Política Estado Español

GALICIA

Cinismo, mentiras y excusas de Feijóo ante el caso de la Hepatitis C

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, responderá en el Parlamento gallego la próxima semana a las preguntas de la oposición sobre el tratamiento de la hepatitis C, tras la imputación de dos altos cargos de Sanidade.

Jacobo A. García

@Jacobscarface

Viernes 22 de abril de 2016

Foto: EFE

El gobierno de Feijoó fue imputado por la muerte de 6 personas que no recibieron su tratamiento para la Hepatitis C. Así mismo, el Juzgado de Instrucción número 3 de Compostela citó a declarar al exdirector general de Asistencia Sanitaria del Servicio Galego de Saúde (SERGAS) y gerente del área de Vigo, Félix Rubial, y a la subdirectora general de Farmacia, Carolina González Criado-Mateo, por presunta prevaricación administrativa al retrasar y negar los nuevos fármacos de tratamiento contra la hepatitis C a enfermos. Además, el Ministerio Fiscal observó que la actuación de los dos altos cargos imputados presenta "indicios suficientes" de delito de "homicidio por imprudencia grave profesional”.

Vergonzosas declaraciones de Feijóo y de su gobierno

El pasado lunes Alberto Núñez Feijóo declaró que “el 99 por ciento de los pacientes han sido tratados" y que "por esa denuncia que afecta a dos o tres pacientes" no le parecía "lógico hacer esa relación" (entre recortes y consecuencias).Unas declaraciones más bien frívolas las del presidente, desvinculando los recortes en gasto sanitario de las muertes, sobretodo al trascender la posterior citación de estos dos cargos.

Los grupos de la oposición consideraron que la comparecencia del conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña ante el Parlamento de Galicia no es "suficiente". Acusan al presidente gallego de "escudarse" en el conselleiro en un tema que "excede al ámbito sanitario", ya que ligan el "retraso" en la dispensación de los nuevos tratamientos contra esa enfermedad, de un elevado coste, a las políticas de la Xunta para cumplir con el déficit.

Todos los grupos de la oposición preguntarán al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, en el pleno de la próxima semana por el suministro de fármacos de la hepatitis C a raíz de que la Fiscalía haya ligado "retrasos injustificados" en la contratación y financiación para la dispensación de medicamentos con "criterios presupuestarios". Esto se produce después de que estos mismos grupos de oposición exigieran el Presidente de la Xunta que “no escurriera el bulto” y derivase responsabilidades al conselleiro de Sanidad José Luis Almuíña.

El portavoz del BNG en el Parlamento, Francisco Jorquera ha manifestado su deseo es que "la Justicia no se deje presionar" para que "investigue hasta el final" y "depuren las responsabilidades hasta las últimas consecuencias”. En este sentido, ha remarcado que "la consecuencia es que tres pacientes murieron sin acceder al tratamiento" y "otros tres llegaron cuando ya era irreversible". Jorquera consideró "gravísima" la acusación de la Fiscalía y tachó de "aberrante" la respuesta del lunes en Madrid por Feijóo, a quien le recordó que "cada vida humana es insustituible”.

Antón Sánchez, por parte de AGE -Alternativa Galega de Esquerda-, mencionó las declaraciones que entonces causaron polémica de Xosé Manuel Beiras durante la campaña electoral de 2012, donde aseguraba que los “recortes matan". El diputado de AGE ha manifestado que Feijóo "carece totalmente de ética" y ha sido "intolerable" su forma de pronunciarse al respecto de este caso "¿Cuántos muertos más necesita Feijóo para comprobar que tuvieron que ver las políticas de austeridad?", se ha preguntado.

La diputada del Grupo Mixto, Chelo Martínez, también ha anunciado que se pedirán "responsabilidades al presidente" porque ha observado que la "consecuencia de ese cumplimiento del déficit" ha sido "la muerte de personas". Además, relacionado con esto, el Mixto pidió acceder a las cárceles gallegas para entrevistarse con presos y sus directores y conocer su situación, pero se les ha denegado, algo que considera "gravísimo". La visita la quieren hacer para conocer si se están respetando los "derechos humanos" y se ha preguntado cuántos internos pueden estar en la situación de no recibir los nuevos tratamientos de la Hepatitis C.

El colegio de médicos de Pontevedra alertó del peligro hace un año

El Colegio de Médicos de Pontevedra advirtió hace más de un año del peligro para los enfermos de hepatitis C el aplicar criterios "economicistas", según una carta que fue divulgada por la CESM (Confederación Estatal de Sindicatos Médicos). La carta, con fecha del 6 de febrero de 2015, estaba dirigida al entonces director general de asistencia sanitaria del SERGAS Félix Rubial, uno de los dos cargos de la Xunta que la Fiscalía investiga ahora. En la misiva, el secretario general del Colegio oficial de médicos de Pontevedra, Pedro Silva, señalaba a Rubial que había pacientes a los que "sistemáticamente" la subcomisión para el tratamiento de la hepatitis C, dependiente de la Consellería de Sanidade, les "deniega el acceso a los tratamientos con antivirales de acción directa de segunda generación, concretamente sofosbuvir". Silva señalaba entonces que eran pacientes en estadio "metavir F3" clínicamente afectados de una fibrosis hepática en grado avanzado y precirrótico.

La contestación popular a los recortes se viene demostrando en las calles

En toda Galicia se vienen fundando plataformas contra la privatización y los recortes en sanidad pública. Es especialmente significativa la organización de los trabajadores y usuarios en Vigo, en la que es considerada por muchos la peor sanidad del Estado español. Casos similares a los que denuncia la Fiscalía con los enfermos de Hepatitis C, se suceden a diario en el área sanitaria de Vigo, donde las interminables listas de espera, la mala organización de los servicios, la falta de medios y de personal (incluso los problemas estructurales en el nuevo edificio del Hospital Álvaro Cunqueiro) dificultan la asistencia a los pacientes. En algunos casos esto ha llegado a conllevar la muerte.

Son diversas ya las movilizaciones que se vienen celebrando contra los recortes en el sistema sanitario de Galicial. Desde la gran manifestación del 3 de Septiembre en Vigo, con más de 200.000 personas, pasando por la heróica lucha de los celadores y la de los limpiadores del Hospital Álvaro Cunqueiro, que venimos cubriendo desde Izquierda Diario. La asociación S.O.S Meixoeiro también continuó luchando estos últimos meses, como demuestra el reciente y enorme “abrazo simbólico” al Hospital Xeral, uno de los hospitales desmantelados en el proceso de traslado al nuevo hospital de gestión público privada. Para el próximo 12 de mayo se prevé una gran manifestación, convocada junto a los sindicatos mayoritarios, que pretende repetir la gran afluencia de la del 3 de Septiembre.

Todo esto, unido al resto de movilizaciones que se sucedieron y suceden en Galicia para denunciar las graves consecuencias de los recortes en sanidad, demuestran que el pueblo trabajador está harto del cinismo de los gobernantes del Partido Popular, y se muestra indignado. La organización independiente de los trabajadores, los usuarios, unida a la coordinación con otros sectores en lucha, pueden llevar a un gran movimiento contra la privatización, que como la Marea Blanca en Madrid, sea capaz de parar los pies a quienes priorizan el pago de la deuda a la vida de las personas.






Temas relacionados

Política Estado Español   /   Galicia   /   Hepatitis C   /   Partido Popular (PP)

Comentarios

DEJAR COMENTARIO