado recientemente se ve a inmigrantes afganos con las manos atadas por “cazadores de inmigrantes” búlgaros. Por más que el autor del video haya sido arrestado, después de que varias ONGs hayan protestado y por el impacto mismo de las imágenes a nivel nacional e internacional, el gobierno y los medios locales son los principales responsables en promover este ascenso del racimo y la xenofobia. Son los medios de comunicación locales que presentaron por primera vez, en términos muy positivos, de un tal Dinko Valev que se presentaba como un “cazador de inmigrantes”.

Por su parte, miembros del gobierno búlgaro, como el primer ministro Boiko Borissov en persona, llegaron a felicitar a los ciudadanos por su deber de “defensa de la patria”. Pero la realidad es que miles de migrantes que llegan a Europa no están arriesgando su vida para vivir en Bulgaria o invadir el país balcánico. Para la aplastante mayoría, Bulgaria (como Macedonia, Grecia o Hungría) es solo una etapa para llegar a los países ricos de la UE. Así, esos “grupos ciudadanos” no son de ningún modo “defensores de la patria búlgara” sino vasallos de las potencias imperialistas de la UE que “terciarizan” la represión contra los migrantes en los Balcanes.

Video y traducción:

  •  ¿Donde dijiste que ibas?
  •  Vuelvo a casa.
  •  ¿Qué vas a hacer en tu casa?
  •  Descansar.
  •  Descansar. ¿Qué dijiste hace un rato, que tú y yo éramos iguales?
  •  ¿Estas filmando?
  •  ¿Somos iguales, es eso?
  •  Si… (¿?), quiere decir que somos iguales ¿no?
  •  ¿Y si ahora yo decido golpearte?
  •  …
  •  ¿Qué hacemos? ¿Qué hacemos ahora?
  •  No…
  •  ¿Qué hacemos, eh?
  •  Ven para aquí. ¡No te muevas! Échate al suelo. ¡Te digo que te eches al suelo! ¡Al suelo! ¡Al suelo hijo de p***! Que te eches al suelo. ¡Al suelo! ¿Qué dijiste, que tu y yo somos iguales?
  •  Lo siento…
  •  ¿Dijiste que yo soy igual a ti? ¿Acaso soy un gitano yo?
  •  No, no lo eres…
  •  ¿Acaso so un gitano?
  •  No…
  •  ¿Soy un gitano?
  •  No bata (“hermano mayor”, signo de respeto)
  •  ¿Acaso soy un gitano? ¿Soy un gitano, hijo de p***? Hijo de p***, ponte de pié. Levántate he dicho. ¿Qué hacemos ahora? ¿Acaso estoy al mismo nivel que tú?
  •  No…
  •  ¿Qué dijiste hace un rato? Que éramos iguales, tú y yo. ¿Y si decido matarte?
  •  …
  •  ¿Qué dijiste? ¡Échate al suelo! ¡Ahora, al suelo! ¡Hijo de p***! ¿Yo voy a ser tu igual, es eso? ¿Es eso?
  •  Por favor Bate, por favor…
  •  ¿Es eso gitano? ¡De pie! Levántate, inmediatamente. ¿Acaso yo soy un gitano?
  •  No dije que era un gitano…
    (…)




    Temas relacionados

    Bulgaria   /   Xenofobia   /   Internacional

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO