Internacional

BRASIL

Huelga en Santos, el principal Puerto de América Latina

Miles de trabajadores salen a la lucha por mejoras laborales, recomposición salarial frente a la inflación y contra el nuevo sistema de contratación que buscan implementar.

Lunes 26 de septiembre de 2016 | 13:48

En el Puerto de Santos en Brasil, cerca de San Pablo, miles de trabajadores echan mano a la acción directa con paros, piquetes y un intento de toma de las instalaciones de una de las terminales del brasilero Grupo Libra, que terminó con ocho trabajadores demorados y una paralización total el 21 de este mes.

La última medida fue motivada por el uso de marineros que hacía las empresas para quebrar la medida de fuerza, ocupando los puestos de trabajo de los que se encuentran en paro, algo que estas niegan. Sin embargo, fueron demorados por la policía en el acto y multados por incumplir la ley que prohíbe utilizar personal extranjero para esas tareas.

Este episodio es el último de un conflicto que viene desde marzo con el reclamo de una recomposición salarial frente a la inflación que ya acumulaba alrededor de un 10% y se teme que llegue a 20% para fin de año. Además, se reclaman mejoras en el pago del trabajo nocturno, por trabajo riesgoso y un aumento del monto abonado en concepto de vianda.

El otro reclamo central es poner un freno al proceso por el que las terminales quieren abandonar el actual sistema de contratación por jornal a un organismo estatal OGMO (Órgano Gestor de Mano de Obra) - similar al viejo CEDECON (Centro de Contrataciones) de Buenos Aires- que reparte el trabajo igualitariamente entre todos los trabajadores registrados a otro en que los estibadores serían empleadores directos de las terminales.

Esto último les permitiría dividir a los trabajadores ofreciéndoles a algunos cobrar más haciendo horas extras y dejando fuera a cientos de obreros. A su vez, podría ser la punta de lanza para acabar con la conquista de un convenio único como se hizo en Buenos Aires en el año 94.

Actualmente los operarios están compuestos por una mitad de estibadores del OGMO y otra por estibadores propios de las terminales, que quieren pasar a usar dos tercios de estibadores propios este año y a futuro un 100%.

De más está decir que el Estado responde a las medidas de fuerza tratando de despejar los piquetes para evitar la paralización del Puerto. Pero si esa práctica pueden intentar defenderla como una medida para mantener el orden, donde queda claro de qué lado está es con el explícito apoyo del fallo del Tribunal Superior de Justicia que avala a las empresas en su plan de acabar con la bolsa de trabajo del OGMO en base a un acuerdo firmado anteriormente por los Sindicatos.

El Puerto de Santos es el más grande del gigante latinoamericano, primero de la región y número 38 a nivel mundial con 3,75 millones de TEU (equivalentes a contenedores de 20 pies) movidas el último año.

Además, los trabajadores de aduanas también se encuentran en conflicto, con trabajo a reglamento los días martes y jueves, lo que genera importantes demoras y atrasos a los exportadores e importadores reclamando mejoras salariales y jubilatorias al gobierno del golpista Temer.






Temas relacionados

Puerto    /   Brasil   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO