Política Estado Español

MONARQUÍA

El Congreso vuelve a garantizar la impunidad del rey

PSOE, PP, Vox y Ciudadanos construyen ese infranqueable bloque monárquico que tantas veces ha actuado, para frenar esta vez una proposición no de ley de ERC para suprimir la inviolabilidad del monarca. Unidas Podemos sigue navegando en la ambigüedad útil al Régimen.

Ivan Vela

@Ivan_Borvba

Miércoles 24 de febrero | 16:51

El título de esta nota bien podría llevar añadido “no importa cuando usted lea esto” y es que bajo el Régimen del 78 la inviolabilidad del monarca es un hecho inamovible. Esta vez será el turno de ratificar tal certeza en el Congreso de los Diputados.

En una votación que se celebra este mismo jueves, PSOE, PP, Vox y Ciudadanos votarán contra una propuesta no de ley de ERC que pide suprimir la inviolabilidad y otras figuras “de especial protección judicial” a miembros de la monarquía española. Al otro lado, apoyando la propuesta se encuentran la propia ERC, CUP, JuntsxCat, EH Bildu, PNV y Unidas Podemos.

El bloque monárquico, que tuvo como gran hito esa ofensiva del “a por ellos” en el marco del 1 de octubre catalán, ha vuelto a escenificar una unidad inquebrantable, como suele ser habitual en las grandes cuestiones de Estado, léase monarquía y unidad nacional, así como la clase a la que sirven.

Una monarquía heredera del franquismo que ostenta la Jefatura del Estado desde la muerte del dictador y que se perpetúa por vía sanguínea. Una institución anacrónica, reaccionaria y corrupta que vive en la opulencia más obscena, mientras decenas de miles no tienen garantizado el mínimo sustento y revuelven la basura. Institución a la que se le garantiza la impunidad.

Se ha criticado la proposición no de ley, como no podía ser de otra manera. Incluso desde el Partido Popular se ha criticado a ERC de querer tirar la constitución ¡por la borda! Todas estas críticas al partido catalán junto a loas al emérito y a la institución monárquica han configurado las intervenciones del bloque monárquico.

Del otro lado, todos los partidos han criticado esta figura legal que impide juzgar y crear comisiones de investigación sobre asuntos relacionados con la Casa Real. Todos los grupos parlamentarios a favor de la proposición no de ley de Esquerra han destacado que la inviolabilidad del monarca genera un “problema democrático”.

Desde EH Bildu y Junts han habido críticas también al partido de Sánchez. Los vascos han pedido al Gobierno que profundice en la transparencia de la Casa Real, mientras que la diputada de Junts ha recriminado al PSOE que se sume al bloque de la derecha para defender a la monarquía.

La CUP, por su parte, ha vuelto a acusar al PSOE de proteger la monarquía y ha vuelto a reiterar su duda de que el Estado español sea una democracia plena.

En este mar de críticas navega también Unidas Podemos (UP) con su habitual ambigüedad. Desde la formación de Iglesias han visto “una ventana de oportunidad” nuevamente con la cuestión monárquica y buscan dirigir la embarcación republicana. Ahora bien, el discurso de UP para nada encaja con su papel en el Gobierno, y ni mucho menos soporta mirarse al espejo de la hemeroteca.

Desde UP hablan y exigen medidas al gobierno ¡como si ellos no formaran parte de él! La escena roza lo esquizofrénico. Además, no hace mucho, durante el verano pasado cuando empezaron a saltar los escándalos (los últimos) del emérito, Pablo Iglesias ya alabó la “sensatez” de Felipe VI por apartarse de emérito.

Lo mismo que elogió que Sánchez abriera la puerta a reformar la inviolabilidad del rey. Algo que Iglesias reconoció como una “novedad” respecto a los antecesores del líder socialista. Un ejemplo más del incansable esfuerzo de UP y el neorreformismo de vestir de progresista al PSOE de toda vida.

Te puede interesa: El gobierno “progresista” y la derecha: un mismo relato del 23F para relegitimar la Corona

Pero lo cierto es que ni lo pensaba Sánchez en ese momento, ni lo piensa ahora, ni va a tomar medida alguna contra la figura del rey. Ni siquiera es novedosa su retracción y doble juego con UP al que ha demostrado reiteradamente que poco le importa lo pactado con la formación de Iglesias.

Todo esto se enmarca en una semana donde el rol de la monarquía ha vuelto a ponerse en el centro del debate tras el encarcelamiento de Pablo Hasél por, entre otras acusaciones, injurias a la Corona.

Pero entre esos miles de jóvenes que salen a denunciar este brutal ataque contra la libertad de expresión y aguantan la represión policial y los diputados de UP que hoy se sientan en el Consejo de Ministros, hay un abismo.

Te puede interesar: Pablo Castilla: "convirtamos la rabia de la juventud en organización para construir un gran movimiento antimonárquico"

Cualquier “ventana de oportunidad” que se abra para acabar con la monarquía y el régimen al que esta al servicio, no vendrá de la votación a mano alzada en el Congreso de los Diputados, sino de un fuerte movimiento antimonárquico, impulsado en los institutos, universidades, centros de trabajo y barrios. Y es por eso por lo que muchos jóvenes apuestan y están saliendo a la calle estas noches sin descanso.






Temas relacionados

Pablo Hasél   /   Juan Carlos I (rey emérito)   /   Borbones   /   Política Estado Español   /   Rey Felipe VI   /   Monarquía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO