Política Estado Español

TERCERA DECLARACIÓN CRT

Cinco medidas urgentes, que no toma el gobierno, para enfrentar la catástrofe

El gobierno sigue sin tomar las medidas necesarias para atajar la crisis sanitaria y social. No quiere tocar los beneficios e intereses de las grandes empresas. Solo la clase trabajadora puede dar una salida que no se descargue sobre las grandes mayorías.

CRT Estado Español

Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras | @CRTorg

Jueves 26 de marzo | 15:26

El gobierno sigue sin tomar las medidas necesarias para atajar la crisis sanitaria y social. Con más de 4.000 muertos, 3.600 enfermos en las UCIs, 28.000 en hospitales y una cifra incalculable en sus casas sin ser atendidos. Desde la Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras (CRT) proponemos cinco medidas de emergencia.

El tiempo apremia, basta de dilaciones. Nuestras vidas valen más que sus ganancias

1. Intervención efectiva y sin indemnización de toda la sanidad privada...

...hoteles, universidades y empresas que puedan producir el material médico necesario y dotación presupuestaria extraordinaria de 10 mil millones de euros. Que todo el sistema sanitario quede bajo control de trabajadores y usuarios, así como el registro y comunicación de la información.

2. Contratación de todos los sanitarios en paro...

... y capacitación de estudiantes de grados y ciclos formativos de ciencias de la salud para su contratación como refuerzo del sistema sanitario y de atención a grupos de riesgo. Que se garanticen test masivos para todos aquellos que manifiesten síntomas, grupos de riesgo y trabajadores en activo, empezando por los sanitarios que intervienen en esta crisis.

3. Comités de sanidad e higiene en todos los centros de trabajo...

... que decidan quiénes deben quedarse en casa, qué actividad debe paralizarse, que garanticen el trabajo seguro y con los EPIs necesarios y reconviertan y reorienten la economía en función de las necesidades sanitarias y sociales apremiantes.

4. Plan de choque social...

...que prohíba despidos y ERTEs, suspenda alquileres, hipotecas, desahucios, cobro de suministros básicos, las cuotas de autónomos y las leyes de extranjería; que garantice una renta básica de cuarentena para quienes se queden sin ingresos, una vivienda o alojamiento digno en base a hoteles o viviendas vacías para quienes no tienen donde quedarse y mujeres que estén en situación de violencia de género, y créditos para autónomos, o pequeños productores abocados a la ruina.

5. Que la factura la paguen los capitalistas, y no sea el pueblo trabajador, con la Seguridad Social o con más deuda pública...

... Que se imponga un impuesto del 20% a las grandes fortunas, se expropie la de la Familia Real, un impuesto del 50% a los beneficios del 2019 del IBEX35 y otro a la banca para recuperar el dinero del rescate. Esto daría de forma inmediata 100 mil millones para poder afrontar los primeros golpes de la crisis económica. Que las empresas estratégicas y la banca sean intervenidas bajo control de sus trabajadores y se paralicen los pagos de intereses de la deuda.

Frente a su Estado de alarma, que se basa en militarización de las calles y el crecimiento de las agresiones y arbitrariedades policiales de todo tipo, pero tiene guante de seda con los grandes capitalistas, hay que oponer un programa que toque de forma directa sus ganancias e intereses.

Muchas de estas medidas son compartidas por otras organizaciones sindicales y de la izquierda. No así por las direcciones burocráticas de CCOO y UGT que son parte de la unidad nacional que encabeza Sánchez y Unidas Podemos, apoyando abiertamente medidas como los ERTEs exprés generalizados.

Es urgente exigir a las direcciones de los grandes sindicatos que rompan toda subordinación al gobierno y convoquen una huelga, como ya ha sucedido en Italia o aquí en empresas como Airbus, para que se paralicen los sectores no esenciales, aquellos centros en los que no existan condiciones mínimas de seguridad hasta que las haya y la reconversión de todas las empresas que sea posible para derrotar la pandemia.

Hoy un plan de emergencia que haga pagar la crisis a las grandes fortunas y empresas para atender la crisis sanitaria y social no es una opción, es una condición que define la vida o la muerte de miles de personas.






Temas relacionados

Crisis sanitaria   /   Coronavirus   /   Política Estado Español   /   Sanidad Pública   /   Trabajadores sanidad   /   Control obrero   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO