Política Estado Español

CATALUNYA

Detienen al ex vice presidente del parlament por negarse a declarar

El ex vice presidente primero del parlament de Catalunya Josep Costa ha sido detenido esta mañana por orden del TSJC y posteriormente se ha negado nuevamente a declarar ante la jueza Maria Eugènia Alegret.

Miércoles 27 de octubre | 14:44

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya mantiene abierta la investigación contra la anterior mesa de la cámara catalana por no acatar la resolución del Constitucional de impedir el pleno parlamentario sobre monarquía y autodeterminación.

La detención de Josep Costa, viene precedida también de la petición del partido de extrema derecha Vox, ya que el pasado 15 de septiembre el ex vicepresidente se negó a declarar en la cita judicial requerida a los miembros de la mesa.

En ese momento Costa no fue y denunció en redes sociales la injerencia
del Tribunal Constitucional en cuanto a los debates parlamentarios manifestando que “no estoy dispuesto a establecer una mesa de diálogo con unos jueces y fiscales represores que no tienen nociones básicas de qué es la separación de poderes. Mi objetivo es ganar esta batalla en Europa, por eso he decidido no presentarme a declarar”.

Gonzalo Boye, abogado también de Costa ha insistido en que la detención es ilegal al decir que "ordenar la detención de alguien, por un presunto delito que no lleva aparejada la pena de prisión es, lógicamente, desproporcionado y arbitrario, más aún cuando el único motivo es tomarle declaración sabiendo que no va a declarar".

Por otra parte, a la presidenta del parlamento de Cataluña Laura Borràs, se le ha impedido la entrada en el edificio del TSJC donde está arrestado Costa, por orden expresa del presidente del propio tribunal.

Sin duda, el Poder Judicial y el sector más "bunquerizado" del Régimen del 78, sigue con su cruzada contra los dirigentes independentistas, frente a las aproximaciones entre el gobierno del PSOE y Unidas Podemos y el gobierno de la Generalitat. El Tribunal de Cuentas, la detención de Carles Puigdemont, y la inhabilitación de Quim Torra, son algunos de los ejemplos más notorios.

Sin embargo, tanto el intento de restauración autonómica mediante la gestión de mayores infraestructuras y competencias, que sólo harán que beneficiar a las grandes empresas catalanas en las negociaciones entre el gobierno central y los partidos procesistas, como la vía reaccionaría, con la judicatura a la cabeza , comparten un mismo objetivo, que no es otro que acabar de raíz con las aspiraciones democráticas por el derecho a decidir del pueblo catalán.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO