Mundo Obrero Estado Español

ANDALUCÍA

Huelga en Canal Sur contra los recortes de la Junta de Andalucía

La semana pasada, los días 22 y 23 de diciembre se produjo una huelga en la empresa Radio y Televisión de Andalucía (RTVA) para protestar contra los recortes de 14 millones al presupuesto por parte del gobierno andaluz tras su pacto con Vox y por otra serie de medidas que el gobierno de Moreno Bonilla está impulsando desde sus pactos con la ultraderecha.

Roberto Bordón

@RobertoBordon13

Martes 29 de diciembre de 2020 | 16:09

Foto del Comité Intercentros de RTVA

Emisión en negro desde las 8:00 durante dos días a excepción del horario de informativo (reducido a formatos de entre 15 y 20 minutos), esta fue la actividad de Canal Sur televisión, la televisión autonómica andaluza durante los días 22 y 23 de diciembre como medida de protesta por parte de los trabajadores de Radio y Televisión de Andalucía (RTVA) tras conocerse los nuevos recortes de la Junta de Andalucía en los Presupuestos Andaluces de 2021. 14 millones de recorte es parte del precio a pagar por parte del gobierno del PP y Ciudadanos para asegurarse nuevamente el apoyo de Vox en los Presupuestos andaluces. La ultraderecha amagó su voto negativo hasta el final tras el enfrentamiento PP-Vox en la moción de censura en el Congreso. No obstante, la cuestión no es sólo debido a este recorte, que como denuncia el comité de empresa de RTVA dificulta la renovación tecnológica del medio de comunicación, así como la renovación y mantenimiento de su plantilla; sino que es otro agravio que se suma a las acciones de la Junta de Andalucía que parece decidida a eliminar este servicio público si es necesario para asegurarse el apoyo de la ultraderecha, o al menos así lo ven sus trabajadores.

Una situación que se venía exponiendo desde meses anteriores con la publicación de un decálogo de exigencias por parte de los trabajadores donde exponían su análisis de la situación y sus demandas frente a la dirección de RTVA y la Junta de Andalucía. En dicho manifiesto afirmaban que el acuerdo alcanzado entre PP, Ciudadanos y Vox ponía en riesgo a RTVA y a la televisión pública andaluza como servicio público esencial, una intención evidente de estos partidos ya que Vox ha mantenido siempre en su programa el cierre de RTVA. Además, los trabajadores señalan que los recortes no sólo afectan a la plantilla (1.400 trabajadores) sino que también afecta al sector audiovisual andaluz y por tanto a decena de miles de familias andaluzas. La asfixia financiera impedirá además la renovación tecnológica, así como el mantenimiento de puestos de trabajo y el rejuvenecimiento de la plantilla ante la amortización de plazas por jubilación u otras circunstancias. Los trabajadores denuncian el uso partidista que las formaciones políticas estarían haciendo de Canal Sur para sus propios objetivos desvirtuando la idea de un servicio público de información y que se deberían dar mecanismos legales que impidan esto. Como muestra de esta manipulación partidista han señalado al director de los informativos de Canal Sur Televisión, Álvaro Zancajo como impulsor de este tipo de políticas al respecto de Canal Sur y del apoyo que presta a la Junta de Andalucía.

Zancajo habría sido acusado por distintos trabajadores de imponer criterios políticos que por ejemplo prohibían el uso de la expresión extrema derecha en los informativos y de tener un tono condescendiente con Vox como denunciaba Ezequiel Martínez, reconocido periodista de RTVA durante muchos años. Afirmando que se daban preguntas al dictado al entrevistar a Santiago Abascal en el medio de comunicación.

La huelga de dos días ha sido la respuesta tras el fracaso de las negociaciones entre trabajadores y la dirección (apoyada desde la Junta de Andalucía) en la que los trabajadores llegaron a plantear que, en vez de un corte de la emisión, se dedicase la programación de estos dos días a explicar la importancia de una televisión pública al servicio de los ciudadanos y externa a intereses partidistas. Algo que fue rechazado directamente por la dirección de la empresa que ha presionado con abusivos servicios mínimos según los trabajadores que en el caso de Canal Sur Radio mantuvo su programación habitual debido a esta medida. Los canales de televisión de la empresa si tuvieron este apagón: Canal Sur, Canal Sur 2 y Andalucía TV (aunque esta si mantuvo el debate parlamentario en directo). El Comité Intercentros de la RTVA, las secciones sindicales de CCOO, UGT y CGT en la RTVA, así como SPA-RTVA y la Agrupación de Trabajadores de Canal Sur han valorado como masiva el seguimiento de la huelga. Con un 90% de seguimiento en televisión y un 50% en radio, los sindicatos valoran la unidad de los trabajadores con hasta 600 firmantes del manifiesto por la destitución de Álvaro Zancajo.

Este miércoles además se han reunido más de un centenar de trabajadores en una concentración a las puertas del Parlamento Andaluz para protestar por los recortes. A la jornada se han sumado representantes de la Plataforma en defensa de la RTVA, que cuenta con más de 150 asociaciones adheridas. Algo que según los trabajadores expone que no es una simple reivindicación laboral, sino que se trata de reivindicar un servicio público e identitario.

Los trabajadores no descartan nuevas movilizaciones hasta que “no se dé marcha atrás en el acuerdo que obliga a la amortización de todas las plazas que cursen baja en 2021, a la prohibición de contratar, cubrir bajas, jubilaciones y fallecimientos, y la elaboración de un plan de ajuste que afectaría a la RTVA y a todo el sector audiovisual andaluz, la desaparición de la Fundación Audiovisual de Andalucía y el cierre de uno de los canales de la cadena", como expresa el Comité Intercentros.

Por ahora han conseguido la destitución de Álvaro Zancajo, la decisión la ha tomado el director general de RTVA Juande Mellado quien ha tomado una decisión que afirma no está vinculada a la huelga e incluso la Junta de Andalucía ha afirmado que no habrá recortes en la televisión pública andaluza a pesar de lo acordado con Vox. Alejando Hernández, portavoz de la formación de la ultraderecha en Andalucía ha sido el único que se ha pronunciado a favor de Zancajo, aludiendo a que ha sido la presión de los sindicatos lo que ha forzado la mano de Mellado. Desde el entorno de Vox se percibe como una traición del gobierno PP+Cs para favorecer al PSOE y se han lanzado mensajes agresivos hacia la Junta, sin embargo, teniendo en cuenta que los Presupuestos Andaluces ya han sido aprobados, es difícil que puedan generar problemas al Ejecutivo andaluz. Hay que recordar que Vox ya amenazó con movimientos similares tras el golpe recibido en la moción de censura en el Congreso y finalmente no hizo nada que afectase seriamente a la estabilidad de los gobiernos del trifachito.






Temas relacionados

Junta de Andalucía   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Andalucía   /   Huelga

Comentarios

DEJAR COMENTARIO