×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

Este es el ataque que prepara el gobierno de VOX y PP en Castilla y León contra las mujeres y las personas LGTBI

La coalición de la derecha y la extrema derecha plantea una reforma en materia de género, migración y memoria histórica, con la que se pretenden atacar (más) los derechos de amplias mayorías sociales en la Comunidad.

Irene Olano

Miércoles 13 de abril
Facebook Twitter

VALLADOLID, 11/04/2022.- El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Luis Tudanca, recibe los aplausos de sus compañeros de bancada tras su intervención en el debate de investidura del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, quien gobernará gracias al apoyo de Vox. EFE/Nacho Gallego

La coalición del PP y VOX plantea una reforma en materia de género, migración y memoria histórica, con la que se pretenden atacar (más) los derechos de amplias mayorías sociales en la Comunidad.

En 2021, en la comunidad autónoma de Castilla y León se registraron 5.170 denuncias relacionadas con la violencia de género. Estos son los datos de una comunidad que, gobernada con mayoría absoluta con el PP, ya tenía un gobierno reaccionario antes de las últimas elecciones.

Pese a estas cifras, a VOX lo que parece preocuparle son la “ideología de género” y las denuncias falsas (que no llegan al 0,1% de las totales en todo el Estado), por lo que, junto al PP ha planteado un pacto de gobierno que pasa por atacar todavía más a las mujeres, las personas migrantes y la legislación en materia de memoria histórica.

Pero sin engañarnos: en realidad lo que VOX está planteando es una política que lleva abanderando años el PP; un partido que se opuso a la aprobación de la ley del aborto y que ha puesto trabas continuas al reconocimiento de los derechos de las mujeres, las personas LGTB, los migrantes y la clase trabajadora. Un buen ejemplo de cómo los derechos sociales han sido continua moneda de cambio política.

Incluso el exiguo marco jurídico que ampara algunos de los derechos de las mujeres en Castilla y León, y que forman parte de las conquistas del movimiento feminista podrían retroceder con la nueva administración, que gracias a la entrada de VOX se permite ser más abiertamente reaccionaria. Durante el año pasado, por ejemplo, la comunidad gastó 122 millones de euros en fomento de la igualdad mediante diferentes planes. Un gasto que sería recortado o suprimido para el próximo periodo de imponerse la política machista y reaccionaria de la ultraderecha.

La presentación política del nuevo presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, ha pasado por asumir tres ejes claves de la política de la ultraderecha. En primer lugar, la ley de violencia de género, a la que se sumaría otra de violencia intrafamiliar que borraría la cuestión de la violencia específica de las mujeres y la reduciría a un problema privado y propio de un ámbito familiar.

Aunque Mañueco ha declarado que la primera ley, la de violencia de género vigente desde 2010, no dejará de existir, la duplicidad ya marcará un precedente claro de la nueva dirección que tomará su gobierno. En la comunidad existen actualmente tres centros de emergencias y 14 casas de acogida para mujeres cuyo destino no estaría claro en la nueva legislación. Estos centros ofrecieron asilo a más de 500 personas desde su apertura, incluyendo a mujeres y menores a su cargo.

En segundo lugar, el nuevo presidente autonómico comienza el nuevo periodo anunciando la derogación de la ley de memoria histórica, que ya era enormemente insuficiente. Podrá ser sustituida ahora por una nueva ley “de la concordia” que se propone en términos de “reconciliación nacional” y que legitima todavía más la dictadura franquista.

En tercer lugar, Mañueco presidirá un gobierno aún más racista. Habló el dirigente del PP de “inmigración ordenada” e hizo referencia a la incorporación de extranjeros a la comunidad “con vocación de incorporarse al mercado laboral y que busquen la plena integración a través del respeto a las leyes, valores y libertades europeos de la sociedad que las integra”.

Como explicábamos en este artículo la emergencia de la extrema derecha en un gobierno no se puede parar, además, con un cordón sanitario, como plantea la izquierda parlamentaria. Es esta misma izquierda la que, tras media legislatura de gobierno “progresista” ha demostrado ser incapaz de hacer políticas que den respuesta a los sectores populares y la clase trabajadora.

Los ejemplos se multiplican: tan solo en materia de género, memoria histórica y migraciones (los ejes en que se centra el pacto de gobierno PP-VOX en Castilla y León), el gobierno ha aplicado medidas insuficientes, que le han abierto la puerta a la derecha.

En materia de género y aunque la Ley Trans avanza en algunos derechos, la legislación ha sido insuficiente. Esa misma ley excluye tanto a personas migrantes sin papeles (a las que se este gobierno ha abandonado completamente) como a personas no binarias, en contra de las exigencias del movimiento LGTB. Pero, además, no podemos olvidar que fue este gobierno el que, en 2021, y comprando el discurso de la derecha, prohibió las manifestaciones del 8M en Madrid. Es el mismo gobierno que envió policía a reprimir las movilizaciones contra el asesinato homófobo de Samuel.

En materia de memoria histórica tenemos un ejemplo reciente. El mes pasado, el PSOE se alió con la derecha parlamentaria para evitar que se juzgaran los crímenes del franquismo en otro ejemplo de lo poco progresista que es este gobierno. Asume así el marco reaccionario de la derecha en sus mismos términos: hablando de “reconciliación” y “concordia” más que de reparación y justicia.

En materia de migración, el gobierno ha mostrado sobradamente ser imperialista y racista. No ha derogado la ley de extranjería y ha abierto un nuevo Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), pese a la promesa de cerrarlos. Se trata de centros de internamiento temporal de extranjeros a la espera de ser deportados en los que, como se ha denunciado en multitud de ocasiones, no se cumple la legislación que estipula que los internos solo pueden mantenerse un máximo de 90 días.

Lo que llega después de los meses o años de internamiento es la deportación al país de origen, en lo que es una política reaccionaria de cierre de fronteras y de establecimiento de migrantes de primera y segunda según su nivel económico, igual que lo que propone la derecha. Además, en estos CIE se vulneran varios derechos humanos y se producen abusos y tratos cercanos a la tortura, como han denunciado también numerosas organizaciones.

La creciente militarización imperialista de nuestro estado, que dota de recursos a Defensa que parece no encontrar para servicios sociales y la traición del pueblo saharaui son otros ejemplos de cómo ningún gobierno con el PSOE puede ser consecuentemente antiimperialista. También la adhesión a la política de refugiados de la UE, que contempla la acogida de ucranianos (a ser posible, blancos, no vayamos a pasarnos de rosca) mientras se la niega a los africanos de varios países que atraviesan el estrecho desde Marruecos.

Te puede interesar: Sánchez certifica la venta del Sáhara Occidental a cambio de la “subrogación” de la violación de Derechos Humanos en la frontera

Por eso, tan importante es establecer quién es el enemigo como quienes son sus aliados y quienes le abren la puerta para pensar estratégicamente lo que necesitamos, no solo en Castilla y León. Y lo que verdaderamente puede frenar esta ola reaccionaria es una gran movilización en las calles, una política de frente único de las diferentes organizaciones que se consideren anticapitalistas para hacer frente a la reacción y la barbarie. Una política como la que propone nuestros compañero Anasse Kazib en Francia, obrero ferroviario y militante de Révolution Permanente, que se propuso como candidato para las ultimas elecciones presidenciales (aunque no pudo presentarse por las trestricciones antidemocráticas del régimen francés) con un discurso antirracista y contra la ultraderecha, lo que le ha brindado no pocas reacciones racistas de sus oponentes.

Es también la política que nos estamos proponiendo tanto desde la Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras (CRT) como desde las agrupaciones que impulsamos juntos a jovenes independientes, Contracorriente y Pan y Rosas. Desde estas dos agrupaciones estamos organizando un gran encuentro estatal el 14 de mayo en Madrid, al que está invitado todo aquel que quiera hacerle frente a esta extrema derecha desde las calles y no desde los ministerios, luchar por acabar con las guerras reaccionarias como la de Ucrania y las crisis del capital y denunciar el rearme militarista que están llevando a cabo tanto este gobierno como otros, en lo que es una política enormemente imperialista.

En definitiva, llamamos a todo el mundo a combatir este sistema que nos precariza y nos mata, a combatir el avance de una extrema derecha que pretende hacernos pagar (todavía más) la crisis a las más vulnerables y para ello queremos poner en pie una gran alternativa anticapitalista de la juventud, las mujeres, las migrantes, la clase trabajadora, las personas LGTB. Todos esos grupos que tanta rabia y miedo le da a la derecha, porque es consciente de su poder cuando se organizan.


Facebook Twitter
Antes del orgullo

Antes del orgullo

La liberación real de afectos, géneros y sexualidades es una tarea revolucionaria

La liberación real de afectos, géneros y sexualidades es una tarea revolucionaria

Corte Suprema de EE. UU. anuló el fallo que despenalizaba el aborto

Corte Suprema de EE. UU. anuló el fallo que despenalizaba el aborto

Tribunal japonés rechazó la legalidad del matrimonio igualitario

Tribunal japonés rechazó la legalidad del matrimonio igualitario

Feminismos, crímenes y castigos

Feminismos, crímenes y castigos

Este es el ataque que prepara el gobierno de VOX y PP en Castilla y León contra las mujeres y las personas LGTBI

Este es el ataque que prepara el gobierno de VOX y PP en Castilla y León contra las mujeres y las personas LGTBI

Pedofilia eclesiástica: Francisco tiene “plena confianza” y da “todo su apoyo” a Benedicto

Pedofilia eclesiástica: Francisco tiene “plena confianza” y da “todo su apoyo” a Benedicto

Mariposas luchadoras: la historia de las hermanas Mirabal

Mariposas luchadoras: la historia de las hermanas Mirabal