Sociedad

SANTA FE - INUNDACIONES

Casilda: muere una mujer por hantavirus

La mujer, que había sido internada hacía dos semanas por un cuadro febril, falleció en el Hospital San Carlos de la localidad de Casilda a causa de la enfermedad transmitida por roedores

Martes 12 de enero de 2016

Una mujer de 54 años, oriunda de la localidad de Pujato, falleció debido a un cuadro de hantavirosis. La mujer, que trabajaba como empleada de limpieza en un geriátrico de Casilda, vivía en una casa ubicada sobre la ruta 33, dónde circulan roedores (principal vector del virus) que se alimentan de los granos que caen de los camiones.

La mujer había sido derivada al Hospital San Carlos debido a un síndrome febril con insuficiencia respiratoria, por lo que debió ser internada en la Unidad de Terapia Intensiva y finalmente le provocó la muerte.

Una enfermedad transmitida por los roedores

La infección por hantavirus es una enfermedad viral, infectocontagiosa, transmitida mayormente por roedores que eliminan el virus por orina, saliva y heces. Cuando una persona entra en contacto con superficies contaminadas, el virus ingresa al organismo a través de heridas en la piel o a través de las mucosas (por ejemplo: nariz, boca).

Se trata de una enfermedad cuyo principal síntoma es la fiebre. Además, presenta dolores musculares, dolor de cabeza, nauseas, vómitos y dolor abdominal. En sus formas más graves aparecen síntomas respiratorios severos, que pueden llevar a la insuficiencia respiratoria y provocar la muerte.

No existe tratamiento específico ni vacuna. La prevención (evitar la exposición a roedores, desmalezamiento y evitar que se acumule basura) es la medida más efectiva.

Inundaciones: Un riesgo agregado

Frente a la situación que se vive en el Litoral argentino, existe un riesgo muy aumentado de contagio de enfermedades transmitidas por roedores como hantavirus o leptospirosis. Este riesgo existe durante los momentos de la inundación, pero se hace más evidente al bajar las aguas, cuando comienzan las tareas de limpieza en los domicilios.

Por eso, se recomienda que toda persona en las zonas afectadas con fiebre de 38 o más y tengan dolor de cabeza, vómitos, dolores musculares o detrás de los ojos realice una consulta médica, así como cualquier persona que haya sido mordida por una víbora o alacrán.






Temas relacionados

Hantavirus   /   Santa Fe   /   Salud pública   /   Crisis de la salud pública   /   Inundaciones   /   Hospital   /   Salud   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO