×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

Entrevista repartidores de Amazon: “Queremos poner en común experiencias y objetivos con otros repartidores”

Hablamos con los compañeros del comité de empresa de AT Operalia (Cantabria), una subcontrata que realiza el reparto para la multinacional Amazon. Un ejemplo más de las presiones y medidas antisindicales que tanto la multinacional como las subcontratas emplean contra los trabajadores que se quieren organizar para luchar contra la precariedad.

Ivan Vela

Miércoles 1ro de diciembre de 2021
Facebook Twitter

Izquierda Diario: Muchas gracias por acceder a la entrevista y dedicarnos este tiempo para exponer vuestra situación, vuestro proceso de organización y lucha en vuestro centro de trabajo. Primero de todo, cuéntanos E. cómo han sido tus primeros pasos en AT Operalia.

E: Me incorporé a la empresa en 2019, tras una búsqueda activa de trabajo y después de un periodo de paro prolongado, acceden a hacerme una entrevista referente a una oferta de trabajo de repartidor (en aquellos tiempos no tenía conocimientos del callejero de mi ciudad, aunque conocía muchas calles). Nos dijeron que era para una empresa importante a nivel nacional (ni idea que fuese Amazon) y que se trabajaría un fin de semana y medio al mes y 4 días a la semana 9 horas al día.

Los seleccionados en el proceso tuvimos que ir a Amazon Bilbao a recibir una formación sobre cómo quiere la multinacional que se realice la entrega, el manejo de la aplicación que nos proporcionaban y distintas cuestiones relacionadas con el empleo.

ID: Como comentas, tu y tus compañeros, sois repartidores de Amazon a través de una subcontrata. El convenio de mensajería, al cual está sujeta vuestra actividad, establece que “el conductor deberá cumplir los servicios encomendados en ruta aun cuando con la realización del último sobrepase la teórica jornada diaria sin que pueda por dicha causa abandonar el trabajo o demorar el servicio”. ¿Qué implicaciones tiene para los repartidores?

E: Se nos exigía hacer 2 visitas por cliente, es decir, la primera si no se localizaba, debíamos volver cuando acabáramos la ruta a hacer el segundo intento. Como el interés de la estación (subcontrata) estaba en el porcentaje de entrega de entregas, si nos encontrábamos un negocio cerrado, teníamos que llamar por teléfono a cliente y si lo localizamos era primordial hacer la entrega. Esto generaba situaciones tan absurdas como tener que recorrer 20 kilómetros a la periferia de la ciudad para hacer una sola entrega, o incluso de una punta a otra para la entrega de varios paquetes.

El cálculo que Amazon hace para la entrega de paquetes es lo que la aplicación considera que tardas desde un punto a otro de entrega, graba esa información de todos los conductores (drivers) y luego construye las rutas (el ordenador) en función de proximidad y tiempo.

A los encargados (dispatchers) lo único que les importa es el porcentaje de entrega de paquetes que tenga la estación, por tanto su misión consiste en presionar a los conductores para que la entrega se haga sí o sí , dónde y cuándo sea. Hay que destacar que toda la presión ejercida a los conductores genera estrés al mismo, además de exceso de horas (no pagadas) y montones de kilómetros extra.

Pero a los encargados no les genera ningún problema, ya que su única obsesión es aumentar sus estadísticas de entrega lo cual genera una batalla entre los objetivos de los conductores y de los encargados.

A los encargados no les importa cual es la situación, si llevas 8 horas conduciendo y ahora el cliente te dice que está fuera del negocio y que vive a 30 kilómetros de allí, te dicen “ve y entrégalo”.

ID: Hablas de batalla entre los encargados y vosotros, los conductores, a raíz de esta presión por su parte para que vosotros realizáis las entregas independientemente de la ubicación del cliente y de las horas y carga de trabajo que lleváis. ¿Cómo actuaba la empresa en esta “batalla”?

E: Como digo, esto generó bastantes dificultades entre los intereses de los encargados de estación y los conductores, lo cual degeneró a su vez en los comienzos de la propia extorsión a los conductores, ya que se amenazaba con perder el puesto de trabajo si no se hacía tal o cual cosa, se obligaba a entregar sí o sí.

Cabe destacar que Amazon tiene un sistema de penalizaciones llamado “concesiones” en el cual si el paquete llega en mal estado al cliente, no le llega o el cliente no está conforme con el mismo, pone una queja; queja que Amazon hace recaer sobre el conductor en forma de “concesión” y, dependiendo de la gravedad de la misma, (precio del objeto ) la concesión adquiere o no, tintes importantes.

Cualquier queja de cualquier tipo por parte del cliente, genera una concesión para el repartidor. Se decía que con 4 concesiones a lo largo de un mes Amazon te daba un curso de buena conducta y entrega de paquetes y te “rehabilitaba” para seguir repartiendo, claro está, que si se volvía a repetir a lo largo del mes siguiente, Amazon daba instrucciones a la subcontrata de que ese repartidor se le prohibía tocar más paquetes de Amazon, y eso daba lugar a un despido fulminante del repartidor.

Por tanto nos encontramos en la tesitura de entregar paquetes (los máximos posibles) bajo cualquier circunstancia, presionados por los encargados cuya misión es el porcentaje de entrega de la estación, y buscar al cliente sea como fuere y donde estuviere para entregarlo, pero siempre teniendo presente que si hay cualquier tipo de problema con la entrega, el paquete, el cliente, o cualesquiera que sea la dificultad, es el repartidor el que se va a llevar la sanción.

ID: ¿En qué situación os deja esta presión por parte de la subcontrata y Amazon?

E: No puede haber mejor situación que esa para los encargados de la estación, extorsiono a los repartidores con su puesto de trabajo amenazandolos que si no reparten rápido bien y todo , pierden su puesto de trabajo, y presionándolos para que entreguen a toda costa sea donde sea y sea como sea.

Si sale mal la entrega la culpa es del repartidor y como Amazon solo pregunta qué es lo que ha pasado con ese paquete, das la explicación pertinente si recuerdas que paquete , dirección y zona es la de entrega del mismo, y ya no vuelves a saber nada de esa concesión, no hay opción de defensa ninguna. Ni siquiera si persiste o no la misma si se acumula o te la quitan, nada.

ID: ¿Cuál es el impacto en la plantilla de este nivel de presión?

E: Eso generó evidentemente un gran malestar entre la plantilla, iban y venían (y sigue siendo así) repartidores a un ritmo alarmante. Destacar que desde mi despido, hasta mi nueva incorporación, pasaron 6 meses. Pues pasé de ser el número 68 a ser el número 355. Es decir, 287 personas pasaron por las instalaciones en los 6 meses que yo no estuve en la empresa, una media de 47,8 repartidores por mes).

Toda esta situación que se prolongaba en el tiempo y se aumentaba hasta un punto insostenible, nos obligó a pensar en medidas de contención y de protección de los derechos de los trabajadores.

ID: ¿Cómo se explica esta alta temporalidad y rotación?

E: Es importante destacar aquí el sistema de funcionamiento de estas subcontratas. Amazon hace una previsión de las rutas de reparto que va a tener a lo largo de una semana. Supongamos que calcula que van a ser 30 rutas por día a la semana, eso obliga a la subcontrata a contratar 60 trabajadores, ya que el convenio de mensajería al cual se suscriben todas dice que a la semana se trabajan 38 horas repartidas en 4 jornadas de 9 horas y media, y 3 de descanso. Por lo tanto, hacen falta 60 conductores para cubrir todas las rutas todas las semanas.

Pero solo es una estimación aproximada, la cual varía en cantidad de rutas constantemente. Por otro lado la empresa prevé que mañana va a tener 30 rutas y convoca la noche anterior 30 conductores, pero a las 6 de la mañana que llega el camión no vienen 30 rutas sino que vienen 25. Eso significa que la empresa llama a 5 de los conductores convocados a las 7 de la mañana del mismo día y les ordena quedarse en casa ese día y les obliga a recuperarle a lo largo de la misma semana o la siguiente o cuando ellos consideren oportuno. Obvia decir que se vulnera el Estatuto de Trabajadores en cuestión de horario, por no hablar aquí y ahora de la ilegalidad de la recuperación del día.

Como se va apreciando a medida que se va describiendo el sistema de funcionamiento, no eres más que otra herramienta de trabajo, al mismo nivel que el vehículo que utilizas para el reparto.

