Política Estado Español

RACISMO XENOFOBIA

El gobierno expulsa 800 menores a Marruecos: la agenda de la extrema derecha como política de Estado

Este viernes, el Gobierno del PSOE y de Unidas Podemos comenzó a deportar parte de los 800 menores que habían cruzado desde Marruecos hacia Ceuta. Se trata de menores no acompañados, que huyeron de su país buscando mejores condiciones de vida.

Sábado 14 de agosto | 10:45

Este sábado, grupos de derechos humanos y colectivos antirracistas denunciaron la expulsión de cientos de menores no acompañados a Marruecos, deportaciones que son ilegales según las leyes internacionales de protección a los refugiados. El vocero de Amnistía Internacional, Ángel Gonzalo, señaló que las deportaciones de menores comenzaron el viernes y continuaban el sábado. A su vez, desde Save the Children señalaron: “cualquier expulsión colectiva es ilegal, pedimos una gestión individualizada y que no se expulse a ningún menor en contra de su voluntad. Se ha de garantizar su protección”. Mientras que desde Andalucía acoge planteaban, en el mismo sentido: “Acogidos siguiendo la legislación internacional, esta #devolución en contra de su voluntad vulnera el interés superior del menor y las leyes nacionales e internacionales que los protegen.”

Durante la campaña electoral madrileña el cartel de VOX que incitaba al odio contra los menores extranjeros generó un gran escándalo. En esa oportunidad, desde Podemos y diferentes sectores progresistas pusieron el grito en el cielo contra semejante acto de xenofobia y “fascismo”. Sin embargo, cuando se trata de la expulsión de 800 niños y jóvenes reales, el silencio es ley. El “antifascimo” de algunos tiene patas muy cortas cuando se trata de defender la frontera de la España imperialista.

La extrema derecha, obviamente, apoya la medida, aunque desde las redes sociales de VOX han pedido que “no solo afecte a lo que asaltaron la frontera en mayo, sino a todos los que hayan entrado ilegalmente”. Mientras que han asegurado que tenían “razón al solicitar la expulsión inmediata de estos menores a Marruecos”.

De esta forma, el gobierno del PSOE-Podemos hace efectiva la agenda de la derecha como política de Estado. No debería sorprendder. Es algo que vienen haciendo los gobiernos del PP y PSOE en las últimas décadas, defendiendo la política de la Europa fortaleza, mediante acuerdos con países como Marruecos o Turquía para deportar a los migrantes.

Frente a la xenofobia y el racismo institucional del gobierno PSOE-Unidas Podemos, es más necesario que nunca retomar el camino de la organización y la movilización en las calles. Y apostar por la construcción de una izquierda anticapitalista y antiimperialista, junto a la clase obrera, las mujeres, les migrantes y la juventud.






Temas relacionados

Gobierno de coalición PSOE-UP   /   Política Estado Español   /   Ceuta   /   Migrantes   /   Inmigrantes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO