Política Estado Español

OPINIÓN

Desde la monarquía al orden neoliberal: 6 señales de la capitulación de Podemos al Régimen

El camino escogido por Podemos lo ha llevado de las plazas al Gobierno del Estado. Eso sí, todo ello ha tenido un precio. ¿Cuál? ¿Qué han decidido aceptar para llegar dónde están hoy?

Ernesto Castilla

ContraCorrent Barcelona

Martes 28 de enero | 12:53

Foto: EFE

Fue en 2014 cuando Pablo Iglesias pronunció aquello de “el cielo no se toma por consenso: se toma por asalto”. Casi seis años después, la cita se ha modificado; “tomar el cielo” se ha transformado en ser ministros de un gobierno en coalición con los social-liberales del PSOE y el “asalto” ha pasado a ser consenso, concretamente el consenso con la monarquía, el orden neoliberal y la constitución.

A continuación, presentamos seis de las grandes muestras de la integración de Unidas Podemos en el Régimen del 78.

Te puede interesar: Unidas Podemos, un lugarcito en el cielo del Estado capitalista español

1. ¡Que la Monarquía no solo es de derechas, eh!

La semana pasada saltaba la noticia cuando la Mesa del Congreso, de la cual forman parte Unidas Podemos y en Comú, vetó por unanimidad la iniciativa de la CUP que pretendía la comparecencia ante la Cámara del Rey Felipe VI. La petición estaba motivada por las noticias acerca de supuestos sobornos de la empresa semipública española Defex con el objetivo de obtener contratos de armamento en Arabia Saudí, caso que investiga la Fiscalía Anticorrupción.

La formación independentista vincula la investigación con la supuesta relación y/o mediación del Rey Juan Carlos con las autoridades saudíes y considera necesario que el actual jefe del Estado (su hijo) rinda cuentas sobre este asunto ante la Cámara.

Te puede interesar: Jurar lealtad al rey posando de antifascista

Mientras tanto, Alberto Garzón sigue intentando defender su republicanismo llamando “ciudadano Felipe de Borbón” al mismo rey al que acaba de jurar lealtad. Pero Pablo Iglesias tampoco se queda atrás y en el debate de investidura del 7 de enero decía lo siguiente dirigiéndose a las derechas:

“Si quieren ustedes defender la Monarquía, eviten que la Monarquía se identifique con ustedes" y planteaba la paradoja que suponía el hecho de que la derecha se hubiera convertido así en la mayor amenaza para la Corona.

¿Pero acaso la Monarquía puede ser de izquierdas? Y si la derecha es su mayor amenaza ¿quién la está sosteniendo? Las actuaciones de Unidas Podemos dan más que pistas, pues lo realmente paradójico (o hipócrita) es ver a dos personas prometer “lealtad al Rey” y apoyar el veto a su comparecencia en el Congreso mientras lucen el pin antifascista.

2. ¡Viva la Constitución!

Si la defensa de la Corona ya supone un gran síntoma de integración en el régimen, la reivindicación de la Constitución tampoco se queda atrás. Aunque en campaña ya vimos al líder de la formación morada insistir una y otra vez en la aplicación de dicho documento, el mejor signo de respeto al orden constitucional lo encontramos en la cuestión catalana.

Te puede interesar: Unidas Podemos hace gala de su renovado constitucionalismo del 78

El día de la sentencia del “procés”, el líder de la formación morada escribía en su cuenta de Twitter: “Todo el mundo tendrá que respetar la ley y asumir la sentencia, pero a partir de hoy toca arremangarse y trabajar por reconstruir puentes entre una sociedad catalana dividida y entre parte de la sociedad catalana con la sociedad española”.

Mientras Iglesias llamaba a acatar la sentencia, su compañero Alberto Garzón criminalizaba a la juventud que se manifestaba contra la sentencia tachando de “desmesurada, desbordada, sin horizonte” la violencia no de la policía, sino de la juventud que estaba sufriendo la brutal represión.

3. No apoyar la Huelga de Euskal Herria por las pensiones

Si en lo social era donde cabía esperar más gestos por parte de Unidas Podemos, a la hora de la verdad vuelven a dejar claro de qué lado están. Ante la convocatoria de huelga general en Euskal Herria bajo el lema “trabajo, pensiones y vida dignas”, Podemos no apoyará debido al carácter “social y político”.

En realidad, este nuevo gesto tampoco es algo totalmente nuevo. Sin in más lejos, el año pasado la alcaldesa de Barcelona Ada Colau – gracias a C’s- hizo unas declaraciones en las que prácticamente avalaba la sentencia antihuelga contra los riggers en post de que se celebrara el Sónar. De hecho, nada más ser elegida para el cargo la primera vez, ya traicionó la huelga de los trabajadores de Movistar.

