Política Estado Español

ESTADO ESPAÑOL

Donostia vota pero el Régimen del 78 se opone

Cómo será de democrático un Régimen que niega las votaciones de su propio pueblo y las prohíbe. El domingo votó Donostia y se preparan referéndums contra la monarquía en universidades y barrios.

Guillermo Ferrari

Barcelona | @LLegui1968

Lunes 19 de noviembre de 2018 | 19:54

La noche del 1-O del año pasado Rajoy se expresó de manera lapidaria “Hoy no ha habido un referéndum”. Como si fuera presidente en una galaxia lejana, Mariano Rajoy negó el sencillo hecho de que más de dos millones de personas votaron en toda Catalunya. Una especie de dejavú de lo que fue el 9N de 2014. Pero el Régimen del 78 no lo vio así y desde entonces ha lanzado una furibunda represión judicial y policial contra el pueblo catalán apoyada por el PSOE y Ciudadanos.

Este domingo se convocó a un referéndum en una de las capitales vascas, Donostia, organizado por la plataforma soberanista Gure Esku Dago (Está en nuestras manos). Lo han hecho algo más de 21 mil personas sobre un censo de 160.000, lo cual da casi un 15% del total. Esta cita es parte de un conjunto de votaciones con la perspectiva de realizar un referéndum vinculante en todo Euskadi para ejercer el derecho a decidir.

También han participado otras localidades con una participación dispar: un 9,15% para Irun, un 17% en Zalla, un 16,4% en Balmaseda, y un 18,8% en Alonsotegi. La media de las cinco localidades arroja el porcentaje final del 12,46%. También han sido diversas las preguntas que se han realizado . En Donostia más abierta preguntando si se quería decidir el futuro de manera independiente o más directa como en Alonsotegui en la que se planteaba si se querí constituir un Euskal Herria independiente.

Las votaciones se llevan realizando en diferentes municipios guipuzcoanos desde junio de 2016 por el derecho a decidir. Desde entonces han votado algo más de 115.000 personas que suman un 17% del total que está habilitado para ejercer ese derecho. Los resultados han sido de un aplastante voto afirmativo. Si bien las votaciones en Donostia han sido apoyadas por el PNV y Bildu, se nota que han movilizado toda su militancia y su electorado.

Este proceso de votaciones por municipios copia, en cierta medida, un proceso similar al realizado en Catalunya entre 2009 y 2011. En el Principado durante dos años se ha ido votando en toda su geografía por la independencia. Y, fue a partir de 2012 en que las movilizaciones se hicieron más fuertes para desembocar dos años después en el 9N. Veremos cómo se desarrollará en Euskadi. Por lo pronto, la política del Gobierno de Sánchez y de la derecha es similar: ignorarlo.

Las universidades también votan

Pero éste proceso de querer decidir de manera mucho más directa se está dando, no solo en las nacionalidades del Estado español. También entre los jóvenes universitarios. Ya son 18 universidades las que tienen convocadas referéndums o están en ello. Estos referéndums hacen referencia a la forma del estado. Son referéndums contra la monarquía y por la república.

La juventud está siendo azotada con una temporalidad que supera el 50%, un paro que está en esos mismos niveles. Si quiere estudiar tiene unas tasas que han ido creciendo sustancialmente más que los salarios de los jóvenes y sus padres. Los “ni-ni” de los que hablan despectivamente desde los medios de intoxicación son obligados por las condiciones de vida que hay. Sin embargo, los jóvenes tienen la fuerza y el ímpetu del “recién llegado”.

Están padeciendo un régimen que no han votado. Un monarca que fue nombrado por un dictador, una Constitución en la cual no pudieron hacer nada puesto que aún no habían nacido, pero la tienen que sufrir. Y, comienzan a preguntarse, ¿Por qué me tengo que aguantar? ¿Quién dijo que debemos vivir peor que nuestros padres? ¿Por qué hay que pagar 7 millones de euros a una familia que no nos representa? Y los estudiantes de la UAM se preguntan ¿Estás a favor de abolir la Monarquía como forma de Estado e instaurar una República?

Los municipios y los barrios no se quedan atrás

El 23 de junio pasado 6490 personas votaron en el popular barrio de Vallecas por la República y contra la Monarquía. Eso solo fue la primera gota. Ahora hay algo más de una docena de distritos que están apuntados: Vicálvaro el 24 de noviembre, las consultas del día 2, Laguna y Móstoles el 15 de diciembre. Y, esto es solo el comienzo. El PP comienza a mostrarse nervioso y amenaza con denunciar al alcalde de Leganés.

Este fin de semana, el pueblo de Vallecas marchó hasta Vicálvaro para entregar las urnas con las cuales harán otro referéndum del barrio. El 24N será otro pequeño hito en el proceso de demostrar a amplios sectores sociales que la Monarquía es una institución que no es querida por el pueblo español y que debemos sacarnos esa pesada loza de encima. Vicálvaro toma la posta y se encienden los motores para que en diciembre confluyan los barrios y las universidades.

El problema es el Régimen del Ibex35

Todos estos procesos de votaciones, aun teniendo en cuenta sus diferencias, son una clara muestra de que importantes sectores sociales no solo no confían en las instituciones sino que empiezan a movilizarse para resolverlos de algún modo. Es muy común decir o pensar que los políticos, el Rey y los poderosos tiran para su lado. Pero los jóvenes además, no esperan “órdenes” de los partidos del régimen.

Lo que cambia es que los jóvenes que se organizan en las universidades o en los barrios ahora se movilizan para demostrar su sentimiento, para señalar a los culpables y poder aumentar la masa crítica con la cual golpear a los poderosos del Ibex 35, del bipartidismo y del Jefe del Estado. Estos referéndums, aun sin ser vinculantes, servirán para unir los reclamos de los jóvenes precarios, de los barrios, etc.

Estos fenómenos de referendos locales surgen sin el apoyo de la izquierda política del Régimen. Los “republicanos” del PSOE fueron los primeros en defender al Rey de las grabaciones de Corina. Obviamente contaron con el apoyo del PP y Ciudadanos como no podía ser de otro modo. Surgen con la fuerza de los estudiantes y los jóvenes que quieren decidir su propio futuro.

Estos referéndums, en los que los trabajadores y el pueblo quieren decidir todo, son una gran oportunidad de movilización y organización. La izquierda anticapitalista y revolucionaria debe apoyar decididamente ésta lucha porque señalan al principal culpable de la situación, el Jefe del Estado y porque son procesos relativamente independientes de los partidos de estado. Por ello los militantes del CRT los apoyamos.

Los apoyamos en la perspectiva de que los jóvenes universitarios y de los barrios confluyan entre sí y juntos vayan hacia las fábricas y los trabajadores como lo hicieron los jóvenes del mayo francés en el camino de la huelga general y la lucha de clases y de calles. Porque sólo así podremos hacer valer nuestro número: con lucha y organización.

Solo así podremos conquistar verdades procesos constituyentes, torciéndole el brazo al Régimen del 78 y el Ibex 35. Así podremos decidir qué régimen queremos, acabar con el patriarcado, buscar una unión fraternal y voluntaria de trabajadores y los pueblos, resolver los graves problemas del paro y la precariedad laboral. En fin acabar con la nación del Ibex 35 para crear una federación de naciones libre y voluntaria entre los trabajadores y los pueblos de la península.






Temas relacionados

Independència de Catalunya   /   Voto    /   Política Estado Español   /   País Vasco

Comentarios

DEJAR COMENTARIO