ID: Ante esta situación que expones, varios trabajadores decidisteis organizaros. ¿Puedes contarnos un poco más sobre vuestro proceso de organización?

E: Llegados al estado actual de extorsión, abuso, obligaciones, penalidades y estrés, algunos compañeros decidimos organizarnos de alguna manera y defender nuestras posiciones y derechos frente a la injusticia y situación de vulneración de todo tipo y clase de leyes y normas, además del trato personal y humano de el que estábamos siendo víctimas.

Sin gran conocimiento de los medios con los cuales hacer frente a dicha situación decidimos reunirnos 3 compañeros e informarnos de cuáles son los pasos y directrices a seguir.

En esas estábamos, contactando con personas que considerábamos de cierta confianza para aumentar el número a 5 y poder constituir una sección sindical (tal y como nos habían indicado desde el sindicato) que pudiese protegernos de alguna manera frente a los abusos.

Obviamente no tardó mucho en destaparse la liebre y llegar a conocimiento de los “mandos”, lo cual se tradujo en el despido de uno de mis compañeros de sección ipso-facto el 27-7-2020, y una semana más tarde, a las 3 de la tarde, el despido de mi otro compañero el 4 de agosto de 2020 y una hora más tarde (al llegar del reparto) el mío, también el 4 de agosto de 2020.

La mala fortuna para la empresa, y buena para nosotros, es que el compañero del sindicato nos había hecho firmar el documento de creación de la sección a nosotros 3 y por fortuna, lo había entregado a Trabajo, y en el intervalo entre la entrega a Trabajo y que Trabajo se lo comunique a la empresa se produjeron los despidos. Al tener conocimiento de la situación generada, el sindicato demandó a la empresa por vulneración de los derechos fundamentales de libre sindicación. Ni siquiera se presentaron a la conciliación. Finalmente fuimos a juicio.

Durante el juicio la empresa alegó (fuera de plazo) que los despidos nuestros fueron ocasionados por una baja productividad, que teníamos un porcentaje de efectividad del 99%, preguntados por el juez cuál era para ellos el porcentaje mínimo exigible respondieron que era del 100%.

Una vez visto para sentencia la sentencia se publicó el 26 de marzo de 2020 siendo la misma nulidad del despido por vulneración de derechos fundamentales el reconocimiento de la creación de la sección sindical en tiempo y forma correctos en la empresa, con la obligación de reincorporar de manera inmediata a los 3 trabajadores ( 3 sentencias diferentes) y el pago de los correspondientes salarios de tramitación dejados de percibir y la indemnización.

Nos reincorporamos a la empresa, siendo conscientes de que la misma ha recurrido los despidos y por tanto entendiendo que tiene intención de seguir obstaculizando la posibilidad de cualquier tipo de organización que pretenda defender los derechos de los trabajadores.

Por otro lado en el entorno de trabajo la reincorporación fue normal incluso muchos compañeros se alegraron de tener determinadas personas que pudiesen afrontar cuestiones laborales sin perjuicio del puesto de trabajo, pero eso duró poco.

ID: Una vez readmitidos, ¿cómo continuó vuestro proceso de organización?

E: Siguiendo los conejos del sindicato, el paso siguiente era convocar elecciones al comité de empresa (76 empleados) , cosa que hicimos. Ahí comienza otro nuevo proceso de dificultad y extorsión con la creación de un candidatura “amarilla” por parte de la empresa para confrontar la nuestra que ya estaba compuesta de 5 trabajadores, 2 de los voluntarios más nosotros 3.
El sindicato nos recomendó unir a la sección sindical a todos aquellos trabajadores que quisieran de tal manera que hacíamos más fuerza. Se apuntaron unas 20 personas a la sección sindical, a las cuales al tener conocimiento la empresa de quienes eran los fueron entrevistando uno a uno en la oficina “sugiriéndoles” que se borraran de la lista de la sección y votaran a su candidatura. Una vez más extorsionándoles con su puesto de trabajo, para evitar que consiguiéramos los apoyos suficientes para salir elegidos.

Consiguiendo que todos por miedo a represiones se borraran de la lista quedando solo nosotros 5. La empresa creó su candidatura de “trabajadores independientes” totalmente afín a sus intereses mientras publicita su propia candidatura y demoniza la nuestra diciendo a voz en grito a todos los trabajadores en reuniones al aire libre y delante nuestro, que nuestra única intención era acabar cerrando la empresa.

Obvia decir que la otra candidatura fue totalmente organizada presentada y gestionada por la empresa de tal forma que tuvieron que hacerse independientes pues ningún sindicato nacional quiso verse representado por ellos.

ID: ¿Cómo fueron las elecciones al Comité y en qué punto os encontráis actualmente?

E: Se da la circunstancia de que la empresa comete el error de poner en la candidatura gente que no llevaba ni siquiera 6 meses en la empresa , cosa que no es legal pues es uno de los requisitos mínimos para presentarse a candidato. Se celebran las elecciones y de 76 personas obtenemos 9 votos (de los cuales 5 somos nosotros), lo cual se transforma en un delegado nuestro y 4 de ellos.

Por su parte el sindicato conocedor de la situación de ilegalidad de la candidatura de empresa, había planteado una impugnación de la misma, impugnación que se ganó, y obligó a repetir las elecciones y retirar de las mismas la candidatura ilegal (la de la empresa) por tanto se celebran elecciones nuevamente 7 de septiembre, esta vez, solo con nuestra candidatura, volvemos a obtener 9 votos (de los cuales 5 son nuestros) y ganamos las elecciones.

Procedemos a la constitución del comité y por tanto al desempeño de las labores del mismo, la empresa por su parte continúa en su estrategia de menoscabo y presión hacia el comité. Comenzamos a ejercer labores de comité de empresa y defendemos nuestros derechos. Hacemos comunicados a la empresa sobre cuestiones del convenio colectivo y del estatuto de trabajadores y por parte de la empresa solo obtenemos silencio administrativo.

Todo esto es un proceso que viene desde marzo de 2021 hasta septiembre de 2021 que es cuando queda constituido el comité de empresa. Enviamos peticiones formales asesorados y desde el sindicato a la empresa, para reunirse con el comité en distintas ocasiones y con distintas peticiones, como respuesta obtenemos silencio empresarial.

A fecha de hoy hemos tenido una reunión informal con uno de los socios de la empresa el jefe de RR HH , que ha venido a tantear cuál es la disposición del comité a la hora de negociar sin siquiera traer algún tipo de propuesta de ninguna clase.

A partir de aquí , tenemos conocimiento y contacto con otras subcontratas a nivel nacional de las que nos interesamos y nos ponemos en contacto. Barcelona y País Vasco especialmente.

A raíz de conversaciones múltiples con diferentes compañeros de otras comunidades entendemos que la situación que sufrimos es totalmente idéntica a la de las otras subcontratas, y ponemos en común experiencias y objetivos.

Actualmente estamos estudiando diferentes estrategias de lucha con respecto a la situación actual y la legalidad vigente.


Facebook Twitter

Ivan Vela

Seguir en Twitter

Juicio por la readmisión de Alex León, ¡acude a la concentración y respondamos contra la represión sindical!

Juicio por la readmisión de Alex León, ¡acude a la concentración y respondamos contra la represión sindical!

Contra la Ley Iceta: perspectivas para la plantilla temporal del sector público

Contra la Ley Iceta: perspectivas para la plantilla temporal del sector público

La huelga educativa que pone en jaque al conseller de educación Cambray

La huelga educativa que pone en jaque al conseller de educación Cambray

Plataforma de Represaliadas Sindicales: “la reforma laboral de Yolanda Díaz continúa la filosofía de la del 2012”

Plataforma de Represaliadas Sindicales: “la reforma laboral de Yolanda Díaz continúa la filosofía de la del 2012”

Demandan a Amazon por discriminar a trabajadoras embarazadas o con discapacidad

Demandan a Amazon por discriminar a trabajadoras embarazadas o con discapacidad

Estados Unidos: crisis del gobierno, lucha por el aborto y sindicalismo de base

Estados Unidos: crisis del gobierno, lucha por el aborto y sindicalismo de base

Los trabajadores de Amazon en Canadá se quieren sindicalizar como en Estados Unidos

Los trabajadores de Amazon en Canadá se quieren sindicalizar como en Estados Unidos

En EE. UU. las y los trabajadores de la industria de la animación también luchan por la sindicalización

En EE. UU. las y los trabajadores de la industria de la animación también luchan por la sindicalización