PAIS VASCO

Derribo del CSA Kortxoenea de Donostia entre detenciones y violencia policial

Este martes empezaba la demolición del gaztetxe Kortxoenea en Donostia. Previamente la Ertzaintza procedía al desalojo del centro social, reprimiendo duramente a cientos de jóvenes y vecinos que se manifestaron contra el derribo, produciéndose dos detenciones.

Arsen Sabaté

Barcelona | @ArsenSabate

Miércoles 4 de noviembre de 2015

Foto: @Nerea_lr / @irutxulo

En la mañana del martes las máquinas excavadoras empezaban la demolición del emblemático gaztetxe Kortxoenea de Donostia.

La antigua fábrica de corchos, donde se ubica el centro social, fue ocupada en 2010 y desde entonces se han llevado a cabo diferentes iniciativas y proyectos culturales para jóvenes y vecinos de la localidad.

Anteriormente el propietario de la fábrica ya había intentado proceder con las obras para el derribo, pero tanto el 4 de septiembre como el 15 del mismo mes, el Ayuntamiento y la presión popular consiguieron paralizar las obras. En aquel momento el consistorio gobernado por el PNV constataba que la obra carecía de algunas condiciones y requisitos para su inicio.

Sin embargo, en esta ocasión el alcalde de Donostia, Eneko Goia, ha argumentado mediante un comunicado que el derribo "obedece a una decisión del propietario del inmueble, que, como tal, es quien está facultado para ejercitar sus derechos".

Ante estos hechos, la Ertzaintza procedía durante la madrugada del martes al desalojo de los jóvenes que se encontraban en el interior de Kortxoenea. En ese momento empezaron los enfrentamientos debido al violento trato que emplearon los antidisturbios de la policía autonómica vasca, procediendo incluso a la identificación de algunos de los habitantes del centro social.

Al poco tiempo de empezar con la demolición, tres jóvenes consiguieron parar momentáneamente las obras, encaramándose al tejado de Kortxoenea. No obstante, poco después fueron también desalojados por la policía.

A las nueve de la mañana, eran cientos los jóvenes y vecinos de Donostia que acudían al llamamiento de los miembros de Kortxoenea para manifestarse delante del gaztetxe y protestar por el derribo y el desalojo policial.

Poco después la protesta se hizo notar al paso de la Avenida de Ategorrieta, cortando la calle. La Ertzaintza por su parte ha hecho nuevamente muestras de la violencia policial, desalojando por la fuerza a los manifestantes de la carretera, arrastrando y golpeando a varios de ellos.

El operativo policial puesto en escena para posibilitar el derribo del centro social fue en aumento durante toda la mañana y dos personas fueron detenidas por la Ertzaintza acusados de atentado contra los agentes policiales, según informa el Departamento de Seguridad.

Por la tarde cientos de personas volvieron a manifestarse en defensa del histórico centro social Kortxoenea y contra el trato efectuado por las fuerzas policiales y las detenciones.

El Ayuntamiento comunicó ayer su disposición de buscar "alternativas que permitan mantener la actividad cultural de Kortxoenea". Sin embargo, las reuniones que se vienen celebrando durante estos meses no garantizan por el momento las necesidades de los representantes del gaztetxe.






Temas relacionados

Ertzaintza   /   Euskal Herria   /   País Vasco   /   Violencia policial   /   Libertades Democráticas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO