×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

Irene Olano: "No nos resignamos: militamos por construir una gran juventud anticapitalista y revolucionaria"

El pasado sábado 14 de mayo tuvo lugar en Vallecas un gran encuentro estatal de Contracorriente y Pan y Rosas. Más de un centenar de jóvenes nos reunimos para discutir los problemas que atañen a la juventud, las falsas soluciones que nos proponen los gobiernos y un plan de lucha para salir con todo a pelear por una alternativa. El texto siguiente forma parte de la intervención con la que abrimos el encuentro.

Irene Olano

Martes 17 de mayo
Facebook Twitter
Irene Olano: "Militamos por levantar una gran juventud anticapitalista y revolucionaria" - YouTube

Nosotras nos negamos a ponernos a la cola de la falsa alternativa a la extrema derecha que son los gobiernos supuestamente “progresistas”. Más de media legislatura de gobierno de coalición muestran cómo son partidos que aplican la agenda de la derecha, aprobando reformas laborales que consolidan las del PP y PSOE, vendiendo al pueblo saharaui o mandando armas a Ucrania, tal y como se ha mencionado.

No nos vamos a poner a la cola de esta alternativa, como decía: queremos construir una diferente. Una que no se rinda, que quiera ganar. Para eso pensamos que necesitamos organizaciones políticas que estén dispuestas a pelear por esa alternativa.

Contra todas las presiones y el cuento que nos quiere vender este gobierno y sus medios de comunicación, salimos a las calles a decir bien claro que, ante una guerra reaccionaria, la única salida posible es aquella que no se alía ni con el invasor Putin, ni con el ultraderechista Zelensky, el presidente de Ucrania, ni con los gobiernos de la OTAN, una institución que se creó para hacer la guerra. La salida es con el pueblo y la clase trabajadora ucraniana, pero también con la rusa, que está pagando el precio de nuestras sanciones y no Putin.

Por eso salimos el 8M con las banderas del feminismo antiimperialista e internacionalista, también cuando el gobierno nos prohibió manifestarnos en 2021. Porque nos negamos a construir un feminismo sumiso. También marchamos contra la extrema derecha, a la que creemos que debemos combatir en las calles, y no en los ministerios.

Creemos que la alianza debe ser con los trabajadores: de quienes depende realmente el sistema. Por eso apoyamos la huelga histórica de docentes en Catalunya, la lucha del compañero León que pelea por su readmisión en una empresa antisindical, la lucha de las trabajadoras de la cafetería en Somosaguas, con una caja de resistencia para que puedan mantener su huelga y la lucha de los trabajadores de Telepizza en Zaragoza.

Hemos salido a las calles en Madrid exigiendo el fin de la guerra y denunciando el papel de la OTAN, de nuestro gobierno y de Putin, hemos peleado por acabar con la reaccionaria reforma universitaria que nos quiere expulsar de a las trabajadoras y generar un clima de represión, hemos enfrentado la represión en las manifestaciones contra la LGTBfobia y por la libertad de expresión. Nos negamos a vivir en un sistema en el que sigue siendo posible que a alguien lo asesinen al grito de “maricón de mierda” o lo encarcelen por decir que los borbones son unos ladrones (que lo son).

También hemos salido para exigir el fin de la devastación ambiental y diciendo bien alto que la solución no puede venir de las empresas y los gobiernos que nos han metido en este atolladero ecológico, sino de la alianza de la clase trabajadora y los movimientos sociales.

Nos queremos inspirar en la generación U de Estados Unidos: jóvenes que se están organizando en el corazón del capitalismo e imperialismo mundiales en contra de la precariedad y las crisis. Están fundando sindicatos en empresas como Amazon y Starbucks, yendo a la huelga y planteando que son las jóvenes, las migrantes, las mujeres y las personas LGTB las que ocupan posiciones más precarias en el sistema, pero también quienes tienen mayor potencial de luchar para romperlo todo, porque es todo el sistema el que nos oprime y explota.

Creemos que también hay ejemplos históricos de que se puede luchar y se puede ganar. Por eso hacemos las charlas donde recuperamos la teoría marxista, el pensamiento de quienes lucharon por una revolución y creyeron que era posible construir un mundo nuevo. Nosotras no nos vamos a quedar quietas, no creemos que este sistema irracional vaya a caer sin lucha: debemos organizarnos, militar, tomar partido y ponernos a la cabeza de la lucha.

Debemos tomar el futuro en nuestras manos, en todos los centros de estudio, en todas las ciudades, en todos los países. Acabar con este sistema de dominación global y recuperar las banderas del marxismo. Aquellas que levantaron revolucionarios como Trotsky, Lenin o Rosa Luxemburgo cuando se plantaron ante la Primera Guerra Mundial. Debemos trabajar por transformar las crisis, las guerras y la barbarie capitalista en una lucha por el fin de la explotación y la opresión, por una sociedad sin clases ni Estado, como la concibieron estos revolucionarios.

Desde Contracorriente y Pan y Rosas, y también la CRT, el partido en el que algunas militamos y que impulsa estas agrupaciones, creemos que no debemos ceder a la resignación y que se puede y se debe pelear y ganar. Creemos que es posible acabar con el sistema y que lo irracional es pensar que este sistema de mierda puede durar para siempre.

Para ello estamos dispuestas a ser la punta de lanza de las luchas sociales y construir alas revolucionarias en los movimientos, que no se dobleguen a las burocracias que solo pelean por lo suyo, por poner microondas en la universidad, por hacer un feminismo sumiso en el 8M o por no dar las peleas hasta el final en los sindicatos y hacerles el juego a los gobiernos. Por eso luchamos en las asambleas porque haya huelga el 8M aunque los sectores progobierno y de los sindicatos CCOO y UGT nos pongan palos en las ruedas.

El hecho de que hoy seamos tantísimas aquí demuestra que no estamos solas pensando esto, que somos muchas y que seremos muchas más, cada vez más, militando por levantar una gran juventud anticapitalista y revolucionaria. Os queremos invitar a debatir, a compartir y a intervenir propuestas y queremos salir de este encuentro con un gran plan con el que poder afrontar estos objetivos que nos proponemos.


Facebook Twitter

Irene Olano

Madrid

Versailles y la educación sexual: organicémonos para transformarlo todo

Versailles y la educación sexual: organicémonos para transformarlo todo

Cuando las mujeres tomaron el cielo por asalto

Cuando las mujeres tomaron el cielo por asalto

Cánticos machistas en la UCM, esta vez en el campo de rugby

Cánticos machistas en la UCM, esta vez en el campo de rugby

Amplio repudio a las agresiones del Frente Obrero contra compañeras de Pan y Rosas y la CRT en la Universidad Complutense

Amplio repudio a las agresiones del Frente Obrero contra compañeras de Pan y Rosas y la CRT en la Universidad Complutense

Estrategia revolucionaria y perspectiva socialista. Acto de la CRT en Zaragoza el 2/12

Estrategia revolucionaria y perspectiva socialista. Acto de la CRT en Zaragoza el 2/12

Amnistía Internacional pone en duda la garantía de la protesta social ante la reforma por desórdenes públicos

Amnistía Internacional pone en duda la garantía de la protesta social ante la reforma por desórdenes públicos

Fin de año parlamentario: Presupuestos militaristas, impuestos de seda para banca y eléctricas y un endurecimiento del Código penal

Fin de año parlamentario: Presupuestos militaristas, impuestos de seda para banca y eléctricas y un endurecimiento del Código penal

El Gobierno quiere garantizar los beneficios de la banca en la nueva ley de vivienda

El Gobierno quiere garantizar los beneficios de la banca en la nueva ley de vivienda