Cultura

MÚSICA

El “ska”, un género que llegó para quedarse

Este género se escucha en todos los continentes y en los más variados países, surge a partir de un acontecimiento político muy importante (la liberación de Jamaica de Inglaterra), el ska es un género alegre y bailable, al tiempo que puede llegar a ser de lo más combativo.

Martes 14 de julio de 2015

El clima que reina tras la liberación de Jamaica (1962) empujó a que la población expresara artísticamente su alegría luego de ser una colonia del imperio inglés durante siglos. La música “negra” que los esclavos estadounidenses habían tocado durante mucho tiempo, la cual era una forma de resistir la opresión racial, devino en una serie de ritmos como el jazz o el swing. Una de las variaciones de estos géneros, el rhythm and blues se combinó con los ritmos latinos y en especial los caribeños formando una mezcla musical que el día de hoy se encuentra en el mundo entero, el ska.

Las “olas” del ska

La historia de este género se divide en tres “olas” que hacen referencia a tres distintos momentos donde el ska como género experimentó modificaciones:

La primera ola se refiere al surgimiento de este ritmo en la Jamaica de los 60´s. En aquel momento la alegría de la población recorre la isla y el ska es el género que acompaña la efervescencia política. De la mano del ritmo musical, surge un movimiento juvenil: jóvenes jamaiquinos de barrios bajos se identifican con el género.

Producto del nivel de pobreza y descomposición social que reina en la isla, los jóvenes que escuchan el género se agrupan en pandillas. La vestimenta “elegante” (que buscaba imitar a gánsters estadounidenses) y la pertenencia a la “escena” ska hicieron surgir un movimiento juvenil conocido como los “rude boys”. Pocos años más tarde el clima de violencia llega a tal grado en Jamaica que el género es parcialmente prohibido. Con el tiempo el ska en la isla da paso al skinhead reggae, al rocksteady, al reggae, al ragga, al dance hall y finalmente al hip hop.

La segunda ola se da en los años 80´s, con la migración de miles de jamaiquinos a Inglaterra. La combinación racial y la confluencia en barrios obreros de los inmigrantes provocan que el ska se vuelva un género abiertamente antirracista adoptando como bandera los cuadros negros con blanco. Se identifica al género con la clase obrera, así surge un nuevo movimiento juvenil: los “skinheads”. La vestimenta de un skinhead imita la de un obrero (botas, pantalón de mezclilla, chamarra acolchada) con el agregado de ocupar el pelo muy corto o estar directamente rapado, en un primero momento el estar rapado respondía a que los inmigrantes jamaicanos era rapados en los puertos para evitar que trajeran piojos u otros insectos en el cabello.

Los “skinheads” con el tiempo y con los acontecimientos políticos de la época experimentaran importantes influencias políticas, sectores del movimiento “giran a derecha” y adoptan posiciones reaccionarias nazi-fascistas, mientras otros se mantendrán firmes con el antirracismo y tomaran posiciones de izquierdas (algunos empalmando con el punk anarquista).

La tercera ola (que se extiende hasta la actualidad) se contempla desde los años 90´s. Con los adelantos tecnológicos y el mercado mundial capitalista, el ska, así como muchos otros géneros se conocen aceleradamente en todo el planeta. Así, el día de hoy podemos encontrar las más variadas combinaciones de géneros con el ska como el ska-jazz, ska-punk, ska-surf o ska con arreglos electrónicos en países europeos, latinoamericanos, o asiáticos. En particular esta ola (a diferencia de las anteriores) se distingue también por incorporar una serie de grupos en diferentes países e idiomas que incluye en sus letras mensajes políticos y críticas sociales.

Un género internacional, con una historia ligada a su tiempo

Como cualquier género musical, literario o artístico en general, el ska es un género atado a su tiempo. Un género que distintas generaciones de jóvenes han escuchado y bailado en distintos países.

En la actualidad cuenta con exponentes musicales del tamaño de los estadounidenses “New York Ska Jazz Esemble”, los japonenes “Tokyo Ska Paradise Orchestra” o los húngaros “Pannonia Allstars Ska Orchestra” . También es un género en el que encontramos cientos de músicos que ocupan la música para generar conciencia y rebeldía en la juventud con grupos como los españoles “Ska-p”, los italianos “Arpioni” o los puertorriqueños “Pies Negros”.

En México surge a mediados de los años 90´s en medio del levantamiento zapatista, lo que generó que múltiples grupos (Panteón Rococo, Nana Pancha o Salón Victoria) se identificaran desde el comienzo con las luchas sociales.

Dichos grupos se solidarizaron con la huelga de 1999 en la UNAM o la lucha contra la desaparición de Luz y Fuerza y contra la privatización del sector eléctrico, la lucha del SME.

El despertar político que viven amplios sectores de la juventud en el mundo está provocando que géneros como el ska, el reggae o el hip hop y otros genero “aliados” como el punk sigan influenciando políticamente a generaciones y difundiendo ideas revolucionarias en sus letras. Así, un género vinculado a la clase obrera por su origen, antirracista e internacionalista es parte de las expresiones artísticas de generaciones que viven tiempos de crisis económicas y políticas en todo el globo.






Temas relacionados

Música   /   Cultura   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO