Internacional

ESTADOS UNIDOS

Cientos de detenidos en protestas contra la violencia policial racista en EE. UU.

Más de 200 manifestantes fueron detenidos durante el fin de semana. En Baton Rouge la Policía local y SWAT utilizaron pertrechos militares convirtiendo la ciudad en un escenario de guerra.

Lunes 11 de julio de 2016 | 16:56

Las protestas que comenzaron la semana pasada, tras los brutales asesinatos de los afroamericanos Alton Sterling y Philando Castile a manos de policías blancos, se extendieron y crecieron durante el fin de semana.

Te puede interesar: Segundo día de protestas en Estados Unidos

En Baton Rouge, la ciudad del estado de Luisiana donde la semana pasada fue asesinado Alton Sterling, la policía local llegó el domingo junto a un equipo de SWAT con pertrechos militares, máscaras antigas y camiones preparados. En pocos minutos las calles parecían las de una ciudad sitiada. A pesar de que los manifestantes estaban llevando adelante su protesta en forma pacífica la policía avanzó sobre los mismos para dispersarlos, deteniendo a 48 de ellos.

DeRay McKeeson, parte del movimiento Black Lives Matter (La Vida de los Negros Importa) filmó su propia detención y luego la difundió por las redes sociales, lo que generó aún mayor indignación.

Ciudades como Chicago, St. Paul, Atlanta, Baton Rouge, Washington, Los Angeles, Nueva York o San Francisco fueron escenario de manifestaciones contra la violencia policial racista. Las protestas incluyeron cortes de calles, avenidas e importantes autopistas. La policía avanzó en la mayoría de las ciudades sobre los manifestantes reprimiendo y encarcelando a más de 200 en todo el país.

CHICAGO

ATLANTA

Las protestas se producen luego de los asesinatos de Sterling, de 37 años, en Baton Rouge y de Philando Castile, de 32 años, en un suburbio de St. Paul, Minnesota, y del tiroteo en Dallas del viernes pasado en el que murieron cinco policías. El sospechoso del tiroteo, es un afroamericano ex reservista del ejército que según la policía dijo querer matar a policías blancos en respuesta a los asesinatos racistas de las fuerzas de seguridad. Los acontecimientos son poco claros porque la policía de Dallas dio la orden de matar el sospechoso por medio de un robot bomba (un artefacto diseñado para ser utilizado en guerras) y no dieron a conocer las cintas con las cinco horas de negociaciones. Por lo que lo único que se conoce es la versión policial.

Te puede interesar: EE.UU: cinco policías muertos en Dallas en tiroteo durante una protesta

Por su parte, el presidente Obama que fue cauto en sus discursos sobre los asesinatos de Sterling y Castile, no dudó en condenar abiertamente el tiroteo y la muerte de los policías. Mientras que no se molestó en pisar Baton Rouge ni St. Paul para hablar con los familiares de los afroamericanos asesinados por la policía, participará el próximo martes junto al expresidente G W Bush de un acto conmemorativo por los policías muertos en Dallas.

Este gesto no puede más que agudizar las tensiones raciales, profundizando las protestas en todo el país y dando vía libre a una mayor represión y arrestos masivos, como los que se vieron este fin de semana.

Te puede interesar: Estados Unidos del racismo y la hipocresía






Temas relacionados

Philando Castile   /   Alton Sterling   /   Estados Unidos   /   #BlackLivesMatter   /   Racismo   /   Dallas   /   Barack Obama   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO