Política

Excolonia británica

Flamante República de Barbados: críticas a la condecoración de Carlos y breve historia de la isla

De monarquía parlamentaria a República, este martes Barbados destituyó a la reina Isabel II como jefa de Estado, aunque continúan en la Commonwealth y el príncipe Carlos recibió la Orden de la Libertad. Breve historia de un país fundado en la esclavitud.

Martes 30 de noviembre de 2021 | 12:50

En la medianoche del 30 de noviembre, Barbados, el país insular de las Antillas del Caribe, se declaró como República y Sandra Prunella Mason pasó de ser gobernadora general a presidenta, luego de ser nombrada por el parlamento. En una ceremonia formal, de la que participó el príncipe Carlos en representación de Isabel II, el país dejó de ser una monarquía constitucional, destituyendo a la Reina en su cargo de jefa de Estado. Aunque seguirán siendo parte de la la Commonwealth.

La fecha elegida es en conmemoración del aniversario de la declaración de la independencia de Barbados, en 1966, donde se creó un parlamento nacional y la figura de gobernador general, aún bajo la jefatura de Estado de la corona británica.

"Saludo y me uno a ustedes en celebración de una nación, de un pueblo y de un futuro que ahora está en nuestras manos", expresó Manson, en su primer discurso oficial. En el mismo acto, la presidenta condecoró al heredero de la corona británica, con la Orden de la Libertad de Barbados, el más alto honor nacional.

Esta actitud obtuvo críticas dentro del país. Kristina Hinds, profesora de relaciones internacionales de la Universidad de las Indias Occidentales en Barbados, dijo que "la familia real británica es una fuente de explotación en esta región y, hasta ahora, no han ofrecido una disculpa formal ni ningún tipo de reparación por los daños sufridos", y precisó: "no veo cómo alguien de la familia (real) puede recibir este premio".

También la activista de 26 años, Firhaana Bulbulia, fundadora de la Asociación Musulmana de Barbados, expresó su rechazo: "La desigualdad económica, la capacidad de poseer tierras e incluso el acceso a los préstamos bancarios tienen mucho que ver con las estructuras construidas a partir de la dominación británica".

Actualmente, la isla afronta una crisis económica, atravesada por la caída del negocio del turismo que depende especialmente del Reino Unido. Antes de la pandeamia un millón de personas visitaban al año este país, que cuenta con una población de cerca de 280.000 habitantes. Esta situación provocó la caída del empleo en 9 puntos, llegando al 16% la cifra de desocupación.

Por su parte, el primer ministro británico, Boris Johnson escribió: "Seguiremos siendo amigos y aliados incondicionales, aprovechando las afinidades y conexiones duraderas entre nuestros pueblos y el vínculo especial del Commonwealth".

En la misma ceremonia, la artista pop Rhianna, ciudadana de Barbados, fue declarada como heroína nacional.

Breve historia de Barbados

La Isla, en un principio habitada por los pueblos arahuacos y caribes, fue apropiada por colonos españoles y portugueses desde principios del siglo XVI. En 1620 desembarcan los colonos británicos, disputando el poder de la isla y profundizando el genocidio de sus pueblos originarios. Para 1640, terratenientes y esclavistas, en alianza con la corona británica, desarrollaron la explotación del azúcar, con la mano de obra que secuestraban de entre los pueblos de África: así comenzó el dominio británico.

El terrible negocio de la trata de personas se sucedió permanentemente, durante siglos, colmando la isla de esclavos para trabajar en las plantaciones. La mayoría de ellos moría en los barcos o caía a los pocos meses en la isla, producto de las brutalidades impuestas por los amos. Aún así, la población negra superó ampliamente en número a los colonos blancos.

En 1791, irrumpe la insurrección de los esclavos y negros libertos en la colonia francesa Saint Domingue, hoy Haití. Fue el primer proceso de independencia de latinoamérica y dio origen en 1804 a la primera República. En el contexto de la Revolución Francesa y de las luchas emancipatorias de su colonia, los británicos toman la decisión de eliminar formalmente la trata de esclavos en 1807, pero el Código de Esclavos de Barbados seguía vigente. Por lo que el fervor emancipatorio lleva a los negros de la isla a organizar una rebelión en 1816, acaudillados por el esclavo Bussa.

Los heróicos combates duraron semanas, pero los esclavos fueron finalmente derrotados y asesinados. Recién en 1834 se declara la abolición de la esclavitud en la isla, manteniéndose como colonia del Reino Unido. Aunque la población negra, ahora libre, continuó trabajando las tierras a cambio de vivienda y alemento, sin percibir salario.

Para la década ’60 del siglo XX y al calor de los procesos de lucha por la independencia nacional de los países africanos; Barbados comienza una negociación diplomática con la corona británica, que termina en el acuerdo de consolidar una monarquía constitucional con parlamento, como forma de gobierno en 1966. El primer gobernador general de la isla fue el afrodescendiente Errol Walton Barrow, quien fundó el Partido Laborista Democrático.

Actualmente, el Partido Laborista continúa siendo el más importante del país. A él pertenece la actual primera ministra, Mia Mottley, quien fue criticada junto a la flamante presidenta de Barbados, por la entrega de la Orden de Libertad al príncipe Carlos de Gales, sucesor de la corona británica.






Temas relacionados

Barbados   /   Isabel II   /   Esclavitud   /   Monarquía   /   Independencia   /   Reino Unido   /   Historia   /   Internacional   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO