Internacional

EGIPTO DESAPARICIONES TORTURAS

Giulio Regeni, el universitario italiano torturado y asesinado en Egipto

El estudiante de 28 años estaba en Egipto investigando el movimiento de nuevos sindicatos independientes. Su cuerpo fue encontrado con claros signos de tortura. Las desapariciones forzadas y torturas aumentan en Egipto.

Sábado 13 de febrero de 2016

El 25 de enero pasado a las 8pm, el estudiante de Cambridge Giulio Regeni se dirigía a tomar el metro para visitar a un amigo en el centro del Cairo. Nunca llegó. Ese día las calles de la capital de Egipto se habían agitado con manifestaciones en el quinto aniversario de la caída del dictador Mubarak. El ejército y la policía de Al Sisi reprimieron las protestas y hubo redadas en casas particulares.

Como Giulio no aparecía, sus amigos, compañeros de estudios y familiares comenzaron una intensa búsqueda y denunciaron la desaparición. Pasaron nueve días hasta que encontraron su cuerpo, abandonado al costado de una autopista y con claros signos de torturas. Le habían arrancado todas las uñas de pies y manos, tenía marcas de quemaduras de cigarrillos por todo el cuerpo y había sufrido una muerte violenta. La segunda autopsia realizada en Italia informaba que se evidenciaba una “violencia inhumana brutal”.

Giulio Regeni, de nacionalidad italiana, era estudiantes de Doctorado en Cambridge, Inglaterra, en el Departamento de estudios políticos internacionales. Para su tesis estaba realizando un trabajo de campo en Egipto durante algunos meses, investigando sobre los nuevos sindicatos independientes que emergieron en la era post-Mubarak.

Giulio participó de una asamblea de los sindicatos independientes el 11 de diciembre. Unos días después comentó con preocupación a dos amigos que una persona lo había estado fotografiando. Los agentes italianos priorizan ahora esta línea de investigación.

La prensa italiana apunta directamente contra los servicios secretos egipcios. El medio Sole 24 afirmó que la “sospecha más fuerte” es que Regeni fue “asesinado por Egipto… por el sistema, por su aparato de seguridad.” El ministro del interior egipcio Magdi Abdel Ghaffar respondió a estas acusaciones rechazando la implicación de las fuerzas estatales. “Esa no es nuestra política”, dijo. Sin embargo, diferentes organizaciones denuncian que esa es justamente la táctica que el régimen ha generalizado: desapariciones y torturas.

Torturas y desapariciones en Egipto

La International Coalition for Freedoms and Rights (Coalición internacional por las libertades y derechos) asegura en un informe que desde 2013 se han denunciado unas 3000 desapariciones forzadas en Egipto. En algunos casos las personas han aparecido después en prisión, o en la morgue.

El actual gobierno de Egipto, encabezado por el general Al Sisi, llegó al poder en 2013 después de liderar un golpe de Estado contra el gobierno de Mohamed Morsi de los Hermanos Musulmanes. Desde entonces se llevó adelante una fuerte campaña represiva contra la oposición. En 2014 se realizaron elecciones amañadas que fueron denunciadas por la oposición donde Al Sisi resultó ganador.

Una campaña internacional por Giulio

Más de 4600 académicos de todo el mundo firmaron una carta publicada en The Guardian pidiendo que se investigue el asesinato y las torturas que padeció Giulio.

“Nos encontramos consternados al saber que había claros signos de tortura. Aquellos de nosotros que supimos de la desaparición de Giulio antes del descubrimiento de su cuerpo estábamos desesperados y preocupados por su seguridad, debido a que desapareció en medio de una campaña de seguridad que tiene por resultado detenciones arbitrarias masivas, un dramático aumento de informes de torturas dentro de las sedes policiales y otros casos de desapariciones, de acuerdo a organizaciones de derechos humanos locales e internacionales. Al tiempo que recibimos el comunicado de las autoridades egipcias diciendo que investigarán la muerte de Giulio, hacemos notar que de acuerdo a Amnesty Internacional fuerzas dependientes del ministerio del interior y defensa practican el mismo tipo de torturas que sufrió Giulio de forma rutinaria contra cientos de ciudadanos egipcios cada año.”

El asesinato de Giulio impactó fuertemente en la comunidad académica de Cambridge y en Italia, especialmente en su pueblo natal del norte del país, Fiumicello. El periódico Il Manifesto publicó póstumamente el último artículo que escribió Giulio Regeni relatando sus impresiones sobre el movimiento de los sindicatos independientes. Giulio escribía para ese medio y otros blogs con un pseudónimo para preservar su seguridad.

Como muchos otros jóvenes de su generación, Giulio se impactó por la emergencia de la Primavera Árabe y los movimientos sociales y enfocaba sus estudios hacia las nuevas formas de organización de los trabajadores en sindicatos independientes del régimen, que emergieron en Egipto post-Mubarak. Como homenaje a su trabajo y a su vida, compartimos en Izquierda Diario ese artículo publicado originalmente por Il Manifesto.






Temas relacionados

Giulio Regeni   /   Represión en Egipto   /   Italia   /   Egipto    /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO