×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

El Gobierno de Sánchez quiere enviar tanques a Ucrania, con el apoyo de la derecha alemana

El Gobierno del PSOE y UP estaría por enviar una solicitud al canciller alemán Olaf Scholz para enviar tanques de fabricación alemana Leopard 2 a Ucrania. De confirmarse, este sería el séptimo envío de armamento del Estado Español al frente, solo que esta vez de material pesado. Una enorme hipocresía militarista camuflada de “defensa de la paz”.

Irene Olano

Martes 7 de junio
Facebook Twitter

El gobierno de Sánchez pretende suministrar a Ucrania carros de combate Leopard 2 A4, según ha comunicado un informe del diario El País. Se trata de tanques de fabricación alemana sometidos a una cláusula de uso final que limita la capacidad de transferencia del gobierno español a otros territorios, por lo que se requiere de un permiso del gobierno alemán para su envío.

Según el informe, unos 40 de los 108 tanques que España compró de segunda mano en Alemania en 1995 y que llevan una década sin uso en la base logística del Ejército de Tierra en Zaragoza, podrían volver a estar operativos. Hasta ahora el gobierno había realizado envíos de EPIs, munición y armas “ligeras”, pero ahora estaría preparando el suministro de armas pesadas, que no solo incluirían carros de combate alemanes, sino también misiles antiaéreos Shorad Aspide. El ofrecimiento de este envío habría tenido lugar el 21 de abril, momento en el cual Sánchez se entrevistó con Zelensky en Kiev.

Durante fin de semana, el gobierno alemán declaró que todavía no se había recibido ninguna solicitud oficial. Sin embargo, el lunes, se fue confirmando la intención del gobierno español de enviar el material. En caso de aprobarse el envío, el gobierno español sería el primero en enviar tanques modernos en la lucha entre los ejércitos ucraniano y ruso, situándose a la cabeza de la hipocresía de la Unión Europea, que levanta un discurso de paz a la vez que se arma hasta los dientes y envía armamento a Ucrania.

Aunque el canciller alemán del partido socialdemócrata (SPD) todavía no ha dado el permiso, éste es inminente y cuenta con el apoyo tanto por sus socios de gobierno del partido liberal (FPD) como por la derecha y la extrema derecha. La Unión Demócrata Cristiana (CDU), el partido de Angela Merkel, ha tachado de abandono a Ucrania las reticencias del canciller y ha declarado que “en Madrid se ha reconocido más claramente la gravedad de la situación que en Berlín, una constatación devastadora”.

Resulta llamativo que la política estrella del gobierno progresista ante la guerra de Ucrania, que es el envío de armas, esté tan alineada con las reivindicaciones de la derecha y la extrema derecha europea. Esto es así porque desde que estalló la guerra en Ucrania ha quedado claro que tanto los gobiernos de derecha, como los supuestamente progresistas, abanderan una política imperialista y belicista, que bajo el discurso de “defender los valores europeos” aumenta su presupuesto en defensa de forma indiscriminada. Este es el caso del propio estado alemán, que ha duplicado su presupuesto en un ejercicio de rearme sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial.

Como vemos, este discurso no es exclusivo de la derecha y la extrema derecha: en toda la Unión Europea se está dando una política de rearme imperialista, así como de envío de armas a Ucrania, bajo un falso discurso pacifista. En concreto, el sexto envío de armas de España, que tuvo lugar el mismo día de la entrevista entre Sánchez y Zelenski, duplicaba todos los envíos anteriores juntos.

Pero no hay envío de armas posible que cambie el hecho de que Rusia tiene uno de los ejércitos más poderosos del mundo, de la misma manera que nada garantiza que esas armas, muchas de las cuales están en manos de las milicias de extrema derecha que apoyan el gobierno de Zelenski, no sean utilizadas en próximos conflictos o terminen en el mercado negro como está sucediendo.

Aunque hasta ahora existía un acuerdo informal entre los integrantes de la OTAN de no suministrar armamento pesado a Ucrania, el subjefe del grupo parlamentario conservador ha insistido en que "Alemania abandona a Ucrania cada día que no llega el armamento pesado a ese país" y se ha alineado con el gobierno de Sánchez: "Si España quiere entregar los Leopard 2, el gobierno alemán debe hacerlo posible rápidamente", bajo el pretexto de que Ucrania corre el riesgo de perder el Donbass.

El ministerio de Defensa de Margarita Robles habría ofrecido a Ucrania, además, la instrucción de sus militares en Letonia en el uso del material enviado. Otra prueba más de que el despliegue de tropas en Europa del Este no es un acto meramente “defensivo”, sino que se trata de una manera de prolongar la guerra. Solo en Letonia, el Ejército español tiene desplegados actualmente a medio millar de militares, con seis tanques Leopard. ¡Abajo el militarismo imperialista!


Facebook Twitter
Marchas y actos a favor y en contra del Gobierno en Argentina

Marchas y actos a favor y en contra del Gobierno en Argentina

Nueva oleada de huelgas en Reino Unido comienza con una paralización ferroviaria

Nueva oleada de huelgas en Reino Unido comienza con una paralización ferroviaria

Prioridad a la represión: el Gobierno francés recluta a 30.000 policías reservistas

Prioridad a la represión: el Gobierno francés recluta a 30.000 policías reservistas

Se viraliza en Reino Unido una campaña para no pagar masivamente la luz y el gas desde el 1 de octubre

Se viraliza en Reino Unido una campaña para no pagar masivamente la luz y el gas desde el 1 de octubre

Marruecos recibirá 500 millones de euros de la UE para reforzar su poder sobre la frontera sur

Marruecos recibirá 500 millones de euros de la UE para reforzar su poder sobre la frontera sur

Desprecio imperialista de Felipe VI en Colombia

Desprecio imperialista de Felipe VI en Colombia

La UJCE ante la encrucijada: una crítica a la luz del XXI Congreso del PCE

La UJCE ante la encrucijada: una crítica a la luz del XXI Congreso del PCE

En julio subió el paro y cayeron las afiliaciones a la Seguridad Social por primera vez en 21 años

En julio subió el paro y cayeron las afiliaciones a la Seguridad Social por primera vez en 21 años