Te puede interesar: Podemos no apoya la huelga de Euskadi por su "carácter social y político"

Como buena pata izquierda del régimen, eso de apoyar la lucha de los y las trabajadoras se queda para las redes sociales, y a veces ni eso.

4. Universidad-Empresa

En materia de educación, Unidas Podemos tampoco parece que vaya a romper con el statu-quo. El Ministerio de Universidades estará a cargo de Manuel Castells, quien en 2008 era firme defensor del Plan Bolonia. El actual ministro no solo negaba entonces la privatización y la mercantilización de la universidad como consecuencia del nuevo modelo, sino que defendía la financiación privada de las mismas.

La cosa no se queda aquí. Castells también apostaba por aumentar el precio de las matrículas universitarias y tachaba de “demagógico” un elemento tan democrático como la elección del rector por parte de estudiantes y personal. Pero los resultados del Plan Bolonia ya los conocemos: elitización de la educación y universidades cada vez más precarias controladas por las empresas.

Te puede interesar: Este es el modelo “norteamericano” de universidad empresa que defiende el futuro ministro Manuel Castells

Por si alguien pensaba que tal designación viene dada por alguna imposición del PSOE, cabe recordar que fue propuesto por nada más y nada menos que Ada Colau. Así pues, las grandes fortunas podrán seguir tranquilas con alguien que vela por sus intereses en el gobierno.

5. Aval del imperialismo español

A comienzos de año, la ofensiva en Irán llevada a cabo por EE.UU. confirmaba de nuevo el carácter imperialista del país norteamericano. Poco después, el parlamento iraquí pedía la expulsión de las tropas estadounidenses y del resto de tropas extranjeras en su territorio, entre las cuales también se encuentra el ejército español.

La respuesta por parte de Unidas Podemos ha sido el absoluto silencio, cosa que tampoco es de extrañar dado que la agenda militar ha sido un punto de discusión inexistente entre la formación morada y el PSOE para el gobierno de coalición.

Te puede interesar: ¿Qué dicen IU y el PCE de la permanencia de 550 soldados españoles en Iraq?

El gobierno “progresista” confirma así la continuidad la política imperialista del Estado Español. De hecho, antes incluso de que se conformara, Pedro Sánchez ya dio muestras de ello en el envío de policía española para adiestrar a los carabineros en Chile

6. Con economía neoliberal, no habrá mejoría social

Llegados a este punto, la bondad de UP para con el orden neoliberal está fuera de toda duda. Para muestra de ello, solo hacen falta un nombre y un apellido: Nadia Calviño.

Por si aquello que se mencionaba en el preacuerdo de gobierno sobre el “equilibrio presupuestario” y la “responsabilidad fiscal de España con Europa” eran aún algo ambiguos, el nombramiento de Nadia Calviño como vicepresidenta de asuntos económicos y transformación digital lo deja claro. Se trata de una defensora de la “mochila austríaca” y excandidata europea a presidir el FMI, el mismo órgano imperialista del capital internacional responsable de los planes de ajuste en Ecuador contra la clase trabajadora y los sectores populares.

Así pues, la integración de Unidas Podemos en el gobierno supone la aceptación de la continuidad de las políticas neoliberales y el acatamiento de los dictámenes de la UE y el IBEX. He aquí el mejor ejemplo:

Lejos de plantear este artículo como un llamamiento a recuperar el Podemos inicial, quisiera recordar las palabras de Pablo Iglesias después de que Tsipras decidiera aceptar las imposiciones de la Troika y aplicar los ajustes de la deuda: “es lo único que podía hacer”.

Además, también dio otras pistas de lo que iba a ser el camino de su partido cuando dijo que tan solo se podía “acumular un poquito más de poder administrativo” para que en Europa se formaran nuevos gobiernos que defendieran “los derechos sociales, la redistribución de la riqueza y el bienestar”.

Así pues, Unidas Podemos confirma lo que ya se pronosticaba en sus orígenes. Si su rol como pata izquierda del Régimen 78 es la consecuencia esperada de aquel “es lo único que podía hacer”, el gobierno de coalición con el PSOE bajo la defensa de la monarquía, el imperialismo y el orden neoliberal representa la parte de “acumular un poquito más de poder administrativo”.

Te puede interesar: ENTREVISTA CON SANTIAGO LUPE DE LA CRT - “No es un gobierno progresista, es el gobierno de la quinta potencia imperialista de Europa”






Temas relacionados

Gobierno de coalición PSOE-UP   /   Unidas Podemos   /   Política Estado Español   /    Régimen del ‘78   /   Podemos   /   Izquierda española   /   PSOE

Comentarios

DEJAR COMENTARIO