Sociedad

EXTRADICIÓN

El fascista Carlos García Juliá, coautor de la Matanza de Atocha, ingresa en la cárcel de Soto del Real

Carlos García Juliá, uno de los autores la Matanza de Atocha en Madrid en 1977, llegó este viernes al aeropuerto de Barajas extraditado por Brasil, tras su detención en Sao Paulo en 2018 después de varias décadas prófugo.

Viernes 7 de febrero | 13:43

García Juliá custodiado por un policía a su llegada al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. EFE/ Policía Nacional

Cuarenta y tres años después de haber perpetrado la matanza de Atocha y tras 25 años prófugo, el fascista Carlos García Juliá ha llegado a Madrid desde Brasil para cumplir lo que le resta de condena tras ser extraditado.

Todavía le quedan 3.855 días de los 193 años a los que fue condenado por la Audiencia Nacional en 1980 por asesinar a tiros a cinco abogados laboralistas en un bufete de CCOO en la calle Atocha. García Juliá, militante del partido de ultraderecha Fuerza Nueva, tenía 24 años cuando perpetró el ataque. Ahora tiene 67.

Te puede interesar: Carlos García Juliá, uno de los autores de la matanza de Atocha, será extraditado al Estado español

La Matanza de Atocha conmocionó al país y fue un punto de inflexión en la llamada “transición democrática”. En la madrugada del 24 de enero de 1977 un grupo de pistoleros de la extrema derecha, entre los que se encontraba Carlos García Juliá, entraron al despacho de abogados laboralistas de Comisiones Obreras situado en la calle Atocha de Madrid. Tres abogados, un estudiante y un representante sindical fueron asesinados. Un día antes, el 23 de enero, un estudiante había sido asesinado en una manifestación pro amnistía.

Al multitudinario entierro organizado por el todavía ilegal Partido Comunista (PCE), asistieron más de cien mil personas. A la marcha multitudinaria le siguieron importantes huelgas y muestras de solidaridad por todo el país. Sin embargo, la estrategia de “reforma pactada” del PCE fue central para desviar la lucha de la clase trabajadora.

Te puede interesar: A 43 años de la matanza de Atocha y la “reforma pactada” del Partido Comunista

Tras llegar al aeropuerto de Barajas, García Juliá fue conducido por la Policía Nacional hasta una cárcel madrileña, donde las autoridades determinarán cuántos años de prisión le quedan por cumplir tras haber huido de España cuando obtuvo la libertad condicional.

El detenido llegó a Madrid procedente del aeropuerto internacional de Guarulhos, en la región metropolitana de Sao Paulo, al que llegó acompañado por el cónsul de España en Sao Paulo, Ángel Vázquez, según pudo constatar Efe.

Su condena fue limitada al máximo de 30 años previsto entonces por la ley y en 1991 se le concedió la libertad condicional. Obtuvo después la autorización para viajar a Asunción y trabajar allí, con la condición de presentarse mensualmente en la Embajada de España en Paraguay, pero incumplió este requisito.

El condenado desapareció e inició entonces un periplo de fugas por Latinoamérica. Su última pista antes de ser arrestado en Brasil se perdió en Bolivia, donde vivió un tiempo y había sido encarcelado por un delito relacionado con el narcotráfico.

Finalmente, tras dos décadas en paradero desconocido, fue detenido en diciembre de 2018 en Sao Paulo gracias a las investigaciones de las policías española y Federal brasileña y el apoyo de Interpol. Su extradición fue autorizada por la Corte Suprema brasileña en agosto de 2019.

A pesar de la detención de García Juliá, aún queda pendiente la del autor principal, Fernando Lerdo de Tejada, prófugo de la justicia española desde 1979, cuando se escapó de España antes de sentarse en el banquillo.






Temas relacionados

Matanza de Atocha   /   Transición Pactada   /   PCE   /    Régimen del ‘78   /   Fascismo   /   Extrema derecha   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO