×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

Eliminaron los exámenes de septiembre en la universidad de Zaragoza, ¡abajo el Consejo de Gobierno y toda la casta universitaria!

Sin ningún tipo de consulta y con empujones de la seguridad privada es como el Consejo de Gobierno de la Universidad de Zaragoza ha eliminado la convocatoria de septiembre sin atender a la petición de referéndum de la protesta estudiantil.

Jorge Remacha

Sábado 30 de abril
Facebook Twitter

Un encierro en el Interfacultades, una manifestación y una acción frente al Consejo de Gobierno han sido parte de la pelea por el momento que pide un referéndum sobre el cierre del turno de tarde y bibliotecas “por la subida de la luz y el gas”, así como la eliminación de las evaluaciones de septiembre. La casta universitaria ha dejado claro que la única vía democrática que vale es la de los empujones de la seguridad privada a estudiantes que protestaban ante esta decisión dictatorial y antipopular. Es la misma casta que niega el derecho democrática a miles de estudiantes votemos los asuntos propios de la universidad.

El Rector José Antonio Mayoral (que se presentó como único candidato a elecciones) con el resto de representantes de la casta universitaria y la patronal, que maneja la universidad para sus intereses dirigen a espaldas de miles de estudiantes y de la plantilla, han eliminado los exámenes de septiembre, una convocatoria que permitía salvar el curso a buena parte del estudiantado, una convocatoria que ayudaba a los y las estudiantes que además tenemos que trabajar al mismo tiempo. De esta manera se sigue el proceso elitizador de las universidad, iniciado con el Plan Bolonia y que el actual gobierno del PSOE y Unidas Podemos no ha derogado.

Por otro lado, la “democrática” casta universitaria también quiere imponer que a partir de las últimas clases de este curso, los edificios solo abran de 8 a 15h, las bibliotecas cerrarían a las 17h en plena temporada de exámenes, y para el curso siguiente ya sólo abriría de 8 a 17h. ¿Qué sucede con el turno de tarde para ir a clase o estudiar, al que va buena parte de les estudiantes que trabajan en horario de mañana? ¿Qué sucede con los puestos de trabajo de todo tipo que esta decisión implica eliminar? Nos imaginamos que forman parte del recorte de 3 millones de euros que la Universidad de Zaragoza llama “sobrecostes”, mientras sigue cobrando tasas que dejan sin poder estudiar a gran parte de la juventud y la clase trabajadora. Lo que realmente son “sobrecostes” es la misma casta universitaria y su burocracia.

El problema del “sobrecostes” de la subida de la luz y el gas no solo es consecuencia directa de la guerra en Ucrania sino que ésta agravó una espiral inflacionista que ya venían de meses atrás y que los empresarios ya estaban imponiendo para que seamos la población trabajadora y la juventud que paguemos de nuestros bolsillos para engordar aún más si cabe sus ganancias. De una u otra manera quieren que paguemos sus guerras y sus crisis.

Pero además, no olvidemos que gran parte de los oligopolios y grandes empresas, amiguitos de la casta universitaria, se enriquecen con los “sobrecostes” de las subidas de precios –Iberdrola, Endesa, Repsol…- y con el negocio de la guerra están presentes en las universidades públicas. El BBVA, Banco Santander, Acciona y otros grandes bancos y empresas tienen inversiones milmillonarias en la industria armamentística y están aumentando sus beneficios al calor de la guerra y el rearme imperialista. En el caso de la Universidad de Zaragoza además existe un convenio con el Ministerio de Defensa para el CUD Centro Universitario de la Defensa. También son algunas de las principales empresas que controlan las universidades, lo que se investiga, lo que se estudia, lo que se cobra, lo que se gasta, desde sus Consejos Sociales y sus relaciones con la casta universitaria.

La denuncia de este ataque va mucho más allá de horarios, bibliotecas y calefacción. Se trata de decir bien alto que no vamos a pagar las crisis y guerras de los capitalistas, contra los gobiernos de la Universidad, Aragón y el Estado español, que se comportan como fieles sirvientes de las eléctricas energéticas -cuyas grandes empresas deberían ser nacionalizadas bajo control de las y los trabajadoras para garantizar un servicios público- tanto bajo la derecha, como bajo los gobiernos que se dicen progresistas.

Estas actuaciones son otra prueba de que las universidades funcionan realmente de forma ajena a toda democracia interna, controladas por la casta universitaria, representantes de la patronal, la banca y los ayuntamientos. ¿Has visto que se vote sobre el cierre del turno de tarde y la eliminación de las evaluaciones de septiembre en alguna clase? Todos estos ataques muestran cuán lejos de cualquier mínima lógica democrática está la universidad, son ataques sobre la plantilla y estudiantes y un último eslabón de las políticas de recortes, la continuación de las políticas elitizadoras de esta universidad neoliberal, la codicia de las eléctricas y la guerra imperialista en Ucrania.

Es necesario denunciar el carácter antidemocrático de los órganos de gobierno de la universidad que niega el derecho del estudiantado a votar, incluso en referendos sobre todos estos problemas. Luchamos por un calendario académico acorde a las necesidades de los y las estudiantes y que cada facultad vote su propio calendario en asambleas de estudiantes y profesores. No necesitamos un referéndum pactado con la casta universitaria sobre la convocatoria de septiembre, sino poder decidir desde cada facultades de forma realmente democrática y qué sucede con las convocatorias de septiembre, pero también muchas otras cuestiones sobre qué estudiamos, trabajamos y en qué condiciones.

Queremos decidir sobre las convocatorias, recuperando el julio, septiembre y diciembre, al mismo tiempo que extendemos la pelea por la gratuidad de la universidad y becas para estudiantes de clase trabajadora frente al presente y futuro de trabajo precario y desempleo. No son sólo los septiembres, es una universidad entera echándonos por dinero o impidiéndonos decidir ni lo más mínimo, al servicio de los capitalistas. Extendemos la más amplia organización en asambleas en cada clase, cada facultad, codo con codo estudiantes y la plantilla de la universidad para poder realmente decidir.


Facebook Twitter

Jorge Remacha

Nació en Zaragoza en 1996. Graduado en Historia en la Universidad de Zaragoza. Milita en la Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras (CRT) del Estado Español y en la agrupación juvenil Contracorriente.

Lo revolucionario de la camaradería: crítica y ternura

Lo revolucionario de la camaradería: crítica y ternura

¡Organicémonos por un movimiento LGBTI anticapitalista y combativo!

¡Organicémonos por un movimiento LGBTI anticapitalista y combativo!

Ven con Contracorriente y Pan y Rosas en Zaragoza a marchar en el Orgullo LGBTI

Ven con Contracorriente y Pan y Rosas en Zaragoza a marchar en el Orgullo LGBTI

Ni alumnes ni docentes aprueban la Selectividad como prueba segregadora

Ni alumnes ni docentes aprueban la Selectividad como prueba segregadora

La universidad de clases excluye cada vez más a la clase obrera de la formación universitaria

La universidad de clases excluye cada vez más a la clase obrera de la formación universitaria

Contracorriente y Pan y Rosas: “del cuestionamiento de la universidad de clases a la crítica de la sociedad de clases”

Contracorriente y Pan y Rosas: “del cuestionamiento de la universidad de clases a la crítica de la sociedad de clases”

UC3M: “Exigimos una universidad gratuita, autogestionada y al servicio de las necesidades sociales, no de un puñado de empresarios”

UC3M: “Exigimos una universidad gratuita, autogestionada y al servicio de las necesidades sociales, no de un puñado de empresarios”

Tras la abstención récord en las elecciones la juventud puede construir una respuesta desde abajo contra Macron

Tras la abstención récord en las elecciones la juventud puede construir una respuesta desde abajo contra Macron