Política Estado Español

DESALOJO FAMILIAS RAVAL

Colau, de la PAH al desalojo exprés del Raval

Este jueves la Guardia Urbana de Barcelona realizaba el desalojo exprés, sin orden judicial, una finca ocupada por familias sin viviendas en el barrio del Raval.

Pere Ametller

@pereametller

Viernes 16 de febrero de 2018

Las unidades de antidisturbios de la Guàrdia Urbana, las UPAs, que Barcelona en Comú prometió en campaña electoral disolver siguen gozando de buena salud. En estos casi tres años de mandato las hemos visto en la primera línea de la persecución a los manteros o más recientemente desalojando la Residencia de Estudiantes Autgestionada,].

Este pasado jueves los UPAs volvieron actuar, en este caso en un operativo que desnuda radicalmente el “donde dije digo digo Diego” de Ada Colau. En este caso el “donde dije PAH digo desahucio”. Estos antidisturbios fueron los encargados de desalojar a las 22 personas, varias de ellas menores, que ocupaban una finca de vivienda municipal del barrio del Raval.

En medio de la polémica por los narcopisos del Raval, los ocupantes han tenido que defenderse asegurando que son vecinos y que lo único que buscaban es un techo ya que no se pueden pagar un alquiler. Se trata de familias en situación de vulnerabilidad que no pueden “esperar” los ritmos del Ayuntamiento para resolver la falta de vivienda pública de alquiler social.

Desde el Ayuntamiento se ha argumentado que los pisos de la finca van a ser destinados como vivienda social. Se trata de 11 apartamentos que llevaban 3 años vacíos y acababan de ser rehabilitados. Sin embargo, y a diferencia de lo que ha sido una demanda elemental de la PAH y los movimientos por la vivienda, a las familias desalojadas no se les ha ofrecido ninguna “alternativa habitacional”. Han quedado directamente en la calle.

Es de un cinismo sonrojante que se eche del edificio a familias que no se pueden pagar un alquiler con el argumento de que se destinara esos pisos a viviendas sociales. ¿ A caso estas 22 personas que se han visto obligadas a ocupar una vivienda para tener un techo no necesitan una vivienda social? Ante la falta de una respuesta del Ayuntamiento, de la Generalitat y del Estado han tenido que optar por la ocupación.

Además, el desalojo de manos de las UPAs ha sido denunciado por varias entidades del barrio. Desde la Residencia de Estudiantes Autogestionada se ha denunciado que la los antidisturbios de la Guàrdia Urbana han tirado gas dentro del edificio, aún cuando habia un bebe dentro.

Colau, que se debe la alcaldía en gran parte a su pasado como activista y portavoz de la PAH, con su negativa a enfrentarse a los poderes económicos de la ciudad -con los que cada vez está ás imbricada, no hay que ver su ultradefensa del MWC- no ha resuelto en nada los problemas de acceso a la vivienda en Barcelona.

La negativa a tomar medidas contra los pisos vacíos de la banca, como las sanciones o incluso expropiaciones que llevaba BeC en su programa electoral, hace que ni el drama de los desahucios ni el de la falta de vivienda se esté solucionando. Lejos de eso, durante los dos últimos años el precio del alquiler en Barcelona ha aumentado por encima del 25%.

Se han limitado a argumentar que con las competencias del Ayuntamiento y la legalidad actual “no se puede”. En vez de utilizar su posición institucional al servicio de la movilización popular, por ejemplo alentando la ocupación de las miles de viviendas dedicadas a la especulación, de buscar como rebasar los marcos legales que protegen los intereses de los capitalistas, Colau defiende que desde las instituciones no se puede practicar la desobediencia que practicaba desde el activismo.

Lo que no había dicho aún, y que es consecuencia de esta lógica de gestionar el capitalismo, es que la llegada del “cambio” a las instituciones era para seguir dejando a familias en la calle.






Temas relacionados

Política Estado Español   /   Barcelona en Comú   /   Ada Colau   /   Desahucios   /   Derecho a la vivienda   /   Barcelona   /   Represión   /   Vivienda

Comentarios

DEJAR COMENTARIO