Mundo Obrero

FRENTE UNICO OBRERO

El frente único obrero en la tradición del marxismo revolucionario

La vigencia de las elaboraciones de Trotsky y la Tercera Internacional en relación a la táctica de frente único obrero. Sus premisas, objetivos, y articulación con la estrategia revolucionaria.

Viernes 8 de diciembre de 2017 | 18:40

El problema del frente único cobra vigencia en la situación actual frente al ataque del gobierno de Macri y las patronales, que será más o menos limitado por la relación de fuerzas y resistencia de la clase obrera. Un sector de la burocracia sindical ya pactó los términos de la entrega. En tanto otros sectores de la burocracia como las CTA, la Corriente Federal y el moyanismo, no pasan de declaraciones de intenciones y alguna acción aislada, porque su objetivo no es organizar la fuerza de la clase obrera para enfrentar la Reforma Laboral sino llevarla a confiar en los políticos reformistas de la burguesía.

La táctica del frente único obrero, a través de la exigencia a las direcciones conciliadoras de los sindicatos de la unidad de acción para enfrentar los ataques (sintetizada en “golpear junto, marchar separados”) posibilita que los trabajadores que tienen predisposición a luchar y aún confían en ellas realicen una experiencia con estas direcciones.

La experiencia histórica demuestra que estas burocracias conciliadoras buscarán a cada paso evitar que se extienda la organización de los trabajadores. Por ello es necesario poner en pie una fuerte corriente en el movimiento obrero para expulsar a la burocracia de los sindicatos y ponerlos al servicio de la lucha y organización de la clase obrera para aliarse a los sectores oprimidos de la sociedad y derrotar a los capitalistas de conjunto para que no nos impongan nuevos padecimientos, peleando por un gobierno de los trabajadores.

Ese objetivo reúne al Movimiento de Agrupaciones Clasistas que impulsamos desde el PTS, con una perspectiva revolucionaria, junto a trabajadores independientes.

La política del frente único ha sufrido interpretaciones sectarias y oportunistas dentro de las corrientes que se reclaman revolucionarias. Volvemos aquí sobre algunos de sus principios básicos tales como fueron pensados por Trotsky, Lenin y la Tercera Internacional.

¿Cómo surge la política del frente único obrero?

La Tercera Internacional, fundada en 1919, elabora la táctica del frente único obrero en su III y IV congresos con el objetivo de alcanzar la mayoría aplastante de la clase obrera y preparar las condiciones para pelear por el poder. Proclamó así, “¡Hacia las masas!, es decir, hacia la conquista del poder, por la conquista previa de las masas, en su lucha y en su vida cotidiana”.

Parte de considerar que “El problema del frente único - a pesar de la división inevitable en esta época entre las diversas organizaciones políticas que se basan en la clase obrera - surge de la necesidad urgente de asegurar a la clase obrera la posibilidad de un frente único en la lucha contra el capital. Para aquellos que no lo comprenden, el partido sólo es una asociación de propaganda y no una organización de acción de masas.” (Sobre el Frente Único).

El frente único consiste en que “el partido comunista muestra en los hechos a las masas y a sus organizaciones que está dispuesto a luchar con ellas incluso por los objetivos más modestos, a condición de que vayan en el sentido del desarrollo histórico del proletariado; el partido comunista tiene en cuenta durante esta lucha, en cada momento, el estado de ánimo real de la clase; no solamente se dirige a las masas, sino también a las organizaciones cuya dirección es reconocida por las masas; ante las masas, obliga a las organizaciones reformistas a tomar posición públicamente sobre las tareas reales de la lucha de clases.

La política de frente único acelera la toma de conciencia revolucionaria de la clase, desvelando en la práctica que no es la voluntad escisionista de los comunistas, sino el sabotaje consciente de los jefes de la socialdemocracia, lo que impide la lucha común.” (Trotsky, ¿Y ahora? Problemas vitales para el proletariado alemán).

Trotsky criticará la deformación de la táctica de frente único obrero que hará posteriormente la Internacional Comunista luego del V Congreso en su burocratización y volverá sobre la importancia del frente único obrero en los años ’30 alrededor de la lucha contra el ascenso del fascismo en Alemania, donde el PC se negaba a llamar a la socialdemocracia a la lucha común para enfrentarlo.

El frente único parte de las necesidades objetivas de la lucha de la clase obrera

Trotsky, retomando la tradición de los primeros Congresos de la Tercera Internacional define el punto de partido de la política del frente único obrero en la disposición de las masas a luchar: “el proletariado no accede a la toma de conciencia revolucionaria por diligencia escolar, sino a través de la lucha de clases, que no se interrumpe para luchar, el proletariado necesita de la unidad en sus filas. Esto es cierto tanto para los conflictos económicos parciales, dentro de las cuatro paredes de una empresa, como para los combates políticos "nacionales", tales como la lucha contra el fascismo. Como consecuencia, la táctica del frente único no es algo ocasional y artificial, ni una maniobra hábil: no, esta táctica se desprende total y absolutamente de las condiciones objetivas del desarrollo del proletariado.” (Trotsky, ¿Y ahora? Problemas vitales para el proletariado alemán).

También agrega, contra aquellos que interpretaban la política de frente único obrero como una institución permanente con los reformistas, más allá de las necesidades objetivas de la lucha de la clase trabajadora, que: “El frente único es necesario si hemos de golpear juntos. Por consiguiente, no se trata de una institución permanente, sino de un plan de batalla circunstancial. En épocas de "quietud", el frente único sería la excepción. En un período revolucionario, el frente único puede extenderse e incluso asumir formas organizativas (por ejemplo, la forma de soviets revolucionarios).” (Trotsky, Observaciones al pasar)

La táctica del frente único busca lograr la unidad de acción, no declaraciones de intensiones, y presupone mantener la independencia política de los revolucionarios: “toda clase de acuerdo organizativo que coarte nuestra libertad de crítica y de agitación, es completamente inaceptable para nosotros. Participamos en un Frente Único, pero en ningún instante nos diluimos en él. Actuamos en el Frente Único como un grupo independiente. (Trotsky, Sobre el Frente Único)

El frente único tiene como premisa la existencia de organizaciones de masas

El Frente Único, ¿comprende solo a las masas trabajadoras o incluye también a sus dirigentes oportunistas? El solo hecho de hacer esta pregunta demuestra incomprensión del problema.

Si pudiésemos simplemente unir al proletariado en torno a nuestra bandera o alrededor de nuestras consignas prácticas, y saltar por encima de las organizaciones reformistas, ya fuesen partidos o sindicatos, lógicamente, esto sería lo mejor del mundo. En este caso, el problema del Frente Único no existiría en su forma actual.” (Trotsky, Sobre el Frente Único).

Trotsky va a plantear como condición para llevar adelante una política de frente único, además de la existencia de una organización revolucionaria independiente con unidad ideológica y programática, que es necesario que ésta haya conquistado un peso suficiente para plantearse ir por las masas: “En el caso en que el Partido Comunista sólo representa todavía a una minoría numéricamente insignificante, la cuestión de su actitud hacia el frente de la lucha de clases no tiene una importancia decisiva. (…) Pero donde el Partido Comunista constituye una gran fuerza política sin haber alcanzado aún un valor decisivo, donde comprende a la cuarta o tercer parte de la vanguardia proletaria, la cuestión del frente único se plantea con toda su agudeza.” (Trotsky, Sobre el Frente único)

Trotsky explica, en discusión con el ILP en los años ’30, que el frente único “se trata de estrechar filas para golpear; la premisa para ello es la existencia de organizaciones de masas. Tomemos como ejemplo el fenecido "frente único" del ILP y del PC británico. Era una alianza permanente entre grupos de propaganda. Esto no es un frente único, sino el reconocimiento franco de que uno de los grupos (o quizás ambos) no tienen derecho a la existencia política independiente. Marchan juntos antes de haber reunido las fuerzas necesarias para golpear. Quien tenga algo que decirle a la clase obrera, debe marchar solo.” (Trotsky, Observaciones al pasar).

De esta forma el frente único no es una política de unidad de la izquierda y los sectores combativos contra el gobierno, las patronales y la burocracia, será categórico al afirmar que los revolucionarios deben dirigirse a las masas trabajadoras allí donde ellas se organizan para llevar a los trabajadores a una experiencia con sus direcciones reformistas: “Por supuesto que se podrían contemplar ciertos frentes únicos para acciones específicas, pero el único frente único que tiene importancia para el ILP es con el Partido Laborista, los sindicatos y las cooperativas. En este momento el ILP es demasiado débil como para lograrlos; primero debe conquistar el derecho al frente único ganándose el respaldo de las masas.” (Trotsky, Una vez más acerca del ILP).

Textos:

León Trotsky: "Una vez más acerca del ILP" , en Escritos de León Trotsky (1929-1940)

León Trotsky: "Observaciones al pasar", en Escritos de León Trotsky (1929-1940)

León Trotsky: ¿Y ahora? Problemas vitales para el proletariado alemán en La lucha contra el fascismo en Alemania

León Trotsky: Sobre el Frente Único, en Los primeros cinco años de la Internacional Comunista

ILP: Partido Laborista Independiente Británico: se separa del Partido Laborista en 1932, se acerca luego al Partido Comunista Británico, y se mantiene con una política centrista en relación a la Internacional Comunista y la Oposición de Izquierda. Trotsky discutirá en los años siguientes su negativa a separarse del PC y hacer un trabajo orientado a las organizaciones de masas






Temas relacionados

Corriente Federal   /   Tercera Internacional   /   Frente Único   /   CEIP León Trotsky   /   Ediciones IPS-CEIP   /   CTA   /   Historia   /   Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO