×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

Ideas para no perder la lucha por plenos derechos laborales

Son múltiples las problemáticas que enfrenta el personal que labora en el sector de arte y cultura. Lee aquí algunas ideas para no sofocar los ánimos de lucha en el intento de conseguir trabajo digno.

Erick Reyes

Martes 1ro de febrero
Facebook Twitter

Trabajadores del arte y la cultura, artistas, promotores culturales, profesores, talleristas, distintos rubros del gremio cultural no podrán aguantar más estar a la sombra del “progresismo tardío” de esta administración que, tras sus 3 años y pico de gobierno, ha atacado al gremio con recortes presupuestales, incumplimiento de pagos, programas sociales insuficientes y promesas sin cumplir de mejorar sus condiciones actuales. Todo lo anterior se aleja de asegurar su estabilidad laboral y el justo salario que prometió la 4T .

A continuación, un recorrido por las principales luchas que han reaccionado al golpeteo constante del gobierno actual, algunos planteamientos para aportar a las conclusiones de las mismas.

Un elemento en común, es que todos estos procesos de organización se dan en el marco de despidos masivos y selectivos (políticos), con espionaje gubernamental a los sectores organizados así como adeudos salariales y ataques a las condiciones de trabajo. Hablamos de #NoVivimosdelAplauso, lxs trabajadorxs de capítulo 3000 del Instituto Nacional de Bellas Artes (INAH) o del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), trabajadorxs de las Fábricas de Artes y Oficios (FAROS) y de los programas culturales comunitarios, como Talleres de Artes y Oficios Comunitarios (TAOC) o promotorxs.

En estas áreas, sectores y programas, lxs trabajadorxs del arte y la cultura han realizado asambleas, protestas y movilizaciones artísticas-políticas, toma de edificios y paro de funciones, buscando soluciones a los conflictos abiertos. Frente a esto, el gobierno se ha visto en la necesidad de abrir “mesas de trabajo” las cuales siguen sin rendir frutos, pues le apuestan a desgastar y dividir a pesar de la precarización laboral y miseria económica a la que exponen a más de un millón de trabajadores que conforman el sector, como fue el caso del reciente proceso de promotorxs culturales, talleristas y beneficiarios de Pilares.

Tienes que leer: La Secretaría de Cultura intenta dividirnos y desviar el descontento->[https://www.laizquierdadiario.mx/La-Secretaria-de-Cultura-intenta-dividirnos-y-desviar-el-descontento]

Movilización y maniobras de la patronal

Desde diciembre del 2019, talleristas, promotores, facilitadores y beneficiarios de distintos programas de la secretaría de cultura han denunciado los despidos y exigido que se reconozcan los derechos laborales del sector, en particular el derecho a la estabilidad laboral y la continuidad del empleo. También denunciaron el abuso de directivos y coordinadores.

La movilización puso a debate la calma que Sheinbawn quiere mostrar, la cerrazón política fue agrietada pues el movimiento les arrancó "mesas de trabajo" con acuerdos que se firmaron y que después el mismo gobierno violó al dejar fuera a personas que habían alzado la voz, entre ellas, mujeres embarazadas y personas de la tercera edad.

El sector de TAOC, FAROS y SECTEI ha seguido movilizándose, lo cual es un elemento que debemos destacar y replicar como lo hicieron el 29 de noviembre y la del 17 del mes de diciembre.

Como medida para contenter el descontento, también se encuentra la destitución de funciones Benjamín González, Director General de Vinculación Cultural Comunitaria.

Para ahondar más ve: Ampliación de horario en PILARES: Sobrecarga de trabajo en un marco de pandemia y precariedad->[https://www.laizquierdadiario.mx/Ampliacion-de-horario-en-PILARES-Sobrecarga-de-trabajo-en-un-marco-de-pandemia-y-precariedad]

Esta ha sido la tendencia del gobierno en sus distintos niveles; los directivos de las diferentes dependencias han tenido una actitud déspota, de desatención siendo ellos los que tienen la capacidad de tomar las decisiones importantes.

Otros directivos abiertamente han mentido cuando aseveran que habrá recontrataciones o que no habrá represalias y vuelven una y otra vez apostarle a la cooptación de las personas que comienzan a ser referentes de cuestionamiento y movilización por izquierda.

Esta “relación” entre promotores, gestoras culturales, trabajadores y altos funcionarios ha dado como fruto una desconfianza creciente en los sectores organizados, al grado tal que han pedido la destitución de la titular de la secretaría de cultura federal, Alejandra Frausto Guerrero, de directivos generales o jefes de unidad. Desde aquí puede entenderse la destitución de Vanessa Bohórquez al frente de la Secretaría de Cultura de la CDMX.

Escalar en esta demanda de destitución no ha sido un planteamiento de la noche a la mañana, fue un planteamiento que surge de la desesperación genuina del sector.

Sin embargo, se ha demostrado que sin afectar las reglas de operación de programas, o las condiciones precarias de simulación en la contratación que no reconocen la relación laboral, las condiciones no cambiarán cualitativamente aunque cambien las cúpulas directivas.

Otro cuestionamiento muy sentido contra la política cultural de la 4T, es el mega proyecto cultural Chapultepec. Comenzando porque es un proyecto que está marcado como prioridad para la administración federal, que mantiene la precarización laboral y que, al igual que en el caso del Parque Cuitláhuac, no consultó a las comunidades afectadas.

Revisa los cuestionamientos de la comunidad artística a este proyecto aquí

En resumen, la prioridad vuelve a ser la ganancia del sector privilegiado, lo que se traduce en ganancia a monopolios del espectáculo y desarrolladoras inmobiliarias que están detrás del mega proyecto.

Los llamados incesantes por incrementar el presupuesto a otras instancias del sector cultural como el INAH, el FONCA, el Instituto Nacional de Bellas ARtes (INBA) o el Centro Nacional de las Artes (CNA), han sido muchísimo; sin embargo el gobierno federal le apuesta a reproducir la parálisis total del aparato cultural, a que la camisa de fuerza sean las condiciones de abandono y hambre a la que les someten.

Toda la situación anterior acentúa de nueva cuenta la desconfianza hacia la política cultural del gobierno federal ¿Es esa la salida que necesita el grueso de trabajadorXs del sector? ¿Qué otros elementos profundizan la desconfianza de los sectores organizados? Lo que hemos observado con detenimiento es el rol de distintas direcciones de cultura de todos los niveles de gobierno cuando se trata de espionaje, despidos selectivos u hostigamiento laboral en los centros de trabajo.

Dicho de otro modo, afirmamos que la política cultural, si viene de la mano con empeorar las condiciones laborales y acentuar la inestabilidad en el empleo, será una política vacía, que cojea de su punto más débil, lo que desnudaría la principal carta de la jefa de gobierno Sheinbaum en cuanto al rubro de cultura.

Otro sector que ha resentido las medidas implementadas por la actual administración es la comunidad de la ENAH y el INAH, que desde hace años la ENAH ha sufrido un abandono presupuestal, lo que les ha orillado a quedarse sin plantilla a veces de docentes, a veces de administrativos.

Para más detalles puedes acudir a: Protesta en el INAH exige más presupuesto para la ENAH y derechos laborales->[https://www.laizquierdadiario.com/Protesta-en-el-INAH-exigen-mas-presupuesto-para-la-ENAH-y-derechos-laborales]

Como parte de las denuncias que han expuesto está la desigualdad salarial, porque mientras el director del INAH Diego Prieto gana 136 mil 745 pesos trabajadores de base ganan menos de 5 mil pesos mensuales.

Unidad e independencia política, la llave del triunfo

A manera de conclusión rescatamos una cuestión sumamente importante y es que tenemos más que claro que no es un desatino gubernamental, cuando la mayoría coincide en la precarización y deterioro laboral que viene padeciendo el grueso del gremio cultural.

Dejamos sobre la mesa que el gobierno en todos sus niveles tiene una manera de disipar y frenar las situaciones de hartazgo que no permiten desplegar los rasgos más combativos de cada batalla.

Conocemos muy bien los métodos del Estado: el desvío y la contención orquestados desde la dirección y la gente afín a la secretaría de cultura no pudieron ser superados por el proceso de organización impulsado por promotores, gestores y facilitadores de los programas sociales.

Sin impulsar asambleas de base del conjunto de trabajadorxs del sector, no podrán sortearselas maniobras de desvío, como vimos con las mesas de trabajo que se implementaron en la Secretaría de Cultural CDMX para disgregar y distraer, y por supuesto, dejar la calle.

Las muestras de hartazgo están latentes a lo largo y ancho del país, existen muchas más luchas que se libran, que se encuentran atomizadas a lo que hay que responder articuladamente, a cada uno de sus ataques, es decir, con una política de unidad en la acción, que sea independiente del gobierno y la derecha, y discutiendo un pliego único de demandas.

La parálisis total del sector cultural a la que se enfrentó el gremio (cierre de museos, teatros, centros culturales y sociales) fue/es una acción gubernamental que podemos usar para encontrarnos, que sea el pretexto perfecto para discutir de conjunto el presupuesto federal y qué proyectos se levantan, a qué intereses responden.

Debemos agrupar las fuerzas para el panorama venidero pues se avista turbulento, apostemos a que nuestras exigencias y acciones políticas se hagan músculo para arrebatar lo que nos merecemos: una vida digna.

Al agruparnos miles de trabajadores del arte y la cultura junto con artistas pondrían más atención al proceso, de estar empantanados y desmoralizados pasaríamos con mucho entusiasmo a la organización permanente.

El problema que enfrentamos es generalizado y claramente no es exclusivo de los artistas, por lo que nuestra propuesta es que el camino que hay que profundizar es el de la unidad y la coordinación.

Contra la división a partir de múltiples formas de contratación, una de las estrategias que el gobierno usa para debilitarnos, nuestra lucha rompe con esa lógica. Levantar el acuerdo de unidad vendría de la mano de no separar a trabajadores independientes y base, nómina 8, de capítulo 3000, temporales o de programa social. ¡Basta de contratos simulados! ¡Exigimos reconocimiento de nuestra relación laboral y basificación para lograr estabilidad en el empleo!

A la par, es crucial que los distintos sindicatos del ámbito del arte y la cultura tomen cartas en el asunto y acompañen estas demandas tan sentidas, apoyen a los despedidos, los paros y las movilizaciones, y luchen en contra de la precarización laboral de forma permanente.

Coordinar las luchas de todos los sectores del arte y la cultura junto a los otros sectores movilizados contra la precarización, contra los recortes presupuestales, puede leerse: maestros, sector salud, trabajadores universitarios de call center, industriales, etc. Al servicio de esto está la Coordinadora por plenos derechos laborales, que agrupa a trabajadorxs estatales y universitarios, y el Movimiento Nacional contra la precarización laboral y los despidos, que agrupan a distintos sectores educativos, de logística y de la industria.

Les invitamos a la asamblea que se llevará a cabo el sábado 5 de febrero a las 18 horas vía Zoom, también están invitadxs a mandarnos su denuncia o alguna noticia a la que podamos darle cobertura y a entablar con nosotrxs diálogo a fin de organizarnos y profundizar este combate.


Facebook Twitter

Erick Reyes

Trabajador estatal

Engels: una vida dedicada a complementar a Marx

Engels: una vida dedicada a complementar a Marx

Subalternos, postcoloniales y el espectro del capital

Subalternos, postcoloniales y el espectro del capital

Marx juega: ¿pensar el videojuego desde el marxismo?

Marx juega: ¿pensar el videojuego desde el marxismo?

La victoria era posible: reflexiones a 86 años del inicio de la Guerra Civil española

La victoria era posible: reflexiones a 86 años del inicio de la Guerra Civil española

Nueva caravana migrante busca llegar a Estados Unidos

Nueva caravana migrante busca llegar a Estados Unidos

Este 8 de octubre: paro internacional de repartidores de apps

Este 8 de octubre: paro internacional de repartidores de apps

 Crónica de la batalla de Nochixtlán en voz de una de sus protagonistas

Crónica de la batalla de Nochixtlán en voz de una de sus protagonistas

Menores migrantes: deportaciones ilegales y discriminación ante pandemia

Menores migrantes: deportaciones ilegales y discriminación ante pandemia