Política Estado Español

Desahucios

En plena pandemia la SAREB quiere desahuciar a cuatro familias

El martes 21 de julio, en medio de una pandemia mundial, el banco malo SAREB quiere echar a Angélica, Lotta, Susana y Victoria de sus casas pese a que están negociando un alquiler, ya con varias entregas de documentación hechas.

Lunes 20 de julio | 07:43

En la nueva normalidad -cuyo eslogan no oficial del gobierno “progresista” es “no dejar a nadie atrás”- se está quedando mucha gente atrás. Migrantes, desempleadas o trabajadoras precarias, están siendo testigos de cómo la nueva normalidad no está hecha para ellas. Las ayudas prometidas en las que el gobierno se regodea no llegan y, si llegan, tienen tal forma burocrática que impide de facto cualquier impacto en la gente (véase el procedimiento y las trabas del Ingreso Mínimo Vital).

A esta situación se suma el drama de los desahucios que en la nueva normalidad han vuelto a la orden del día. En esta nueva normalidad no sólo desahucian el Banco Santander o el BBVA sino, sobre todo, la SAREB (el “banco malo”), una sociedad que pertenece casi la mitad al Estado como resultado del gran rescate a la banca durante la pasada crisis.

Es el caso de Angelica, Lotta, Susana y Victoria, a las que la SAREB quiere expulsar de sus casas en plena pandemia mundial. Estas cuatro mujeres se encuentran en una situación muy vulnerable y con menores a cargo. De hecho, Victoria acaba de superar su quinta operación de corazón por problemas cardiacos severos, y actualmente está padeciendo una infección postoperatoria.

Las cuatro familias afectadas, recuperaron en 2014 un edificio de la calle Callejo 13 que estaba vacío y desde entonces han mostrado su disposición a negociar un alquiler digno; quieren poder pagar un alquiler que les permita vivir de forma digna a ellas y a sus hijas. Sin embargo, la SAREB se ha negado a negociar cualquier opción e incluso una alternativa habitacional.

La SAREB se niega a negociar un alquiler digno y está dispuesta a desahuciar a estas cuatro mujeres con sus hijos en un distrito donde los precios no hacen más que subir (en marzo del 2020 el alquiler medio en Puente de Vallekas era de 861 euros al mes; casi un SMI completo) y en donde las casas de apuestas no paran de aumentar (Puente de Vallekas es el distrito con más casa de apuestas de Madrid (32) frente a las 7 de Retiro). La nueva normalidad es que una asociación con participación pública, fundada para rescatar a la banca privada, desahucie a familias en situación de vulnerabilidad sin alternativa habitacional para favorecer la especulación en uno de los barrios más populares de Madrid.

El próximo martes 21 de Julio a las 8:00 de la mañana está convocado el desahucio al que están llamando a paralizar vecinos y colectivos barriales como la PAH de Vallekas, el Sindicato de Inquilinos o el movimiento autoorganizado de vecinas y vecinos SomosTribuVk, que ha proporcionado alimento cada semana a más de 300 familias y en el que participaban Angelica, Lotta, Susana y Victoria.

En esta nueva normalidad en la que se favorece a las grandes empresas, a los especuladores y se echa a familias de sus casas, no se puede esperar nada de un gobierno del PSOE y Unidas Podemos que nos deja a todas atrás. Por eso este martes es hora de demostrar que no queremos su nueva normalidad, que queremos tener un sueldo digno y pagar un alquiler digno, queremos casas con vecinas y vecinas con casas, queremos frenar la especulación que nos echa de nuestros barrios para construir luego casas de apuestas o casinos.

Este martes 21 de Julio a las 8:00 en la calle Callejo 13 #CallejoSeQueda ¡#StopDesahucios! ¡#AlquilerSocialYA!






Temas relacionados

Nueva normalidad   /   #coronavirus   /   Pandemia   /   Coronavirus   /   Política Estado Español   /   Desahucios   /   Madrid

Comentarios

DEJAR COMENTARIO