×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

El retorno del emérito: respaldo a la Corona con el aval del gobierno “progresista”

Todos sus casos han sido archivados por la Fiscalía. La derecha aplaude su retorno. El gobierno “progresista” lo avala y Unidas Podemos se traga este otro “sapo”. Hace falta impulsar un movimiento para tumbar esta reaccionaria institución y el régimen que preside.

Sergio Linares

Jueves 19 de mayo
Facebook Twitter

En la tarde noche de este jueves está prevista la llegada al aeropuerto de Vigo del avión que trae al rey emérito, Juan Carlos I, de vuelta de su retiro dorado en Abu Dhabi. El monarca se instaló hace 655 días en Emiratos, hospedado en un resort por la dictadura saudí gobernante, con la que la Casa Real mantiene históricamente unas excelentes relaciones y mejores negocios.

La lista de “borbonadas” de Juan Carlos I es enorme, mucho más larga que los pocos procesos judiciales abiertos sobre sus actuaciones y que han sido finalmente archivados. La fortuna del emérito se ha ido ampliando desde los años 70 a base de comisiones por la importación de petróleo árabe, la participación en operaciones de venta de armamento o la más conocida, la comisión de 80 millones de euros por la construcción del AVE a la Meca por parte de un consorcio formado por las 12 principales constructoras españolas.

El retiro del emérito nunca ha llegado a ser un “exilio”. Por la sencilla razón que en ningún momento el padre del actual rey ha llegado a estar imputado ni llamado a declarar. Su condición de inviolable hasta la abdicación se ha extendido de facto hasta el final de sus días. Un privilegio real que nos recuerda que la institución pilar del régimen del 78 es una reminiscencia feudal puesta hoy al servicio del los capitalistas y el imperialismo español.

Por eso, tanto el PSOE como la derecha y la extrema derecha han hecho bloque para evitar hasta que se formase una comisión de investigación sobre todos estos casos. Por eso, la Fiscalía Anticorrupción ha archivado todas y cada una de las causas. Y por eso, también, los partidos “republicanos” que han dado el paso de ser ministros y ministra de Su Majestad, Podemos y el PCE, han terminado siendo parte del aval gubernamental a la impunidad en la que se sustenta esta reaccionaria institución. Si quieres ser parte del gobierno de turno al servicio del IBEX35, tienes que respetar al “padrino”.

Hoy, la derecha y los “amigotes” de la Monarquía celebran la visita de Juan Carlos I. El Club Náutico de Sanseixo le prepara un recibimiento por todo lo alto rodeado de la jet set, de los suyos en definitiva. La Casa Real le ha organizado también una recepción con el heredero, Felipe VI, para el próximo lunes. Y el gobierno toma un perfil bajo y deja que Unidas Podemos pueda hacer algo de ruido en las redes para expresar su “indignación”, pero sin sacar los pies del plato, como con el resto de “sapos” con los que vienen tragando con gusto desde 2019.

La corrupción de la monarquía no puede sorprender a nadie. Es condición para su existencia. La fortuna de los Borbones, como la de otros muchos capitalistas ibéricos, se ha hecho históricamente a base de comisiones y mordidas ligadas al Estado. A veces dentro de sus leyes, a veces por fuera de ellas. Desde Isabel II, la tatarabuela del emérito, que se hizo de oro con las concesiones para la construcción de la red ferroviaria, o su bisabuelo al frente del expolio de las colonias africanas, hasta el emérito y sus descendientes que lo han hecho de la mano del ladrillo, las armas y el petróleo.

No hay monarquía “decente” ni “limpia”, como se quiere vender el reinado de Felipe VI hasta por los “republicanos sui generis” de Unidas Podemos. La monarquía es en sí misma una institución que vive “a cuerpo” de rey a costa del pueblo y de sus servicios permanentes a los capitalistas y sus instituciones. Ella es la disciplinadora en las grandes crisis de Estado, como hizo Felipe VI en 2017, poniéndose a la cabeza de la ofensiva represiva en Catalunya que ha terminado con más de 3.000 procesados.

Por eso, cuando entró en crisis el régimen del 78, a partir del 15M de 2011, la indignación acabó llegando a Zarzuela. Escándalos como el de Botswana en 2012, cuando se descubrió al entonces rey de cacería de elefantes en medio de uno de los peores momentos de la crisis económica post2008, le llevó a abdicar dos años más tarde. En Catalunya, el proceso independentista se convirtió en el mayor desafío hasta ahora contra la Corona. Llevó además a una ruptura total de casi un 80% de la población catalana con esta institución, algo que tras la represión del 1-O y el discurso del 3-O de Felipe VI se profundizó aún más.

La posición constitucionalista de Podemos y el PCE en la crisis catalana y el salto en la integración en el régimen monárquico con su entrada en el gobierno en 2019, han sido hasta ahora un enorme balón de oxígeno para que esta indignación se haya podido contener. De hecho, el retorno del emérito se hace con el primer gobierno con ministros y ministras supuestamente republicanos desde 1939.

Este republicanismo “sui generis”, que deja el cuestionamiento para algún tweet o declaración y que limita sus críticas a las corruptelas y no a toda la institución, no puede pasar del nivel de la palabrería. Es necesario reavivar la indignación antimonárquica que este viaje y toda la impunidad real genera, para reimpulsar un gran movimiento en todo el Estado.

Solo así podremos terminar con la Corona, imponer un referéndum sobre la monarquía - retomando el ejemplo de los que se hicieron en 2018 en más de 30 universidades o el pasado sábado en decenas de pueblos y ciudades - y que sobre las ruinas de los Borbones podamos abrir verdaderos procesos constituyentes donde vascos o catalanes puedan decidir su derecho de autodeterminación y podamos realmente decidirlo todo.


Facebook Twitter
Unidas Podemos se abre a negociar los nuevos Presupuestos pese al aumento del gasto militar

Unidas Podemos se abre a negociar los nuevos Presupuestos pese al aumento del gasto militar

Enrique Santiago y Alberto Cubero ¿Luchar por el socialismo bajo el gobierno imperialista del PSOE?

Enrique Santiago y Alberto Cubero ¿Luchar por el socialismo bajo el gobierno imperialista del PSOE?

Dimite el presidente del INE por discrepancias con el gobierno sobre los últimos datos económicos

Dimite el presidente del INE por discrepancias con el gobierno sobre los últimos datos económicos

Unidas Podemos se opone al pacto entre Sánchez y Biden mientras sustenta la política belicista del gobierno

Unidas Podemos se opone al pacto entre Sánchez y Biden mientras sustenta la política belicista del gobierno

37 migrantes muertos en Melilla y Sánchez felicita a la Gendarmería marroquí por "empeñarse a fondo"

37 migrantes muertos en Melilla y Sánchez felicita a la Gendarmería marroquí por "empeñarse a fondo"

Santiago Lupe: "La lucha anti-imperialista comienza por oponerse al imperialismo de tu propio Estado"

Santiago Lupe: "La lucha anti-imperialista comienza por oponerse al imperialismo de tu propio Estado"

La “hegemonía” del PSOE y el derrumbe de la izquierda andaluza: algunas claves de las elecciones en Andalucía

La “hegemonía” del PSOE y el derrumbe de la izquierda andaluza: algunas claves de las elecciones en Andalucía

Asamblea Popular contra la Guerra ante la cumbre de la OTAN: “Abajo los presupuestos militaristas y el rearme imperialista”

Asamblea Popular contra la Guerra ante la cumbre de la OTAN: “Abajo los presupuestos militaristas y el rearme imperialista”