Política Estado Español

IZQUIERDA ESTADO ESPAÑOL

Carta abierta a Anticapitalistas: romped con Podemos, impulsemos un reagrupamiento de la izquierda rupturista por fuera del régimen

Compañeros y compañeras de Anticapitalistas, escribimos esta carta con urgencia ya que estamos en momentos de grandes cambios políticos y ante un punto de inflexión en la integración de Podemos en el Régimen del 78.

Martes 19 de noviembre | 15:30

Teresa Rodríguez y Miguel Urbán, referentes de la corriente anticapitalista en Podemos. EFE

En los próximos días, Unidas Podemos se prepara para incorporarse a un gobierno de coalición junto con los socio-liberales del PSOE. Y lo harán bajo la hegemonía de estos últimos, en un momento en que el PSOE se encuentra a la cabeza del bloque “constitucionalista” y monárquico contra el movimiento democrático catalán, en medio de una fuerte represión y con presos y presas políticas. Por si eso fuera poco, los pronósticos de una probable recesión mundial en los próximos meses, que afectarán la débil recuperación de la economía española, aceleran las presiones de la UE y el FMI para aplicar nuevos ajustes presupuestarios, contrarreformas laborales y medidas antipopulares, como han hecho históricamente todos los gobiernos del PSOE.

Por ello, Pablo Iglesias ya ha dirigido una carta a los afiliados de Podemos “abriendo el paraguas” y asegurando que se encontrarán “muchos límites y contradicciones” y en el que tendrán que “ceder en muchas cosas”. Este anuncio, antes incluso de que se forme gobierno y en medio de las negociaciones “secretas” con el PSOE, es un indicador de hasta dónde están dispuestos a llegar en las concesiones. Por eso en el “preacuerdo” también se establece la garantía del “equilibrio presupuestario” y el “control del gasto público” marcados por Bruselas.

El futuro Gobierno va a mantener lo esencial de su cruzada contra el movimiento democrático catalán -más allá de que se escenifiquen escenarios de “diálogo” para conseguir el voto o la abstención de ERC-, cuestión ante la cual Podemos ya ha prometido “lealtad de Estado”. Por eso aseguran en el preacuerdo que buscarán “fórmulas de entendimiento y encuentro, siempre dentro de la Constitución”. Lo que implica avalar la represión, aceptar la infame condena a los dirigentes independentistas y la negación del derecho de autodeterminación de los pueblos.

La gestión directa del Estado español transformará a Unidas Podemos en corresponsable de todas las políticas imperialistas de este, como cuando la Corona visita a monarquías reaccionarias como la Saudí, cuando avaló la política golpista de Guaidó y la derecha en Venezuela o la defensa de los intereses de las empresas multinacionales que expolian los recursos naturales en América Latina y África. También serán corresponsables de la política migratoria que expulsa inmigrantes en las fronteras, mantiene los CIE abiertos y la reaccionaria Ley de Extranjería.

Desde IU y Podemos se presenta la idea de que entrar a este gobierno permite “frenar a la derecha”, o ser “un dique de contención” ante el crecimiento de la extrema derecha, pero en realidad implica asumir las políticas neoliberales, imperialistas y capitalistas que mantiene el PSOE desde el gobierno, dejando el lugar de la “oposición” a la derecha y la extrema derecha.

Estamos ante un verdadero salto de cantidad en calidad en la integración de Unidas Podemos como parte del régimen del 78. Esta organización pasará se parte de la dirección de un Estado imperialista, como parte de la arquitectura de la Unión Europea del capital.

En los últimos días referentes de vuestra organización, que sigue siendo parte de Podemos como su principal corriente interna -con referentes importantes como Teresa Rodríguez en Andalucía, el alcalde de Cádiz, ’Kichi’ González, o Miguel Urbán en el grupo parlamentario de Podemos en Bruselas- han publicado artículos y opiniones en las redes sociales con posiciones críticas hacia la entrada de Podemos en un posible gobierno de coalición, cuestionando sus concesiones al PSOE, así como aceptar la “disciplina presupuestaria” de la UE o la subordinación a la política reaccionaria de Pedro Sánchez y el bloque del 155 ante la cuestión catalana -cuestión que desde Anticapitalistas venís criticando hace tiempo.

También han planteado que habrá que “vigilar” y “presionar” al Gobierno de coalición para “exigirle” desde afuera medidas políticas y sociales, como ha dicho recientemente el portavoz Raúl Camargo, mientras al mismo tiempo han afirmado que debatiréis si abandonáis Podemos definitivamente, al considerar que la entrada en el Ejecutivo "lo cambia todo".

Desde la Corriente Revolucionaria de Trabajadoras y Trabajadores (CRT) consideramos que Anticapitalistas no puede perder más tiempo para salir definitivamente de Podemos. ¿Qué más tendría que hacer Unidas Podemos? El salto que supone que Unidas Podemos pretenda ser parte del gobierno de la quinta potencia imperialista de la UE hace esta cuestión urgente e ineludible. El inevitable enfrentamiento con el próximo gobierno solo se puede preparar rompiendo abiertamente con el partido que se propone ser parte de su Consejo de Ministros. Solamente así se podría avanzar en la construcción de una alternativa política al fracaso del neorreformismo.

Ante el escandaloso salto en la integración al régimen monárquico por parte de Podemos no puede haber medias tintas. Si Anticapitalistas decidiera mantenerse dentro de Podemos estaría embelleciendo al futuro gobierno, que no será ni “progresista” ni “reformista”, sino un gobierno neoliberal de un estado imperialista con cobertura “progre” por parte de Unidas Podemos. Por el contrario, romper abiertamente, denunciando el acuerdo y llamando a un reagrupamiento de todas las fuerzas políticas, sociales y sindicales combativas que estén dispuestas a organizar la oposición independiente a un gobierno de coalición, puede darle una perspectiva a muchísimas personas que consideran la entrada de UP al gobierno como una capitulación histórica.

Esta tarea es hoy más urgente que nunca. Si no logramos poner en pie una alternativa política de izquierda ante el inevitable fracaso de UP en un gobierno que no cambiará nada, quienes cosecharán el descontento serán la derecha y la extrema derecha.

Creemos que la política que plantea la CUP de no brindarle ningún apoyo al gobierno de coalición, no legitimar al régimen y seguir luchando por el derecho a decidir, la amnistía y por derechos sociales, es un buen punto de partida para proponer un reagrupamiento estatal de una izquierda anticapitalista e independiente del régimen político. Desde la CRT llamamos a impulsar activamente esta perspectiva, más aún cuando la CUP ingresará al Congreso de los Diputados.

Con ese objetivo, proponemos organizar asambleas abiertas, actos y encuentros para debatir cómo construir una izquierda anticapitalista y combativa, que defienda el derecho a decidir de los pueblos, que se proponga enfrentar al régimen monárquico y luchar por procesos constituyentes verdaderamente democráticos, por un programa obrero y popular para dar respuesta a las demandas sociales de salario, vivienda, salud y educación, y para que la crisis la paguen de una vez los capitalistas. No hay tiempo que perder.

Madrid, 19 de noviembre de 2019
Corriente Revolucionaria de Trabajadoras y Trabajadores (CRT)

Te puede interesar: Gobierno de coalición PSOE-UP: ¿hasta cuándo Anticapitalistas va a seguir en Podemos?






Temas relacionados

Gobierno de coalición PSOE-UP   /   #Elecciones10N   /   Unidas Podemos   /   Miguel Urbán   /   José María González “Kichi”   /   Política Estado Español   /   Teresa Rodríguez   /   Anticapitalistas   /   CUP    /    Régimen del ‘78   /   Izquierda Anticapitalista   /   Pablo Iglesias   /   Izquierda Unida   /   Podemos   /   Izquierda española

Comentarios

DEJAR COMENTARIO