Internacional

INTERNACIONAL

Dos años después de la tragedia del Tren Alvia las víctimas siguen pidiendo justicia

El viernes pasado se cumplían dos años de la tragedia ferroviaria en la que el Tren Alvia descarriló en la localidad de Santiago de Compostela, dejando 80 fallecidos y más de 140 personas heridas. Las víctimas y familiares exigen justicia y más responsables entre PP, PSOE, Adif y Renfe.

Arsen Sabaté

Barcelona | @ArsenSabate

Jueves 30 de julio de 2015

Fotografía: EFE

La fecha del 24 de julio de 2013 será recordada por muchos como el día en que se truncaron decenas de vidas a causa de una de las mayores tragedias ferroviarias ocurridas en el Estado español.

Ese día el Tren Alvia -de Alta Velocidad- con trayecto Madrid-Santiago de Compostela descarrilaba a su paso por Angrois -barrio de Santiago-, dejando un resultado de 80 personas fallecidas y más de 140 heridos de diversa gravedad.

Las duras imágenes del momento exacto en que el Alvia tomaba la curva de Angrois para acto seguido descarrilar, fueron emitidas por los medios de comunicación hasta la saciedad durante días. De igual forma los informativos de todas las cadenas de TV se hicieron eco en la reacción de solidaridad que ofrecieron en un primer momento los vecinos de la localidad, antes de que pudieran llegar las primeras unidades de rescate y sanitarias.

Sin embargo, la verdadera campaña mediática se formó en torno a la figura del conductor como único responsable de la tragedia. Desde un primer momento los principales medios de comunicación excluyeron de toda responsabilidad tanto a las autoridades políticas, como a Renfe y Adif, responsables de la gestión y seguridad en el transporte ferroviario.

El presidente de la Plataforma Víctimas Alvia 04155 Jesús Domínguez, denunciaba recientemente las responsabilidades políticas del PP y el PSOE: “el PSOE puso en servicio una línea sin terminar y sin hacer las pruebas pertinentes, con un cambio de proyecto que rebajó la seguridad, mientras que con el Gobierno del PP, con la ministra Ana Pastor, se desconectó el sistema de seguridad”.

La indignación de los familiares de las víctimas se cierne también sobre el proceso judicial. Desde las instancias judiciales no hay intención de agilizar el caso y dar esperanzas de que se aclare la verdad sobre lo ocurrido y se depure a los autenticos responsables, más alla del error humano que pudo comenter el maquinista. Sin ir más lejos, la Fiscalía en ningún momento ha pedido la asistencia de los responsables de Renfe y Adif en calidad de imputados para un juicio que dos años después sigue a la espera de celebrarse.

Domínguez tambén tuvo palabras al respecto: "El fiscal tiene un jefe, que es el fiscal general del Estado, elegido por el Gobierno; y la Audiencia Provincial tiene un jefe, elegido por el Consejo General del Poder Judicial, que en su mayoría está elegido por el PP y por el PSOE. Las víctimas con nuestros medios, que son casi ninguno, tenemos que luchar contra todo el aparato del Estado".

El pasado viernes se celebraba una manifestación para conmemorar a los fallecidos en el segundo aniversario de la tragedia. Familiares y amigos de las víctimas se concentraron en la Praza do Obradoiro para pedir justicia y marcharon hasta la curva de A Grandeira, en la que descarriló el tren.

El día anterior las víctimas y familiares del accidente del Alvia organizaron una asamblea justo en el lugar donde están plantados los árboles en memoria de los fallecidos -el Pazo de Faramello-, para seguir pidiendo responsabilidades a los partidos políticos y a las empresas que gestionan el servicio ferroviario.

Dos años después de la tragedia, las víctimas siguen esperando justicia por todo lo sucedido y para sus familiares. Y es que como dicen algunas de las víctimas: "lo que queremos es una justicia independiente, que no muevan ningún hilo, que no tenga que pedir permiso para imputar a nadie y que no atienda únicamente a intereses económicos o políticos".

Como en el caso del accidente de Metro de Valencia en 2006, en el que fallecieron 43 personas y otras 47 resultaron heridas, solo el apoyo de todos los colectivos solidarios a la lucha de las víctimas y sus familiares y la presión popular puede jugar un papel determinante para conseguir una verdadera justicia para los afectados por los siniestros.

Nueve años después del accidente y tras la derrota del PP en las pasadas elecciones autonómicas, las Cortes de la Comunidad Valenciana han aceptado reabrir la comisión de investigación y se comprometen a mejorar la seguridad del suburbano y el trato a los afectados.

Sin embargo desde la Asociación de las Víctimas del metro 3 de julio reconocen que no abandonaran la lucha hasta conseguir una verdadera justicia.

Y es que para ello, para la justicia de las vícitimas del Alvia en Santiago o el metro de Valencia, se hace necesario exigir una comisión de investigación verdaderamente independiente, formada por representantes de las victimas y familiares, por asociaciones de usuarios y de los sindicatos de trabajadores ferroviarios, que lleguen hasta el final de las causas y responsabilidades políticas de la tragedia.






Temas relacionados

Galicia   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO