×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

El Gobierno de Castilla y León presenta medidas antiabortistas. ¡Ni un paso atrás en el derecho al aborto!

Este jueves el vicepresidente de la junta de Catilla y León y representante de VOX, Juan García-Gallardo, anunciaba una serie de medidas que buscan limitar el acceso al derecho al aborto.

Clara Mallo

Jase Tristán

Viernes 13 de enero
Facebook Twitter

Entre las medidas principales encontramos ofrecer a las personas que pretendan abortar escuchar el latido del feto, hacer ver una ecografía 4D o proteger el “derecho” de los médicos a no practicar abortos por la objeción de conciencia. Aunque hay que tener en cuenta que la mayoría de abortos se practican antes de la semana 8 (es decir cuando se empieza a formar el corazón) y que las ecografías 4D solo pueden realizarse a partir de la semana 24 (es decir 10 semanas más tarde del punto límite para abortar) esto supone un enorme ataque contra del derecho al aborto de todas las personas gestantes.

Esta maniobra fue pactada por el propio vicepresidente de la Junta Juan García-Gallardo (VOX), así como con el consejero de Sanidad Alejandro Vázquez (PP) para formar gobierno en Catilla y León. Todo esto, y según sus palabras, para “trazar iniciativas de promoción de la natalidad y apoyo a las familias”, con las que pretenden solucionar el problema de la España vaciada restringiendo un derecho para las mujeres y personas gestantes en lugar de transformar las condiciones de miseria, desmantelamiento de servicios públicos, así como el desempleo o la falta de educación sexual de esa comunidad.

A pesar de que no se les obligará a escuchar el corazón, ni a ver una ecografía 4D que no se puede hacer (lo cual demuestra a su vez el desconocimiento del vicepresidente de la Junta García Gallardo y del consejero de Sanidad) esto sienta un pretexto para que la extrema derecha se vea con legitimidad para atacar los derechos que han sido arrancados por parte de las mujeres a través su lucha.

No es la primera vez que vemos algo parecido pues en la Comunidad de Madrid, el año pasado, Macarena Olona (VOX) pretendía eliminar las leyes LGTB; o con la aplicación del pin-parental en Murcia. Todo ello está enmarcado en un avance de las posiciones más reaccionarias a nivel internacional al que las mujeres y personas lgbti nos enfrentamos.

Además de las intenciones que ya ha tenido García-Gallardo ha declarado que el aborto es como un “drama” y “tragedia social” que deja “huella en las mujeres”, dejando a éstas como seres inconscientes que no saben lo que hacen y que deben ser cuidadas para que no hagan tonterías.

Todas estas medidas vendrán con un presupuesto concreto que el portavoz de la Junta y consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo (PP), no ha querido desvelar puesto que ya adelantó que dependerá en gran parte de cómo se usen los fondos públicos, y que habrá que ir reforzando estas medidas según amplíen su importancia.

Estas la medidas han generado una ola de indignación en redes sociales y medios de comunicación desde los cuales miles de mujeres, personas lgbti, colectivos feministas y de médicos han denunciado este ataque frontal al derecho al aborto. Por su parte, desde el Ministerio de Igualdad advierten que “las medidas podrían constituir una vulneración del derecho a la salud sexual y reproductiva de las mujeres, ya que coartan su capacidad de decidir libremente sobre sus cuerpos, poniendo en riesgo su salud y devolviéndolas a situaciones de inseguridad sanitaria y de dificultades de acceso a una atención eficaz”.

Este hecho pone de manifiesto que en el sistema capitalista y bajo sus gobiernos ningún derecho es permanente y menos cuando avanzan, incluso gobiernan, los sectores más conservadores y reaccionarios. Sin embargo eso no nos debe hacer caer en el malmenorismo o la esperanza de que la izquierda del régimen, aquella que está al servicio de los intereses capitalistas y que ha jugado un papel esencial en restaurar la estabilidad del reaccionario Régimen del 78 del cual VOX es un hijo natural, pueda ser la vía por la cual defendamos nuestros derechos. Al contrario, la experiencia de estos años ha demostrado que la estrategia del reformismo, incluso el de más de izquierdas, termina reforzando al régimen en su conjunto. Un régimen que incluye en su ADN a la Iglesia, la Corona, la opresión a las nacionalidades y la ley de extranjería. Es algo que hemos visto con Ley del “solo sí es sí” y la estrategia punitivista del feminismo reformista de Podemos que termina reforzando las lógicas más reaccionarias impregnadas en esta sociedad. No ha sido desde el Ministerio de Igualdad desde donde se ha frenado el avance de la derecha y de la extrema derecha en estos últimos años, sin embargo sí fuimos las mujeres y el movimiento feminista y lgbti organizado quienes conseguimos frenar el último gran intento de ataque al derecho al aborto que se dio en 2014 por parte del en ese momento Ministro de Justicia Ruiz Gallardón.

En un contexto en el que el avance de las posiciones reaccionarias empieza a tomar cada vez más forma en ataques de este tipo, también en ataques a los servicios públicos, a nuestros salarios…, y al mismo tiempo que vemos a muchas mujeres organizadas para defender la sanidad pública, a personas lgbti para pelear por conquistar derechos o para pelear por subidas salariales como hemos visto recientemente con las dependientas de Inditex, debemos pensar que hay una posibilidad de construir un feminismo anticapitalista, antirracista, antimperialista y antipatriarcal opuesto al feminismo neoliberal en todas sus versiones, desde la derecha hasta el progresista y neorreformista.

Te puede interesar: El avance de la extrema derecha y el debate de estrategias en el movimiento de mujeres.

Ahora que nos acercamos al 8M organicémonos para retomar las calles, para enfrentar a los ataques de la extrema derecha y para enfrentar todos los ataques que sufrimos las mujeres, las migrantes, las jóvenes, las trabajadoras y las personas lgbti. Organízate en Pan y Rosas para construir una organización revolucionaria y socialista que acabe con el patriarcado y el capitalismo a través de la unión de la lucha de las mujeres y de todos los sectores oprimidos junto a la clase trabajadora.


Facebook Twitter

Clara Mallo

Nació en Zaragoza en 1989. Historiadora del Arte y Máster en Cultura Contemporánea: Literatura, Instituciones Artísticas y Comunicación Cultural por la Universidad Complutense de Madrid. Escribe sobre cultura y sociedad en Izquierda Diario.

Madrid | @ClaraMallo


Jase Tristán

Madrid

Jane. Una voz en el teléfono

Jane. Una voz en el teléfono

Shakira y la moda del feminismo a la moda

Shakira y la moda del feminismo a la moda

El Gobierno de Castilla y León presenta medidas antiabortistas. ¡Ni un paso atrás en el derecho al aborto!

El Gobierno de Castilla y León presenta medidas antiabortistas. ¡Ni un paso atrás en el derecho al aborto!

Shakira: la despechá

Shakira: la despechá

Vox amenaza con romper el gobierno de Castilla y León si no se aplica su protocolo antiabortista

Vox amenaza con romper el gobierno de Castilla y León si no se aplica su protocolo antiabortista

Estados Unidos: la marea republicana que no fue

Estados Unidos: la marea republicana que no fue

Estados Unidos: los demócratas usan cínicamente el derecho al aborto como campaña electoral

Estados Unidos: los demócratas usan cínicamente el derecho al aborto como campaña electoral

La "marea verde" tomó las calles de México por la legalización del aborto

La "marea verde" tomó las calles de México por la legalización del aborto