LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

Caso Strawberry: prosigue la "caza de brujas" en Twitter

El vocalista de la banda Def con Dos, César Augusto Montaña Lehman, más conocido como “César Strawberry”, ha sido juzgado hoy por la Audiencia Nacional.

Martes 12 de julio de 2016 | 10:09

Foto: Twitter ‏@MrInsustancial

Sobre él pesa una acusación de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas de ETA por la publicación de seis tuits y un retuit entre 2013 y 2014, hechos por los que las Fiscalía le pide 20 meses de prisión, ocho años de inhabilitación absoluta y dos de libertad vigilada.

"El fascismo de Esperanza Aguirre me hace añorar hasta a los GRAPO", "A Ortega Lara habría que secuestrarlo ahora" o el famoso retuit "¿Se puede llevar una camiseta con un estampado de Miguel Ángel Blanco? Lo pregunto desde el respeto y el verano", por el que su verdadero autor no ha resultado imputado, son algunos de los ejemplos que han llevado a la Audiencia Nacional a aceptar el recurso de la Fiscalía tras la decisión del juez instructor, José de la Mata, de archivarla inicialmente.

Durante el juicio, Strawberry ha explicado uno por uno el sentido de cada uno de los comentarios que el artista realizó en la red social. "He utilizado el humor, el sarcasmo, la ironía para tratar de desconcertar y hacer pensar más allá de los dogmas políticos y religiosos que se nos inculcan desde pequeño (…) contra el centro comercial cultural que nos quiere inculcar el sistema" ha afirmado frente a los jueces de la Audiencia, ante los que se ha visto obligado a repetir: "no defiendo el terrorismo, jamás en la vida lo he hecho, ni lo haré".

El caso recuerda al del concejal de Ahora Madrid, Guillermo Zapata, el cual también tendrá que sentarse en el banquillo en los próximos días por una serie de tuits de “humor negro” escritos en 2011.

A la salida del tribunal, el cantante de Def con Dos ha dicho que el proceso ha constituido “un juicio a la libertad de expresión”. Por si faltaba contexto, ha añadido: “Hoy he comparecido aquí buscando el amparo de la justicia ante una persecución injustificada de un Ministerio del Interior, que ya está dando demasiadas muestras de un sesgo absolutista que lo que busca es criminalizar la disidencia política”.

Recordemos que Strawberry fue detenido en mayo de 2015 en Madrid, en el marco de la tercera fase de la Operación Araña de la Guardia Civil contra el "enaltecimiento del terrorismo" y la "humillación a las víctimas" en Internet. El cantante quedó en libertad tras declarar y a la espera del juicio oral que comenzó hoy.

La primera Operación Araña tuvo lugar en abril de 2014, la segunda en noviembre del mismo año y con la tercera van más de setenta detenidos. Estas operaciones tienen como objetivo detener a personas que expresan supuesto “enaltecimiento del terrorismo” en internet, pero no solamente eso. En la acusación a Strawberry también se incluía un tuit sobre la corona, aunque finalmente su inclusión fue desestimada. Una operación ilegal incluso para el derecho democrático burgués que prohíbe “la caza”, o investigación prospectiva. A través de este tipo de operaciones buscan reprimir a amplias capas de la sociedad, utilizando el “enaltecimiento del terrorismo” como principal acusación. Una acusación de “provocación indirecta” que abre paso a jueces, policía y demás fuerzas represivas y coercitivas para que generen “a la carta” el propio enemigo del sistema.

"Franco, Serrano Suñer, Arias Navarro, Fraga, Blas Piñar… Si no les das lo que a Carrero Blanco, la longevidad se pone de su lado", es otro de los tuits por los que ha sido juzgado Strawberry. El fiscal Carlos Bautista y los jueces de la Audiencia se han asegurado de preservar el honor de estos ilustres fascistas en un país en el que cientos de miles de víctimas del franquismo siguen pendientes de justicia.






Temas relacionados

César Strawberry   /   Persecución policial   /   Persecución   /   Ley mordaza   /   Libertades Democraticas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO