Economía

Caída del precio del cobre y tendencia a la recesión económica

¿Cómo afecta la desaceleración económica a Chile?

Sebastián Castro

Director Colegio de Periodistas Antofagasta

Miércoles 10 de septiembre de 2014

Las cifras son preocupantes. Si bien desde los tiempos del gobierno del ex Presidente Piñera la caída del aumento del PIB mantenía en recelo las discusiones sobre una posible desaceleración económica, hoy son pan de cada día.

El gobierno de la nueva mayoría se ha tenido que enfrentar a la caída más fuerte de la economía en los últimos 5 años. Por su parte, datos del Banco central auguran un aumento de no más del 1,9% en la economía nacional durante el segundo semestre, cifras desde donde se sostiene el gobierno de Michelle Bachelet para levantar su “Plan de Presupuesto”.

A su vez y nuevamente, el Indicador mensual de actividad económica, IMACEC, reflejó una variación negativa en una caída del 0,2% de la economía, acentuada principalmente por el bajo desempeño que ha tenido la Minería, principal sostén económico de un País principalmente exportador de materias primas. Mientras que a nivel mundial, según estimaciones internacionales, las mismas caerían entre un 10 y un 15% este año, obteniendo un crecimiento mundial de no más del 4% explicándose así la caída del precio del cobre, el estancamiento de la economía y el declive de la misma, que contradictoriamente fortalece al dólar esporádicamente.

Impactos: El desempleo, reducción de fuerzas y baja demanda.

Aumentó la tasa de desempleo de un 6,2% a un 6,5% (0,3 %). Según la INE, en el trimestre de Abril-Junio no hubo variaciones, lo que demuestra una estabilidad totalmente variable. Los primeros efectos lo ha sufrido principalmente el sector minero el cual bajo un 2,4% su producción durante el segundo semestre: El cierre de Cerro Dominador que dejo a más de 300 desocupados así como también los despidos preventivos en “Pampa Norte” (De la multinacional BHP Billiton) son solo una pequeña muestra inmediata de los efectos de esta desaceleración.

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la cifra de desempleo ha desembocado en un fenómeno que mantiene preocupado al gobierno: Mientras que durante el primer semestre el desempleo aumentó, no ha variado, es decir, se ha mantenido en un 6,5% estable, pero esto a su vez trae consecuencias como el hecho de que su permanencia ha sido empujada principalmente porque ha habido una “reducción de la fuerza de trabajo” es decir, menos personas han buscado un empleo.

Frente a la caída, el Ministro de Hacienda, Alberto Arenas hizo un llamado a la calma donde indico que “vamos a enfrentar mejores cifras en inversión, en consumo y en demanda interna”, lo cual mantiene una expectación inestable dentro del País que augura un escenario poco sustentable de mantenerse las actuales cifras, cabe destacar que desde estudios del Banco central se habla de un aumento de tan solo entre 1,75 y un 2,25% anual de la economía nacional.

El factor internacional

La caída del precio del cobre tiene sus razones: El factor Chino. Desde comienzos de la crisis financiera mundial a principios del año 2008 la presencia China en América Latina ha hecho de Chile un país económicamente dependiente del gran asiático (Solo China importa el 40% del total del cobre chileno. A su vez, la desaceleración de la economía en China ha causado la baja en la demanda del cobre y por ende la caída de su precio a nivel internacional. El “Súper-ciclo” del cobre en el que se había apoyado el gobierno de ex mandatario Sebastián Piñera se desmorona, con esto los niveles de inversión en la minería han decaído considerablemente. Antofagasta, principal ciudad minera del País, tuvo una caída en su economía interna de un 2,4% y la tasa de desempleo aumento a un 7% superando incluso la media nacional.






Temas relacionados

Cobre   /   Internacional   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO